#ZZYearSix: 10 años de… MEDAKA BOX, de NisiOisiN y Akira Akatsuki

¡Cumpleañeros saludos, zhéroes!

Por sexto año consecutivo celebramos nuestro aniversario de la única manera que sabemos: reseñando cosas sin parar. 
Como ya viene siendo tradición, a lo largo de esta semana estamos publicando reseñas sobre obras emblemáticas que, al igual que nosotros, cumplen años y que aún no habíamos recogido en nuestro cada vez más voluminoso catálogo.

Pasad, acomodaos en nuestro #ZZYearSix y… ¡que no os lo cuenten!

 

 


Título original
:

Medaka Box (めだかボックス)
Editorial: Shounen Jump
Guionista: NisiOisiN
Artista: Akira Akatsuki
Publicación Japón: May. 2009 – Abr. 2013
Publicación España: Jul. 2012 – Feb.2017  (Ivrea)
Valoración: La perfección no viene sin problemas

 

 

He estado evitando leerme este manga por ciertas sospechas que me dejó el anime, pero vino el #ZZYearSix y, cuando vi el nombre en la lista de los posibles candidatos, lo tomé como una señal para darle una oportunidad. Hoy repasamos el battle shonen del mismo creador que la serie Monogatari, os presento…

MEDAKA BOX
De NisiOisiN y Akira Akatsuki

Medaka Kurokami en su primer año de instituto ha sido elegida como presidenta del consejo estudiantil con una aprobación del cuerpo estudiantil del 98%. Su primera acción como presidenta es instaurar una caja de sugerencias para que los estudiantes den voz a sus quejas y preocupaciones al consejo estudiantil: La Medaka Box. Medaka recluta a su amigo de infancia Zenkichi Hitoyoshi con el que empieza a resolver los problemas que los estudiantes presentan como lidiar con delincuentes, ayudar a una chica a entregar una carta de amor o encontrar mascotas perdidas a la vez que busca rellenar los puestos vacios del consejo estudiantil.

Qué raro ¿no?, claramente dije que este era un manga de peleas al más puro estilo Shounen Jump pero la sinopsis del manga es puro costumbrismo. ¿De dónde surge esta disonancia? Pues no podría provenir de otro sitio si no del personaje titular: Medaka. Hay que primero entender quien es la protagonista para resolver este dilema, puesto que, en pocas palabras, es demasiado perfecta. Es capaz de correr maratones en dos horas, conoce casi todas las artes marciales, tiene una memoria perfecta, es capaz de hacer cálculos extremadamente complejos al vuelo, no posee ni una gramo de orgullo o vergüenza por mostrar su belleza y, la guinda del pastel, Medaka dice haber nacido para ayudar a los demás. Lo único que siente es simpatía por los demás, hacia aquellos que la odian incluidos, hasta el punto de que se vuelve casi un eslogan el que ella diga que «te debió haber pasado algo horrible de joven para que seas así» a los malos. Ella quiere a todas las personas. Es precisamente de esta “perfección” de la que surgen personas que, ya sea por envidia, celos, orgullo o puro odio hacia lo que ella representa, buscan enfrentarse a ella. Casi se siente que el manga quiere centrarse en la vida corriente de Medaka donde se encuentra a gusto ayudando a gente pero los malos malotes arrastran el pincel del autor forzando el género del battle shonen sobre la cabeza de nuestra protagonista.

El mejor dúo cómico «tonto/listo» (googlear ‘Manzai’)

La cuestión ahora es, ¿cómo derrotas a un adversario perfecto? Esta es la pregunta que cada arco argumental abordan los enemigos de la presidenta, cada uno con sus propias respuestas, pero que pueden ser resumidas en intentar demostrar que Medaka es una humana «normal» como el resto de personas y no una diosa o santa como algunos proclaman durante el manga y, por tanto, se puede derrotar. Me gusta mucho este acercamiento tanto a la trama como al desarrollo de la protagonista ya que resulta bastante único y refrescante. Habitualmente en el shonen se nos es presenta al protagonista con flaquezas ya de serie y la historia va de como aceptarlas y superarlas a la vez que van adquiriendo virtudes, lo que genera empatía al lector.

En Medaka Box ocurre todo lo contrario: se nos presenta a un ser de luz completamente benevolente e impoluto de cualquier cosa que se asemeje a un defecto, en esencia una diosa, y, es a través de las tribulaciones por las que pasa que va adquiriendo (o mejor dicho, revelando) imperfecciones que hacen que vaya perdiendo esa aura de divinidad que porta al principio del manga y, a su vez, va consiguiendo una silueta más humana. El manga nos deja bastante claro su mensaje: humano = imperfecto. Un enemigo de la serie primero ha de ganar la victoria ideológica contra Medaka antes de siquiera soñar con ganar la victoria física, en este sentido puede que Medaka Box sea el único manga en donde realmente tiene sentido que el rival de turno esté soltando monólogo tras mónologo al protagonista antes de pelear contra él.

Si es que es un pedazo de pan.

En el apartado artístico he de decir que me resulta impresionante lo singulares que llegan a ser los personajes para el reparto tan grande de ellos que hay, todos rezuman personalidad y hace que sea fácil el encontrarlos interesantes. El manga no se corta un pelo a la hora de demostrar la brutalidad de las escenas de pelea o las tonterías que se trae la comedia. Que esa es otra, apenas me he centrado en humor de la serie o en el cast de personajes por estar ensimismado con Medaka. Sólo mencionar que la comedia del manga es bastante variada, usan todos los recursos habituales en ese aspecto: running gags, dúos cómicos, plot twists Una pena que este aspecto del manga se vea opacado por el género en el que se ha visto arrastrado pero es un trato en el que salimos ganando los lectores.

Medaka Box es un manga con una protagonista inusual e interesante que te sacara de tus esquemas preconcebidos a la hora de entender lo que es un protagonista de un manga de peleas y busca cuestionar que es lo que significa ser «humano». No decepcionó al estrenarse hace una década y no decepciona hoy.

Si quieres leer otras reseñas de nuestro #ZZYearSix, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

RafaAnto

Filthy weeb, gamer y cinefilo que de paso hace Quimica.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.