#ZZYearFour: 30 años de… JOJO’S BIZARRE ADVENTURE: BATTLE TENDENCY, de Hirohiko Araki

¡Fantásticos saludos, zhéroes!

Hace unos días nos reunimos las mentes pensantes de Zona Zhero y no sabíamos muy bien cómo celebrar nuestro cuarto aniversario. En un principio habíamos pensado en ir puerta por puerta ofreciendo cava y regalando camisetas de la Zona a todos los que nos visitáis diariamente, pero al final se nos juntaría con el siguiente aniversario y sería volver a empezar otra vez. Luego hemos pensado que mejor lanzábamos al aire un fuego artifical en el que se viera nuestro logo desde cualquier parte de España (Sudamérica queda bastante lejos), pero no nos llegaba ni para comprar un ticket del metro. Cuando ya habíamos perdido la esperanza de qué narices hacer para celebrar con vosotros nuestro cumpleaños, una voz ha resonado por encima del murmullo: “¿Y si hacemos lo mismo que años anteriores?“. El silencio se hizo en toda la habitación y todos miramos al becario asombrados por su ingenio. Así que…

¡Bienvenidos a nuestro cuarto aniversario, zhéroes! Durante esta semana os regalaremos reseñas sobre obras clásicas que también cumplan años como nosotros, como señal de nuestro amor verdadero y puro a todos vosotros. ¡Porque os lo merecéis! ¡Porque sois gente maja, bonica y muy aseada! Pasad y acomodáos en nuestro #ZZYearFour.

 


Título original:

JoJo’s Bizarre Adventure Part 2 Joseph Joestar: His Proud Lineage (ジョジョの奇妙な冒険 第二部 ジョセフ・ジョースター ―その誇り高き血統)

Editorial: Shueisha
Género: Seinen
Mangaka: Hirohiko Araki
Contenido: JoJo no Kimyou na Bouken Vol. 5 – 12
Publicación Japón: Nov. 1987 – Mar. 1989
Publicación España:Sep. 2017 (Ivrea)
Valoración: El carisma hecho manga/10

 

Cuando dejé caer a Joe Runner y Teresa que me gustaría hacer un evento de las dimensiones de #JoJosYear hablando de uno de los mangas más populares y queridos por la comunidad de otacos tenía bastantes dudas. Por ese entonces apenas había empezado a ganar popularidad el nuevo anime y, pese a ser fiel hasta el extremo al material original, me parecía hasta cierto punto una locura empezar a hablar de una obra prácticamente desconocida por el público general en España de más de 30 años. Por suerte la iniciativa fue todo un éxito ya que conté con el inestimable apoyo de nuestro dictador pelirrojo y, gracias a la maravillosa sorpresa que nos dio Ivrea con la edición de esta serie en nuestro país, he conseguido enganchar a varios miembros de la web para que, al menos, le echen un ojo a las aventuras de los descendientes de los Joestars. Y, ahora, como culmen a este año fantástico, toca hablar de la que es para mi el mejor arco de este longevo manga. Toca hablar de…

JOJO’S BIZARRE ADVENTURE: BATTLE TENDENCY
de Hirohiko Araki

Aquí empieza lo serio, aquí empiezan las poses.

Joseph Joestar, nieto del difunto Jonathan Joestar, se traslada junto a su abuela Erina a vivir a Nueva York donde reciben la terrible noticia de la supuesta muerte del amigo familiar, Speedwagon, a manos de un antiguo aliado. El joven Joestar, que goza de un talento innato para utilizar el hamon, jura venganza y llegar hasta el final de este asunto para acabar con la maldición de la más cara de piedra para siempre. Más vampiros, nazis obsesionados con la ciencia de lo oculto, los temibles creadores del infame artefacto… las cosas se tornarán cada vez más extrañas para nuestro protagonista, obligándole a llevar al límite su fuerza, inteligencia y, ante todo, su suerte. 

