#ZZYearSeven: 10 años de… HORA DE AVENTURAS. ¡Algebraico!

¡Cumpleañeros saludos, zhéroes!

Ya van siete años hablándoos de cómics, cine, series, videojuegos, películas, juegos de mesa… y todo lo que nos gusta y apasiona. Pese a lo duro que ha sido este último año (y lo está siendo) para todo el mundo, aquí seguimos unidos cual familia numerosa. Así que tomad asiento y disfrutad de todas las cosas que os tenemos preparadas para vuestro deleite y gozo.

Es momento de reseñar obras, películas o juegos que cumplan años al mismo tiempo que nosotros y que, a la postre, nos han marcado de una forma u otra…

Sed bienvenidos al #ZZYearSeven y ¡que no os lo cuenten!

Título original: Adventure Time
Fecha 1ª emisión: 5 de Abril, 2010
Cadena: Cartoon Network (Netflix, HBO)
Creadore: Pendleton Ward
Temporadas: 10
Episodios: 283
Género: Aventuras / Fantasía
Valoración: ¡Matemático!

¡Zuzumba, Jake! Sin querer he desempolvado el Enchiridión y me he acordado de cuando me lo gané… ¡perdón! Cuando nos lo merecimos, que me ayudaste mucho ¡qué de puertas tuvimos que atravesar! Pero fue alucinante la merendola final con Machote y los demás. Mucho mejor que ese siniestro coliseo donde, aún sabiendo que era una trampa, nos metimos ¿te acuerdas? ¡Cómo te engañé para vencer al Rey Broncas! ¡JAJAJA! No sabes cuánto echo de menos recorrer el País de Ooo. ¡Nunca llegué a saber cuántas princesas había! Aunque es difícil olvidarse de Chicle ¿recuerdas la de aventuras que vivimos en Chuchelandia? Jamás podremos olvidar esa fiesta de pijamas zombie ¡qué risas y qué de explosiones! Pero aprendimos a guardar un secreto que a día de hoy nadie sabe jijiji.

¡La foto de familia más matemática de la historia!

Seguro que mientras estás leyendo esto Lady Arco Iris se está volviendo loca con Charlie, TV, Kim Kil Whan, Jake Jr. y Viola ¡si es que sois unos padrazos! Ay lo que te costó asumir la paternidad mientras esas criaturillas de colores voladoras no paraban quietas. Fijo que te sentiste más seguro que cuando te confundieron con el Picatripas ¿A que sí? ¡JAJAJA! Tuvimos suerte y todo se aclaró, no como cuando Snorlok pensaba que era un caracol y buscando pareja casi destroza nuestra casa-árbol ¡qué bien nos sentimos cuando descubrió que era una babosa y se aceptó tal y cómo era! Me gusta creer que seguimos el legado de Billy aunque pensándolo bien intentamos no solucionar muchos problemas sin dar mamporros, como nos dijo cuando le conocimos, y acabamos recibiendo más ¡JAJAJA! Pero creo que lo hicimos mejor ¡Fuimos mejores que el héroe más poderoso de Ooo y eso es algebraico!

¿Y el Rey Hielo? ¡No se cansaba nunca de raptar princesas! ¿Te acuerdas cuando nos pidió que le organizáramos una despedida de soltero porque iba a casarse? ¡Vaya trola nos metió! No es mal tipo pero está mal de la chaveta pero eh, admito que muchas de nuestras mejores peleas han sido contra sus rayos de hielo mientras que Gunter intentaba dominar el mundo a sus espaldas, aunque afortunadamente nadie en Ooo llegó a enterarse de eso ¿O se lo contaste tú a la Princesa Chicle? Porque ella acaba sabiéndolo todo como cuando nos convertimos en porta tartas reales y la liamos pardísima yendo por el Desierto Maldito ¡qué mal me salió el plan! ¡JAJAJA! ¿Y cuando juramos lealtad al Rey Majo y resultó, para variar, que era el Rey Hielo sin barba? Ahí aprendimos a no fiarnos de las apariencias ¡Una y no más, Rey Hielo!

Entre princesas anda el juego.

