#ZZYearEight: 10 años de… SUPERPATATA, de Artur Laperla

¡Cumpleañeros saludos, zhéroes!

Por octavo año consecutivo celebramos nuestro aniversario de la única manera que sabemos: reseñando muchas cosas sin parar. 
Como ya viene siendo tradición, a lo largo de esta semana iremos publicando artículos sobre obras míticas que, al igual que nosotros, cumplen años y que aún no habíamos recogido en nuestro cada vez más interesante catálogo de reseñas.

Bienvenidos al #ZZYearEight y… ¡que no os lo cuenten!

 

 

Título original:
Superpatata. El origen de Superpatata
Sello: Bang Ediciones
Artista: Artur Laperla
Publicación España: Noviembre 2011
Valoración: Ojo cuidao, que no es un tubérculo del montón

 

 

Fue en el mes de noviembre de 2011 cuando el mundo asistió al nacimiento de un nuevo héroe en las páginas de los tebeos. Bueno, utilizar la expresión “el mundo asistió” a lo mejor os puede sonar un poco excesiva y pretenciosa, pero ya me entendéis. No fue en prensa, ni en un comic book, ni en una historieta corta, sino en formato libro, en tapa blanda y con los cantos romos. Quizá en aquel momento no éramos conscientes de la trascendencia de ese nuevo personaje con superpoderes, del cariño que sus acérrimos seguidores le tomarían o de que en tan solo 10 años se convertiría en una de las piezas fundamentales del resurgimiento del cómic infantil y juvenil en nuestro país y que contribuiría notablemente a engrosar la cantera de lectores de viñetas. Para muchos lectores de tebeos, la primera aparición de este superhéroe hace una década pudo pasar desapercibida por no tratarse del público objetivo. Pero lo cierto es que es irrefutable que, número tras número, se ha ido consolidando como una de las lecturas preferidas por pequeños lectores que se acercan a las viñetas y convirtiendo en un superhéroe reconocido y reconocible no solo para sus fans, sino también para progenitores, familiares o amigos con niños en su entorno. E, incluso, para lectores adultos habituales de tebeos que han ido viendo como en esa sección destinada al público infantil y juvenil de las librerías especializadas en tebeos o de las generalistas destaca una capa que, desde entonces y hasta el día de hoy, no ha dejado de ondear entre sus baldas. Esa capa es la que porta…

SUPERPATATA: EL ORIGEN DE SUPERPATATA
de Artur Laperla

Eran otros tiempos. Entonces aún no proliferaban las líneas o sellos orientadas al público infanto-juvenil dentro de las editoriales de tebeos consolidadas, ni las editoriales literarias con publicaciones para las franjas de edad más jóvenes se habían lanzado masivamente a probar eso de la “novela gráfica” para niños y adolescentes. Como muy bien expone Tebeosfera en su informe sobre la Industria del Cómic en España en 2018, “la edición de historieta infantil” venía “observando un comportamiento errático desde que se inició el siglo XXI”. Bang ediciones una editorial franco-española de cómic de autor surgida en 2004, decidió en 2008 sacar al mercado la línea Mamut, de producción propia y específicamente para niños, y que muy acertadamente segmentaron en colecciones en función de la edad: Mamut +3 (para los que aún no saben leer, cómics mudos), Mamut +6 (para los que empiezan a leer, con textos sencillos), Mamut +9 (para lectores consolidados) y Mamut+12. Con ello crearon el que puede considerarse el sello buque insignia de cómic infantil de nuestro país y en el surgió el que probablemente sea el título más emblemático del tebeo infantil patrio contemporáneo, del que se han vendido varias decenas de miles de ejemplares, ha sido publicado en varios países y que no es otro que el que protagoniza este texto.

Precisamente en esa línea Mamut +6 de la que se habla unas líneas más arriba y tres años más tarde de su aparición, se publicaría el primer título de Superpata El origen de Superpatata, de Artur Laperla, donde presenciamos el nacimiento del protagonista y en cuyas páginas se sientan las bases para el desarrollo de la serie en que devendría. Partiendo de una premisa sencilla, se despliega de forma muy efectiva un interesante y rico universo que combina el mundo real y la ciencia ficción en el que un tubérculo se encarga de impartir justicia entre quienes se atreven a alterar el orden establecido. Y es que Superpatata no siempre fue Superpatata. Él era SuperMax, un héroe bien parecido y con un pelazo que era la envidia de medio planeta. Pero un aciago día el Doctor Malévolo, uno de sus múltiples enemigos (cuando te dedicas a hacer el bien, además de multiplicar tu número de seguidores, tu cuenta de némesis se engrosa considerablemente) le convierte en patata al igual que a otros habitantes de la ciudad en la que residen al activar su último invento. La ciencia es algo maravilloso que posibilita el avance de la sociedad (lo saben bien en el Centro de Investigaciones Ultraavanzadas Córtex) pero que también ayuda bastante a la hora de planificar fechorías, tal y como queda demostrado con ese rayo patatizador del citado Doctor Malévolo. El mal no descansa y SuperMax, una vez que ya se ha aceptado a sí mismo en su nueva identidad como Superpatata, habrá de hacer frente a los distintos desafíos y a las diferentes amenazas que se sucederán en forma de nuevos títulos: el espacio exterior, nuevos superpoderes, los viajes en el tiempo, los caprichos de niñas malcriadas y archimultimillonarias o las artimañas de Malicia la Maligna o del Profesor Tornillo.