Tal como relaté en su momento, la primera parte de esta monumental saga era todo lo que se podía esperar de un manga perpetrado en los ’80 pero que, aun así, se empezaban a plantar semillas que acabarían germinando en una de las locuras más disfrutables del panorama. En esta ocasión a Hirohiko Araki ya se le ve la patita desde el principio y, con toda lo que utiliza en la primera parte como base, no tardan en llegar las rocambolescas situaciones, extraños enfrentamientos y desenlaces en peleas que te dejan totalmente incrédulo sobre lo que acabas de ver, siendo la única forma de gozar esto abrazando sin tapujos toda las excentricidades y exageraciones al extremo que envuelven toda la obra. Aquí empieza todo a desmadrarse y de qué manera: pasamos de un terror gótico más o menos clásico a conspiraciones ocultistas nazis, junto misteriosos seres que se remontan a los albores de la raza humana, aportando un toque de horror primigenio al que nos tiene acostumbrado cierto autor de Providence.

Joseph Joestar, maestro del disfraz.

Pero, si tiene algún punto fuerte Battle Tendency, es sin lugar a dudas su protagonista, Joseph Joestar. Además de ser el contraste absoluto al estirado de su abuelo, el bueno de Joseph es el primero de una estirpe de Joestars más desenfadados y gamberros a lo que se ve sumado su ingenio propio y las estrategias al límite de la suspensión de la incredulidad que solo hacen que reforzar su imagen de putoamismo absoluto. Si bien es cierto que, tal como sucede en el resto de partes, la evolución del personaje roza la nulidad más absoluta, derrocha tanto carisma que es imposible no cogerle cariño a alguien que puede pasar tan fácilmente del histrionismo tan marcado del Lex Luthor de Eisenberg a la seriedad y calma más propia de Kenshiro de Hokuto no Ken. En cuanto al resto de personajes, ahí están, un abanico de extravagantes compañeros y enemigos que, en la mayor parte de los casos, su personalidad apenas supera los mínimos exigibles, no siendo más que mera parte del atrezzo. La prueba más palpable de esto último es ver como Joseph, salvo ocasiones muy escasas, es el único que mueve la trama, siendo la función del resto comentar la jugada paso a paso como si de un spokon se tratase.

Aquí Hirohiko Araki al fin encuentra su estilo que, sin alejarse tanto como parece de las desproporciones con las que ya trabajaba en la primera parte, si que presenta diseños más estilizados y deja de lado cualquier tipo de caricatura. No diré que empieza todo aquí: las prendas que llevan la mayoría de los personajes (cuando la llevan) siguen teniendo algo de sentido y la falta de stands no deja al mangaka tanta cancha libre como se ve posteriormente. Tampoco voy a engañar a nadie, pese a centrarse, sigue siendo una bizarrada también en lo visual donde se traspasan los límites de la anatomía ( y no me estoy refiriendo precisamente a la hipertrofia muscular) y la perspectiva dando lugar a encuadres muy locos en que los protagonistas de la acción, de pie, parecen estar paralelos al suelo.

Porque nazis mitad hombre mitad máquina nunca están de más

Visto en retrospectiva es muy probable que Battle Tendency sea la saga menos importante de todas las que ha escrito el autor. La historia es la que menos peso tiene en el futuro y únicamente sirve para atar ciertos cabos sueltos de la anterior parte, el brusco cambio en cuanto a los poderes y formas de encarar las batallas a partir de Stardust Crusaders la deja algo obsoleta y, por mucho que me guste Joseph, los protagonistas posteriores tienen un magnetismo especial innegable. Es duro admitir que la que es tu etapa favorita y con la que más disfrutas es una mera transición dentro de una obra mucho más grande pero no creo que todo esto le reste el valor propio que sin duda posee.

Este año ha sido un poco locura todo. Lo que hace dos o tres era, como poco, una forma segura para llevar a la bancarrota a una editorial, se ha convertido en todo un fenómeno de masas tras más de 30 años desde su creación. Anime nuevo, película live-action, edición española… todos los ingredientes se han juntado para dar lugar a la que pueda ser la segunda juventud más dulce que pueda vivir un producto cultural de estas características y que han dejado todo un #JoJosYear para el recuerdo.

Si quieres acceder al contenido completo de nuestro #ZZYearFour pincha sobre el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.