¡Ah! Y espero que recuerdes uno de mis días favoritos ¡Cuando me regalaste el mejor regalo de cumpleaños del mundo! Resolver el misterio de tren fue genial, igual que cuando me ayudaste a superar mi miedo al mar, eso sí ¡nunca te perdonaré que me amarraras a la cama y me metieras en el agua! ¡JAJAJA! Superar retos a tu lado ha sido lo mejor y eso que siempre se torcía algo y acabábamos metidos en alguna pelea, ¿pero no están los héroes para eso? Aunque a veces nos lo buscábamos nosotros solitos como cuando BMO nos advirtió y no le escuchamos y le hicimos pulsar el botón rojo prohibido ¡para convertirnos en personajes de videojuego con polígonos y todo! Suerte que teníamos vidas extra y conseguimos ganar a la Abeja Real y al Conejo Feliz ¡JAJAJA!

Jo, acabo de recordar cuando ese duende tan raro me convirtió en un pie gigante ¡Puag! ¡No podía ni moverme! Se le fue la pinza pero gracias a ti aprendí a ver la parte positiva de todo y a aceptarme a mí mismo con mis aciertos y mis defectos ¡Pero no sabes cómo me alegré al volver a ser un niño normal y la tunda que le dimos! O cuando gracias a tu imaginación convertimos la casa-árbol en la mayor aventura vivida jamás ¡y eso que fuera llovían cuchillos! ¡Espera, espera! ¿Y esa vez que íbamos camino del maratón de helado? Ese duende guardián convertido en sapo nos la coló cuando nos mandó proteger tres vainas y saber cuál era la maligna ¿quién iba a saber que acabarías comiendo helado hasta reventar para salvar una aldea por culpa de unos cerdos bebés? ¡JAJAJA!

¡Que no pare la fiestuqui!

Pero para montaña rusa, Marceline ¿Recuerdas cómo la conocimos? No he pasado más miedo en mi vida y aún me acuerdo el pánico que te daba cuando enseñaba sus colmillos. Suerte que eres amarillo y no rojo si no habrías sido su almuerzo ¡JAJAJA! Luego resultó ser de mis mejores amigas pese a echarnos de nuestra casa ¡Varias veces y por diversión! O cuando me convertí en su esbirro y me engañó para que matara a un duende o nos volvió a engañar al decirnos que nos había convertido en vampiros. Pero para raro, raro cuando su ex novio Ash nos engañó para entrar en su mente y robarle el momento de su ruptura ¡Qué mal lo pasó! Pero ese malnacido se llevó su merecido.

¡Cómo molaba ser un héroe contigo! Sobre todo cuando luchábamos contra el Lich. Recuerdo la primera vez, cuando escapó de la prisión del castillo de Chicle y tuvimos que ir a detenerle ¡Con el guantelete de Billy! Fue tan épico que hasta le eché de menos hasta nuestra segunda pelea, o tercera… o quizá la cuarta ¿pero cuantas veces tuvimos que salvar Ooo de él? Por suerte no tuvimos la molestia de tener al Rey Hielo en medio molestando con casarse con Chicle esa primera vez que escapó ¡qué tío más brasas! ¡JAJAJA! (no haré mención a que destrozamos el mítico guantelete así que, Jake, tú tampoco digas nada jiji).

¿Pero dónde diantres estoy?

La Princesa Bultos y sus amoríos, Trompi y sus tartas, por nuestras versiones femeninas Fionna y Cake, por Susana y los humanos de la ciudad subterránea. Por el caracol que siempre saluda, por los pareados de Ganso Manso y por la tierna tontuna de Don Polvorón. Por todos los chuches de Chuchelandia y los villanos y monstruos derrotados ¡que no son pocos! Pero sobre todo por las lecciones de vida que hemos ido aprendiendo con el paso del tiempo porque recuerda, viejo amigo, que aprender no está reñido con ser los mejores héroes machacabichos de Ooo. ¡JAJAJA!

Tantas aventuras disfrutadas a tope, siempre a tu lado. Aprendiendo del valor de la amistad y de que ser buena persona, aunque es lo que hay que ser, no siempre nos llevaba por el camino fácil pero, ¿quién quiere evitar destruir monstruos, esqueletos malvados o dragones? ¿o zumbar al Rey Hielo? ¡Nadie! Y pese a que he conocido a muchos amigos, tú siempre serás el mejor, el más matemático porque sin ti ninguna hora habría sido de aventuras así que ¡por otros diez años más y nos vemos en las Tierras Lejanas, tío!

Si quieres leer otras reseñas de nuestro #ZZYearSeven, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.