#ZZYearSeven: 25 años de… LOBEZNO/GAMBITO: VÍCTIMAS, de Jeph Loeb y Tim Sale

¡Cumpleañeros saludos, zhéroes!

Ya van siete años hablándoos de cómics, cine, series, videojuegos, películas, juegos de mesa… y todo lo que nos gusta y apasiona. Pese a lo duro que ha sido este último año (y lo está siendo) para todo el mundo, aquí seguimos unidos cual familia numerosa. Así que tomad asiento y disfrutad de todas las cosas que os tenemos preparadas para vuestro deleite y gozo.

Es momento de reseñar obras, películas o juegos que cumplan años al mismo tiempo que nosotros y que, a la postre, nos han marcado de una forma u otra…

Sed bienvenidos al #ZZYearSeven y ¡que no os lo cuenten!


Título original
:

Wolverine/Gambit: Victims HC
Sello: Marvel Comics
Guionista: Jeph Loeb
Artista: Tim Sale
Coloristas: Gregory Wright, Malibu’s Hues
Contenido: Wolverine/Gambit: Victims #1–4 (Sep. – Dic. 1995)
Publicación USA: Febrero 1997
Publicación España: Noviembre 2018 (Panini)
Valoración:
Por fin he descubierto mi verdadera vocación: meto cuchillo, saco tripas

 

Cuando pensamos en una de las mejores duplas de autores de cómics en los años 90 y principios de los 2000, seguramente se nos vendrán rápidamente a la cabeza Jeph Loeb y Tim Sale. Juntos realizaron Challengers of the Unknown, Batman: Caballero Maldito, El Largo Halloween, Victoria Oscura, Catwoman: Si vas a Roma, la tetralogía de los colores de Marvel (Spiderman: Azul, Daredevil: Amarillo, Hulk: Gris y Capitán América: Blanco) y Superman: Las Cuatro Estaciones. No cabe duda de que son novelas gráficas que todos conocemos y enumeramos de memoria sin ningún problema. Pero siempre nos olvidamos de una que pasó bastante desapercibida y que omitimos a la hora de citar los trabajos de estos dos titanes. Se trata de una de sus primeras colaboraciones, antes de que salieran sus obras más recordadas y prolíficas. Es por ello que hoy vamos a aprovechar el 25º aniversario de su lanzamiento para comentar…

LOBEZNO/GAMBITO: VÍCTIMAS
de Jeph Loeb y Tim Sale

Todos conocemos a Lobezno, uno de los mutantes favoritos de los aficionados gracias a su gran carisma y sus increíbles habilidades. Pero hay que tener en cuenta que en esa época también había una nueva creación que durante esta época arrasó tanto en los tebeos como en la serie de animación de los X-Men, gozando de mucha fama. Sin embargo, pasada la fiebre noventera, cayó en el olvido. Se trata de Gambito, quien lleva años bastante desaparecido. Pese a que apareció en el largometraje de X-Men Origins: Wolverine, interpretado por Taylor Kitsch, y años más tarde se anunció que tendría una película propia protagonizada por Channing Tatum (que fue cancelada), el cajún no ha recuperado su popularidad de antaño. Recordemos que el debut de Remy LeBeau fue en un momento en el que los mutantes vendían a decenas de millares de unidades, tuvo un papel relevante en los grandes eventos de la editorial, como La era de Apocalipsis, y consiguió dar el salto a la televisión. Es por ello que muchos le guardan un gran cariño, puesto que es parte de su infancia y adolescencia.

En esta historia, el joven Remy LeBeau viajará a Londres para intentar resolver un caso similar al de Jack El Destripador, puesto que una serie de mujeres están siendo brutalmente asesinadas en las calles. Las pistas le conducirán a Lobezno, pensando que el canadiense es el culpable de estos brutales crímenes. Sin embargo, Logan no recuerda haber matado a ninguna mujer por lo que ambos buscarán descubrir la verdad de este genocidio, siempre desconfiando de su compañero. Además, es una obra que nos sirve para conocer los deseos más ocultos de estos dos mutantes en la temática amorosa y sus traumas del pasado.

Me falta un gato.

El principal defecto de esta obra radica en los villanos, Arcade y Mente Maestra, y en la resolución que Jeph Loeb realiza al cómic, la cual, pese a no ser mala, sí es decepcionante. De todos modos, el tratamiento que se realiza a los personajes principales, en especial a Gambito y en menor medida a Martinique Jason, la cual debuta en esta colección, es sublime. Veremos cómo la hija del Mente Maestra original irá cambiando la percepción de la realidad para ayudar a Arcade en sus psicópatas planes, pese a que ella en el fondo alberga un gran corazón sembrado de dudas. Se le pueden achacar varios defectos a la narración de Loeb, pero está claro que aquí sabe manejar el toque noir a la perfección, resultando ser un tebeo recomendable para los fans de Lobezno y Gambito. El ritmo es pausado y carente de acción en muchos momentos, pero en ningún momento resulta denso y pesado en su lectura.

En el apartado visual contamos con Tim Sale a los lápices y las tintas y con Gregory Wright al color. Aquí se nota el buen hacer de Sale, un dibujante poco convencional en el género de superhéroes que supone un soplo de aire fresco gracias a su excelente estilo cartoon. Notaremos un espectacular diseño de los personajes, con un Logan perfectamente retratado, y un gran cuidado en los escenarios. El uso de la narrativa gráfica es asombroso al igual que la composición de páginas y viñetas, generando grandes golpes de impacto y que servirán al autor para experimentar. Pese a ser de sus primeras obras, se demuestra fiel a su estilo y buscando el perfeccionamiento de su trabajo. Sin un artista como él, el resultado no hubiera sido tan impactante. En cuanto al color, Wright consigue unas tonalidades oscuras muy acordes a la obra, consiguiéndonos transportar a un entorno lúgubre muy apropiado a la temática de la miniserie.

Lobezno Ben-Hur.

En definitiva, en Lobezno/Gambito: Víctimas nos encontramos con una novela gráfica de 4 números bastante disfrutable. Esta dupla estaba destinada a hacer historia en el mundo del cómic y, pese a los pequeños defectos que tiene, se nota la gran labor que ambos realizan. Una historia adulta, oscura y dura que trata problemas reales, que llega a jugar con el lector y que nos muestran las inquietudes y preocupaciones de estos dos superhéroes. No es perfecta y tiene muchos fallos, pero fue bastante superior a lo que se publicaba ese año en las dos editoriales de superhéroes y nos deja un buen sabor de boca, convirtiéndose en una lectura recomendable y que no debería pasar desapercibida. Entretiene en todo momento, cuenta con personajes carismáticos y con un gran equipo artístico talentoso que por aquel entonces contaba con mucho potencial, como años más tarde se certificó.

Si quieres leer otras reseñas de nuestro #ZZYearSeven, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.