¡Yo era un gran tío…

El artífice del nacimiento y del éxito de Superpatata es Artur Laperla, aunque en su carné de identidad ponga Artur Díaz Martínez (Barcelona, 1975). Este historietista, guionista e ilustrador al que medios de nuestro país califican con toda la razón del mundo como “uno de los referentes españoles en el mundo del cómic, sobre todo el infantil”, ha trabajado para editoriales como Teide, SM, Edebé, Edelvives, Salvat o Larousse desarrollando diversos encargos (libros ilustrados infantiles, libros de texto o libros digitales). En lo que a viñetas se refiere y centrándonos en su labor dentro de nuestras fronteras (pues también ha publicado en el mercado francés), es el responsable de las series infantiles 4 cobayas mutantes (Harper) o Félix y Calcita (Beascoa), pero también de otros títulos que poco tienen que ver con lo que plantea en esos infantiles y que están destinados a un público diferente: desde ese artefacto lúdico-terrorífico que es Maldita casa encantada (Sapristi, 2019) hasta el futbolero de tintes de crítica social y relaciones familiares Una pequeña mentira, que realizó junto a Mario Torrecilla (Astiberri, 2019), pasando por ese tono picarón, inocente y erótico-festivo de *suspirito* Melvin *suspirito* (Bang ediciones). Polifacético y efectivo en sus creaciones: así es Artur Laperla.

Así, sirviéndose de los mimbres del género superheroico, trabajando la comicidad a diferentes niveles, adaptando personajes y narrativa atendiendo a gustos y desarrollo cognitivo de la edad de los lectores implícitos y planificando tramas consistentes desde la aventura y el entretenimiento, con un ritmo ágil y protagonistas y secundarios atractivos, entrañables y carismáticos que evolucionan desde los estereotipos de género, Laperla da un giro de tuerca a la amplia mitología desplegada por los superhéroes durante décadas confeccionando un excelente producto a medida del público infantil. Personalmente me quedo con dos aspectos que considero que confieren a Superpatata el calificativo de obra redonda. Uno de ellos es que el factor sorprendente siempre está presente. El segundo, la voz de un narrador omnisciente en off que va acompañando a los niños en su lectura. Y es que no sólo va poniendo en antecedentes o dispensando información relevante a la narración, sino que además va comentando lo que sucede con los lectores y añadiendo chascarrillos de su propia cosecha, como quien mantienen una muy distendida y animada charla. Laperla introduce a los más pequeños en el lenguaje del medio a lo largo de toda la narración, dando buena muestra de su conocimiento y de tener muy claro en todo momento a quién se está dirigiendo. Sus composiciones de página y viñeta, aparentemente sencillas pero muy estudiadas, y su trazo simple comandan un extraordinario despliegue de elementos que potencian la significación y suman al tono humorístico, de aventura y entretenimiento del relato: onomatopeyas, formato de bocadillos, tratamiento del color…

… y ahora soy una patata!

Son diez los títulos que actualmente conforman las aventuras de este superhéroe tan original: El origen de Superpatata (2011), Zort III, el rey extraterrestre (2012), El mini-portal temporal (2014), La venganza de Malicia la Maligna (2014), Los robots del profesor Tornillo (2015), Supersuperpatata (2016), La revancha del doctor Malévolo (2017), Los peligrosos caprichos de Augusta Ricachón. Parte 1 (2018), Los peligrosos caprichos de Augusta Ricachón. Parte 2 (2019) y Viaje a la Edad Media (2020). Pueden leerse de forma independiente, aunque siempre es recomendable atacarlos desde el inicio y siguiendo el orden para apreciar la historia en todo su magnitud. Además de en castellano, las historietas de Superpatata se encuentran en catalán, gallego, euskera y francés, pues han sido editadas en estos idiomas por la propia Bang ediciones, y también en inglés ya que el cómic fue licenciado por el sello estadounidense Graphic Universe integrado en Lener como SuperPotato.

Si en el anterior aniverZZario hablaba de un título imprescindible en el renacer del tebeo infantil y juvenil en la segunda década del siglo XXI, en este me apetecía traer el que es probablemente el equivalente patrio. Superpatata es algo más que un título de éxito, mucho más que una de las series indispensables en cualquier colección privada o pública de tebeos para los más pequeños. Es un artefacto de entretenimiento capaz de proporcionar buenos ratos a quien se asome a sus viñetas, es diversión y aventuras en una reinterpretación del género de capa y mallas, es un potenciador e incentivador del placer por la lectura. Es un producto del que sentirnos orgullosos como industria que lo ha generado. Es, sin ninguna duda, uno de mis superhéroes favoritos. Y probablemente también el vuestro una vez que lo descubráis.

Si quieres leer otras reseñas de nuestro #ZZYearEight, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.