#ZZYearSix: 30 años de… ABYSS. El secreto del abismo

¡Cumpleañeros saludos, zhéroes!

Por sexto año consecutivo celebramos nuestro aniversario de la única manera que sabemos: reseñando cosas sin parar. 
Como ya viene siendo tradición, a lo largo de esta semana estamos publicando reseñas sobre obras emblemáticas que, al igual que nosotros, cumplen años y que aún no habíamos recogido en nuestro cada vez más voluminoso catálogo.

Pasad, acomodaos en nuestro #ZZYearSix y… ¡que no os lo cuenten!

Título original:
The Abyss
Año: 1989
Director: James Cameron
Guión: James Cameron
Fotografía: Mikael Salomon

Reparto:  Ed Harris, Mary Elizabeth Mastrantonio, Michael Biehn, J.C. Quinn, Jimmie Ray Weeks, John Bedford Lloyd, Todd Graff, Kidd Brewer Jr., Leo Burmester, Adam Nelson, Kimberly Scott, Chris Elliott, George Robert Kirk, Christopher Murphy, Dick Warlock, J. Kenneth Campbell, Ken Jenkins, Michael Beach

Valoración: Asombro submarino

Sinopsis: Un equipo de científicos de una instalación petrolífera es contratado por la marina norteamericana para llevar a cabo la operación de rescate de un submarino nuclear atrapado, en extrañas circunstancias, en el fondo del mar, al borde de una grieta abisal de varios kilómetros de profundidad. 

James Cameron. Vaya personaje, ¿no?. Está claro que, aunque este gran magufo de Hollywood que saca una película casi por década, lleve los ultimos 10 años trabajando en nada más y nada menos que 4 secuelas de sus pitufos azules parece que se nos ha olvidado que en su género siempre ha sido uno de los más grandes. Te gustará su estilo bombástico o no, o el hecho de que básicamente todas sus películas son de una escala absurdamente grande, pero simplemente, es muy bueno en lo que hace. ¿Qué más tengo que añadir a estas alturas del tipo que tiene bajo su rúbrica obras maestras de la acción y que ha dejado una huella más grande que sus propias peliculas en la cultura popular? Pues eso, dejando claro de quién estamos hablando, hoy vengo a contaros un poco la que, probablemente, sea la película menos conocida y más infravalorada del director. 

Amor bajo el mar.

Abbys es quizás el proyecto mas personal del director y es que básicamente en torno a lo que gira su trama es la cosa que más obsesiona a Cameron: la exploración submarina. Pues bien, tras dos hits como Terminator y Aliens, Cameron volvió al cine con una aventura de supervivencia submarina mezclada con elementos de scifi. Abbys cuenta la historia de una central submarina desde la que un grupo de personas son enviadas a una misión donde todo sale mal y en la que tendrán que aprender a convivir los unos con los otros hasta que logren salir de las profundidades del océano. Bien, a toda esa trama con la tensión submarina que conlleva, añádele el enternecedor y misterioso sense of wonder de pelis como Encuentros en la Tercera Fase y tienes una película realmente sólida, tensa, asfixiante e inesperadamente emotiva. Esta.

Cameron una vez mas demuestra lo bien que se le da meter a unos cuantos personajes en una situación que les supera. Y qué personajes más dignos. No, ninguno ha pasado a la historia como uno de los icónicos pero, realmente, son personajes bien escritos y hasta cierto punto memorables, destacando a ese actor de acero que siempre ha sido Ed Harris (la escena en la que el personaje de Lindsay tiene un paro cardíaco y el se aferra a la esperanza de manera casi rídicula es jodidamente desesperante y todo gracias a él) y al que quizás sea el personaje más interesante de la pelicula, Lindsay Brigman a la que da vida una poderosa y carismática Mary Elizabeth Mastrantonio, otra buena prueba de lo bien que se le da a Cameron crear personajes femeninos sólidos.

No es Sarah Connor pero los tiene bien puestos.

La relación de estos dos personajes es de lo mas destacable de la peli ya que no sólo ellos dos tienen una buena química, sino que el camino en el que empieza su relación es muy distinto al que termina. Y sí, son dos divorciados que acaban redescubriendo el amor entre ellos, pero todo fluye de una manera muy natural y por eso, en la que es la escena más angustiosa de la película, cuando Harris se sumerge en lo más profundo del océano mientras va perdiendo sus capacidades cognitivas debido a la exagerada presión, estás literalmente tan agobiado como ellos y sufriéndolo lo más grande gracias al buen trabajo previo en cuanto a establecer la relación de ambos. 

Pero sí, ya paro de hablar de ellos que se que queréis que hable de los bichetes, los monstros, los aliens… Es cierto que esta película tiene elementos de ciencia ficción pero no es puramente lo que la representa. Es decir, los avistamientos que van ocurriendo de los extraterrestres son de una belleza y un sense of wonder tan fuerte que te dan ganas de llorar, pero no es «una peli de aliens» sino de un grupo de personas enfrentadas a esa amenaza misteriosa que supone el océano y eso creo que es lo más le importaba contar a Cameron. Aún así, y aunque sea un poco contradictorio con lo que acabo de decir, la pequeña parte de ciencia ficción que tiene esta película me parece muy necesaria y es que, aunque nunca sabemos por qué ellos estaban ahí abajo, cuáles son sus objetivos, estilo de vida, etc… sabemos que son aliens buenos y eso me parece que la da un toque distinto y original en un género en el que el 80% de las veces que nosotros encontramos vida inteligente en la tierra, o bien nos los queremos cargar nosotros porque el ser humano no sabe actuar ante algo que no entiendo o ellos nos quieren eliminar porque tienen que ser malos, porque no son de aquí. Por lo tanto, aplaudo mucho el hecho de que la parte de ciencia ficción de esta peli sea tan esperanzadora y, sobre todo, luminosa, ya que al fin y al cabo ellos deciden subir a la superficie porque se dan cuenta gracias a los dos tórtolos de la peli que los seres humanos son capaces de la bondad y, mira, eso me parece un mensaje más bonito que todo Interstellar.

Eso del dedo creo que era con E.T.

Abyss es toda una delicia. Un sólido relato de supervivencia mezclada con un poco de ciencia ficción. Es verdad que no es la mejor película de James Cameron ni nada por el estilo (ese título para mi lo ostenta Terminator 2) pero son dos horas y media llenas de tensión, una BSO muy tensa del gran Alan Silvestri, buenas cantidades de sense of wonder de ése que no se te olvida. Ni más ni menos que un director tocando el tema que más le gusta y haciéndonos disfrutar con ello.

Si quieres leer otras reseñas de nuestro #ZZYearSix, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.