#ZZMutante: X-MEN, el comienzo de todo.

Con motivo del estreno de X-Men: Días del Futuro Pasado, aquí en Zona Zhero continuamos nuestro particular repaso-homenaje a la trayectoria cinematográfica de de los X-Men, la Patrulla X, los Hijos del Átomo. Durante esta serie de artículos, daremos un repaso a las distintas películas del grupo, y a los cómics que las inspiraron respectivamente.

xme-logo

X-MEN
La película

x-men-522c557674d39

Título original:
X-Men
Año: 2000
Director: Bryan Singer
Guión: David Hayter (Historia: Tom DeSanto, Bryan Singer. Cómic: Stan Lee)
Fotografía: Newton Thomas Sigel

Reparto: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Ian McKellen, Anna Paquin, Halle Berry, Famke Janssen, Bruce Davison, James Marsden, Rebecca Romijn-Stamos, Tyler Mane, Ray Park, Sumela Kay, Shawn Ashmore, Katrina Florece, Alex Burton, Shawn Roberts, Stan Lee.
Valoración: No es mala, pero no es la mejor / 10

Sinopsis: En un futuro cercano, la humanidad comienza a ver aparecer una nueva raza; los mutantes. Dotados de extraños y variados poderes, están agrupados en dos bandos: los que abogan por la integración y el entendimiento con la humanidad, encabezados por el doctor Charles Xavier, y los que buscan el enfrentamiento con una raza que consideran inferior y que les odia, dirigidos por Magnus, alias Magneto, un peligroso mutante con extraordinarios poderes.

Año 2000. Comenzaba el siglo XXI, y con la llegada de esta película (obviando Blade, que pese a ser un personaje de Marvel, ni era conocido fuera de las viñetas ni fue vendido como un superhéroe) empezó la era de las películas de superhéroes. Y no sólo de las películas de superhéroes, si no de los personajes de Marvel en el cine en general. El éxito de esta producción, que dentro de su modestia conjugaba un reparto variopinto y muy profesional, combinado con la presencia de un director muy solvente que, pese a no ser un lector de comics, se molestó en acercarse al material original (quedando encantado, por cierto), sumado al posterior pelotazo del primer film de Spider-Man de Sam Raimi, dio comienzo a una vorágine de adaptaciones que en su mayoría no terminaron de acertar hasta la llegada de la primera película de cierto Vengador con armadura… pero eso es otra historia.

La que sería la primera entrega de una trilogía y el despegue de todo un universo (y franquicia) cinematográfico, llegó a los cines con la resaca de producciones como Batman & Robin y el temor de que la gente le hubiera dado la espalda a las adaptaciones de superhéroes de cómic a la gran pantalla. Por no mencionar los sucesivos tropiezos que sufrió el proyecto a lo largo de los 90, cuando incluso estuvo a punto de ser realizado por James Cameron.

Tormenta, Lobezno, Jean Grey y Cíclope.

Sin embargo, la mezcla y las proporciones de sus elementos funcionaron estupendamente, haciendo que una película que había costado setenta y cinco millones de dólares recaudara trescientos, y consiguiendo además unas críticas generalmente favorables. Un guión sobrio pero consciente de que es una película de superhéroes (se nota que David Hayter sabe de buenas historias, que por algo es la voz de Solid Snake), personajes con motivaciones definidas, escenas de acción logradas muy dentro de los límites impuestos por el presupuesto y los medios disponibles, un cásting en algún caso desacertado pero en general eficaz y bien dirigido, una actualización y traslación a “nuestro mundo” de lo que se llevaba viendo cuarenta años en las viñetas…

Oh, sí, la comparación viñetas/película. Sí, en esta serie de especiales estamos comparando las películas con los cómics en los que se ha basado. Tranquilos esto, no será una pataleta porque Lobezno acabase siendo interpretado por ese mastodonte que es Hugh Jackman.xme-logo

X-MEN
Las fuentes

Como he mencionado antes, Bryan Singer no era aficionado a los cómics de superhéroes antes de rodar esta película. Fue leer la imprescindible Dios ama, el Hombre mata y quedar prendado de los personajes, de lo que representaban, y de cómo funcionaba la dinámica entre ellos. La metáfora sobre el rechazo que sufren los homosexuales y el racismo que tanto explotó Chris Claremont está más que presente en la cinta, mostrándose la adolescencia asociada al desarrollo y manifestación de los poderes mutantes de manera metafórica.

x-men-2000_prof-x-magneto

“Charles, no hagas trampa, que el malo soy yo.”

Sin embargo, esta película reinventa más que adapta. Los X-Men de Singer no se basan en una historia concreta de los X-Men del cómic, se basan en el mismo concepto, de tal forma que el director juega con él a su antojo siendo igualmente respetuoso con las normas con las que se han regido durante décadas las vivencias de estos personajes, contando una historia propia con los elementos de los que dispone.

  • La Escuela para Jóvenes Talentos de las viñetas queda convertida literalmente en una academia para multitud de niños prodigio (cosa de la que Grant Morrison sacó oro durante su estancia en New X-Men, de tal forma que la propia película provocó cambios en el comic).
  • Cíclope, Tormenta y Jean Grey son los alumnos más experimentados de Xavier, siendo Cíclope y Jean dos de sus primeros alumnos en los comics, con Tormenta como parte de la generación posterior, y además son profesores de la escuela. 
  • Pícara mezcla su papel de chica desorientada y perdida en la vida que tenía cuando en el cómic dejó la Hermandad de Mutantes Malignos, con el de sidekick de Lobezno que tuvieron Kitty Pryde y Júbilo (ambas con cameo incluido en la cinta).
  • Sapo, Dientes de Sable y Mística, esbirros de Magneto en la película, son todos villanos clásicos y habituales de la Patrulla-X.
  • Magneto y Xavier quedan convertidos acertadamente en unos sosías Martin Luther King y Malcom X.
  • Lobezno roba el protagonismo al resto siempre que puede (convirtiéndose paulatinamente en el protagonista de la saga, cosa que iremos viendo) y se intuyen cosas de su pasado misterioso y su enemistad previa con Dientes de Sable.

 Sí, Cíclope es un calzonazos con cero carisma, Tormenta queda reducida a dos frases y un relámpago, Lobezno chupa DEMASIADA CÁMARA pese a que esto debería ser una película coral… Pero la balanza se inclina en favor de los aciertos de la película para con los personajes y la forma en que los usa el guión.

En definitiva, esta primera entrega de la saga tiene todo lo básico que debe tener una historia de los X-Men, a la vez que remoza eficazmente conceptos y elementos estéticos de las viñetas para que luzcan con personalidad propia en pantalla grande pese a las limitaciones presupuestarias y técnicas. No, no hay lycra amarilla, pero tampoco hubiera hecho mejor la película.

Y recordad: podréis encontrar las siguientes (y anteriores) entradas de este especial mediante el hashtag #ZZMutante.
¡Estad alerta!

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. David dice:

    Como bien dices, esta película tiene sus luces y sus sombras pero los aciertos son más que los fallos y poder ver a mis súper héroes favoritos en la gran pantalla no tiene precio.

  2. Si lugar a dudas puso un buen sabor de boca la resaca mala de batman y robin. Un pionero que abrio el camino para dejar paso a todo lo que vino…

  1. 1 Julio, 2014

    […] CINE/CÓMIC ] X-Men  (Bryan Singer, 2000), por Juanan Brundle. [ CINE/CÓMIC ] X-Men 2  (Bryan Singer, 2003), por […]

Deja un comentario, zhéroe