#ZZYearEight: 60 años de… LOS 4 FANTÁSTICOS, de Stan Lee y Jack Kirby

¡Cumpleañeros saludos, zhéroes!

Por octavo año consecutivo celebramos nuestro aniversario de la única manera que sabemos: reseñando muchas cosas sin parar. 
Como ya viene siendo tradición, a lo largo de esta semana iremos publicando artículos sobre obras míticas que, al igual que nosotros, cumplen años y que aún no habíamos recogido en nuestro cada vez más interesante catálogo de reseñas.

Bienvenidos al #ZZYearEight y… ¡que no os lo cuenten!

 

Título Original:
Fantastic Four. Omnibus, Vol. 1 HC
Sello: Marvel Comics
Guionista: Stan Lee
Artista: Jack Kirby
Coloristas:
Michael Kelleher & Keññustration, Wesley Wong

Contenido:
Fantastic Four #1-30, Fantastic Four Annual 1 (Ago. 1961- Sep. 1964)

Publicación USAJunio 2005
Publicación España: Junio 2016 (Panini)
Valoración: Ya me gustaría a mí llegar así a los 60


Reed Richards, afamado científico, Sue Storm su prometida, Johnny un adolescente díscolo hermano de ésta y el experto piloto Ben Grimm, viejo amigo del primero, se embarcan en un vuelo espacial experimental que tendrá sorprendentes consecuencias. De regreso a la Tierra experimentarán cambios en sus cuerpos que les otorgan sorprendentes poderes. Ahora son Míster Fantástico, la Chica Invisible, La Antorcha Humana y La Cosa pero el mundo los conocerá como…

LOS 4 FANTÁSTICOS
de Stan Lee y Jack Kirby

Para aquellos que vivís alejados de las Redes Sociales, que me consta que hay más de uno, vendría bien contextualizar un poco lo que significó para mí conocer estos cómics durante mi infancia. Gracias a las ediciones de Pocket de Ases de Bruguera, tan vulgares en su forma (tamaño minúsculo, viñetas retocadas, textos recortados hasta el extremo) como alucinantes en su contenido (los primeros números de esta colección por primera vez a todo color) pude conocer las historias primogénitas de unos personajes que ya había disfrutado en ediciones más nuevas pero de contenido más moderno. Leer esas primeras aventuras, aunque fuera de forma tan peculiar, despertaron un amor incondicional hacia esos personajes, esas aventuras y esos autores que, como podéis apreciar, sigue tan vigente hoy en día como antaño. Tanto es así que con la adquisición de los Omnigolds de esta etapa, una edición a años luz de la que me sirvió para conocerla, empecé a leerla de nuevo para disfrutar como se merece de unos tebeos que, sin exagerar un ápice, revolucionaron el mundo de los cómics de una manera tan sustancial que todavía a día de hoy se sigue bebiendo de ese manantial creativo.

60 años es un tiempo más que suficiente para poder reflexionar acerca de la importancia de un suceso y, si hay un punto de inflexión para los cómics de súper héroes en general y los de Marvel en particular, no es otro que la aparición en agosto de 1961 del primer ejemplar de la cabecera titulada Fantastic Four. Los detalles de la intrahistoria de este cómic nos revelan como Stan Lee por aquel entonces Director Editorial de la compañía recibió el encargo de escribir una serie que siguiera la estela de los cómics de la Distinguida Competencia en la que se reunían varios héroes de estrafalarios poderes y vistosos trajes que tanto éxito estaban empezando a cosechar. Cansado de este sistema de copiar lo que funcionaba en otras editoriales y animado por su esposa a probar algo distinto antes de dejar el negocio de los cómics, Stan, acompañado  a los lápices de Jack Kirby, un viejo conocido con más de 20 años de experiencia en el tablero de dibujo, se propuso crear algo distinto a lo visto hasta el momento. Y vaya si lo consiguieron…

El disfraz de exhibicionista ideal para no llamar la atención.

