#ZZYearFive: 30 años de… CINDER AND ASHE, de Gerry Conway y José Luis García-López

¡Bienvenidos seáis todos y todas a nuestro 5º aniversario!

Como viene siendo habitual pretendemos celebrar nuestro cumple, y esta vez por todo lo alto. Para ello os vamos a hablar de obras que cumplen años como nosotros y que se merecen ser parte de esta gran fiesta que se verá redondeada con veinticinco artículos en los próximos cinco días. ¡Todo relacionado con el número de la rima fácil!

Así que poneos cómodos, pillad algo de picar y preparaos para el mejor aluvión de artículos comiqueros y cinéfilos. ¡Allé vamos!

 


Título original
:

Cinder and Ashe TPB
Sello: DC Comics
Guionista: Gerry Conway
Dibujante: José Luis García-López
Colorista: Joe Orlando
Contenido: Cinder and Ashe #1-4 (May. – Ago. 1988)
Publicación USA: Julio 2014
Publicación España: Abril 2008 (Planeta)
Valoración: Otra joya ochentera y van ya… /10

 


Una pareja de detectives privados
tan peculiar como ellos mismos. Ella una chica huérfana criada en las calles de su Saigon natal en plena guerra del Vietnam. Él un soldado veterano de mil guerras en una búsqueda incesante de un lugar al que llamar hogar. Cuando un caso de desaparición empiece a complicarse los terrores de su pasado que creían enterrados empezarán a florecer poniendo en peligro todo lo que habían construido. Ellos son…

CINDER and ASHE
de Gerry Conway y José Luis García-López

Sabéis que no puedo evitar ver esta escena y gritar Tantruuuuum!

Que los ’80 fueron una década mágica para los cómics, casi irrepetible me atrevería a decir, es algo de sobras conocida por todos. Si acaso, en DC fue mucho más especial gracias a ese reboot bestial que fue Crisis en Tierras Infinitas y a esa obra maestra que es Watchmen. Estas dos obras abrieron dos caminos, mientras que la primera supuso un inicio para todos los personajes de la casa el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons exploró nuevos conceptos y tramas más adultas para una industria que parecía condenada a repetir una y otra vez las mismas historias.

Watchmen abrió un camino por el que más tarde pasarían Sandman, Hellblazer, Orquídea Negra y demás obras que acabarían publicándose bajo el sello Vértigo. En el caso que nos atañe hoy bien podría tratarse de un cómic que formara parte de dicho sello, pues estamos ante un cómic adulto, donde la violencia y la tragedia van de la mano durante los cuatro números en los que discurre la obra.

Lo de llevar la gorra de lado saca de quicio a cualquiera.

La historia nos presenta a una pareja de investigadores que ya desde la primera escena se muestran tan audaces como expeditivos y con un código moral a prueba de bombas pese a no ser lo más conveniente para el negocio. Después de esta escena a modo de presentación la acción arranca para ya no detenerse hasta el final del último número, con nuestros investigadores metidos en un caso en el que todo irá de mal en peor, viéndose superados en todo momento por un enemigo que siempre va un paso por delante.

Igual de importante que la trama principal serán los flashbacks de los protagonistas que irán dejando pistas de su pasado primero de manera individual y luego a partir de cuando sus caminos se cruzaron. Pese a que la trama principal tiene todos los ingredientes para mantener nuestro interés, es la parte de su pasado la que contiene los mejores momentos, pues Cinder y Ashe son dos personajes perfectamente construidos, totalmente tridimensionales y con una personalidad compleja que los autores irán desgranando poco a poco. Su pasado también tendrá consecuencias en su presente, pues el villano que siempre va por delante de ellos es un viejo conocido con varias cuentas pendientes.

Lo único bueno del afeitado vietnamita es que es al aire libre.

Gerry Conway, quien ya había trabajado con García-López en la añorada Atari Force, es un guionista cuya carrera está ligada, principalmente, a cierto trepamuros y a un ‘Snap!’ que nos dolió a todos en el alma. Pero Conway es un viejo artesano y su carrera en DC es comparable a su trayectoria en Marvel, llegando a escribir más de 100 números de la Liga de la Justicia y más de 50 de Batman siempre en el período pre-Crisis. En Cinder & Ashe, el guionista neyorquino plantea una historia de género negro combinada con escenas bélicas con un tono duro, áspero, crudo, sin concesiones a la galería y sin rehuir a momentos escabrosos. En las páginas de este cómic asistiremos a más de un asesinato a sangre fría, a una violación mucho más explícita que la de Watchmen y a varias estampas de la violencia sin sentido que se desata en la guerra. El culpable de gran parte de toda esta dureza es un villano de lujo que le da un extra a la historia gracias al sadismo que desprende el bueno de Lacey, personaje capital tanto de la trama principal como de los flashbacks.

José Luis García-López pasa por ser uno de los artistas de referencia para cualquier amante del cómic de súper héroes de DC de los ’80, gracias a que en 1982 recibió el encargo de plasmar los diseños de los personajes en la DC Comics Style Guide que sirvió como referencia para el merchandasing de la empresa y como referente gráfico para la mayoría del resto de autores de la casa. El estilo del dibujante español es reconocible a primera vista gracias a su dominio absoluto de la anatomía, representando siempre grandes figuras perfectamente definidas. Otra característica fundamental de su arte son las expresiones, consiguiendo siempre transmitir cualquier emoción que sientan o padezcan sus personajes. En Cinder and Ashe no solo vuelve a demostrar su enorme talento sino que lo hace en una cantidad exagerada de viñetas por páginas sin dejar por ello de prestar atención a todos los detalles. Resulta increíble apreciar la cantidad de trabajo que hay detrás de cada viñeta por pequeña que sea.

Editores de ZZ hablando con los redactores durante el AniverZZario.

Hacía mucho, demasiado tiempo que no volvía a leer este cómic, supongo que por aquello de que cada mes nos inundan las novedades y las recomendaciones de aquí y allá, pero cuando vi que se cumplían 30 años de su publicación tuve claro que esta era una reseña que tenía que hacer. Me gustaría decir que fue una decisión basada en la reivindicación de una obra que sólo ha tenido una reedición en nuestro país, por lo que es fácil que haya pasado desapercibida para muchos, pero la verdad es que lo único que quería era volver a disfrutar de su lectura.

Después de todo Cinder & Ashe es un cómic adulto, con una historia de ritmo trepidante y plagada de grandes momentos, con unos personajes excelentes y un dibujo de primer nivel.  La única pega que le pondría es que nunca más llegamos a saber nada de estos personajes, aunque supongo que a veces es mejor no volver a saber nada de alguien a quien tuvimos en gran estima, no vaya a ser que la realidad no esté a la altura del recuerdo (que es lo que acostumbra a pasar). Pero eso, amigos, es otra historia…

Y recordad que podéis pasaros por #ZZYearFive para disfrutar de todas las reseñas del aniversario.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.