Como digo, los autores quisieron crear algo distinto a lo visto hasta el momento y pensaron, con gran acierto, que la mejor manera era poner el foco en los personajes y no en su envoltorio. Sí, estos héroes tenían grandes poderes que los hacían diferentes al resto de mortales pero, por encima de todo, eran personas reales, que vivían en un mundo real y que hacían cosas de personas reales. Todos ellos tenían su carácter bien definido, con una personalidad marcada y una actitud tan distinta como propia que, a menudo, les hacía pasar más tiempo discutiendo entre ellos del que pasaban viviendo aventuras increíbles. Por si fuera poco entre ellos existía un vínculo familiar directo, Sue y Johnny son hermanos, como indirecto, Reed y Sue eran pareja y Ben era el mejor amigo desde la Universidad de Reed. Y como sucede en todas las familias las desavenencias estaban a la orden del día.

Pero Los 4 Fantásticos era también un cómic de súper héroes y en este primer ejemplar asistiremos a su origen, muy hijo de su época, en el que se presentaban como los primeros humanos en viajar al espacio, un reflejo de la carrera espacial que se vivía en ese momento, y que debido a un accidente producido por la irradiación de los Rayos Cósmicos conseguían extraordinarios poderes. Reed podía moldear su cuerpo a su antojo, algo que los autores supieron exprimir con mucha imaginación, Sue podía volver su cuerpo invisible a voluntad siendo más adelante cuando aprendería a crear campos de fuerza o volver invisibles objetos y personas, Johnny convertía su cuerpo en fuego lo que le permitía volar y lanzar llamaradas y Ben, el preferido de muchos, vio como su cuerpo se transformaba de manera permanente en una masa rocosa de color naranja que le otorgaba súper fuerza e invulnerabilidad.

Johnny Storm, el adolescente más hot de Marvel.

La primera aventura de estos peculiares héroes empezaba con la llamada de Mister Fantástico a sus compañeros mediante una bengala que podía verse en toda la ciudad. Así mientras acuden a la llamada de su intrépido líder, asistiremos tanto a la presentación de los personajes como de sus poderes, con lo que el lector ya podía hacerse una idea de quiénes eran y qué podían hacer. De nuevo tan importante era cómo usaban sus poderes para acudir a la reunión lo antes posible como su comportamiento cuando lo hacían, destacando por encima de todos el sarcasmo y el poco tacto de La Cosa . Una vez reunidos se pasaba a narrar a modo de flashback su origen y como después de descubrir sus poderes hicieron el juramento de usar estos dones para luchar por el bien de la humanidad.

Volviendo al presente su primera misión los llevará a investigar la aparición de unos cráteres en diferentes puntos del planeta que engullían centrales nucleares (sí, las referencias a la Era Atómica también estaban a la orden del día). Reed averigua que el epicentro de estos seísmos se haya en la llamada Isla de los Monstruos. Hasta ahí que se dirigen nuestros héroes solo para descubrir que el lugar hace honor a su nombre y no soóo la habitan monstruos terroríficos, otro clásico de los cómics hasta entonces, sino que sobre ellos manda un hombre que se hace llamar El Hombre Topo y cuyo origen también se relata en estas páginas. Ni que decir tiene que Los 4F logran derrotar al Hombre Topo y su plan de hacerse con el control del mundo de la superficie.

Estamos sin duda ante un comic de muchos quilates.

En apenas 25 páginas se habían presentado cuatro personajes nuevos con sus poderes y sus personalidades, unos personajes que a día de hoy, 60 años después, son más conocidos que nunca (y espera que lleguen al MCU). Personajes que han vivido mil aventuras, mil y una desventuras, abandonos,  muertes, bodas y separaciones pero cuyas raíces siguen siendo las mismas que entonces y siguen siendo la Primera Familia. Y  pocas cosas hay mejores que la familia, pero eso amigos, es otra historia…

Si quieres leer otras reseñas de nuestro #ZZYearEight, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.