#ZonaSimio MARVEL APES, el Universo Marvel más mono

¡Potásicos saludos, Zhéroes!

Ya estamos casi a punto de finalizar esta semana relacionada a los primates y no podía terminar sin una reseña mía. Antes de comenzar, me gustaría agradecer a todos mis compañeros el esfuerzo e insto a que le echéis un vistazo a todo lo que han hecho en la #ZonaSimio.

Dicho esto, es hora de los chimpancés, los gorilas, los orangutanes y ¿los superhéroes? Bienvenidos a un mundo bastante mono dónde nada es lo que parece. Bienvenidos a…

MARVEL APES
de Karl Kesel y Ramon Bachs


Título original:
Marvel Apes TPB
Sello: Marvel Comics
Guionista: Karl Kesel (y Tom Peyer)
Artista: Ramon Bachs (y Karl Kesel)
Colorista: Javier Mena Guerrero (y Chris Sotomayor)
Contenido: Marvel Apes #1-4
(Sep. – Oct. 2008)
Public. USA: Abril 2009
Public. España: Octubre 2009 (Panini)
Valoración: 8/10

Quizás muchos de vosotros no sepáis quién es el Gibón. El personaje fue creado en los 70 por Stan Lee y John Romita Sr, en las páginas de nuestro amistoso vecino arácnido. Sobra decir que nunca pasó de un segundo (o mejor dicho, tercer) plano en el universo Marvel. Pues bien, ÉL es nuestro protagonista en esta historia.

Marty Blank (que así es como se llama el personaje) está harto de ser un fracasado en la vida. Spider-Man nunca lo aceptó como sidekick, fue un pésimo villano, su novia le dejó y, para más inri, terminó transformándose en un gibón antropomórfico con el paso del tiempo (al principio sólo era un disfraz). Tal es la desesperación de Marty que cede su cuerpo para experimentos con superhumanos.

El don de gentes de Hulk aumenta considerablemente en su forma de simio… Ahem…

En esos experimentos con la doctora Fiona Fitzhugh, Marty es atravesado por el rayo de un portal y ambos son absorbidos por él. Cuando consiguen recomponerse por el “viaje”, se dan cuenta de que están en una ciudad muy parecida a la suya, pero llena de árboles, enredaderas y plantas. Y lo más extraño de todo, ¡está llena de simios vestidos y que hablan!

Por una vez en su vida, Marty se encuentra en su salsa, pero Fiona debe taparse para no descubrir su aspecto físico. Al poco tiempo de estar allí, Marty ayuda a los superhéroes de la zona a controlar al doctor Ooktopus. Pronto se gana la simpatía de dos personajes bastante atípicos en nuestro mundo: Speedball, que había empezado la guerra civil en la Tierra del Gibón y que aquí es un gran héroe; y X-Simio, que es un chimpancé que, al ponerse una máscara de lucha libre encantada, se convierte en un gorila gigante con superpoderes (Ése ni existe. Todavía…).

Marty enseguida entra en el círculo interno del Capi y es invitado al juicio privado al doc Ook. Tras ver cómo la alineación original de los Invasores apalizan y matan brutalmente a Ooktopus, Marty hace todo lo posible por escapar. Mientras tanto, Fiona y el babuíno Reed Richards están intentando crear un portal hacia la Tierra de Marty y la doctora Fitzhugh. Pero ahora que Marty sabe tanto, el Capitán América no lo pondrá nada fácil…

Aquí vemos en acción a los dos héroes más importantes de este cómic: Speedball y X-Simio.

Debo decir que me he dejado varias sorpresas y de las gordas, para que las descubráis leyendo la obra. Realmente todo esto ocurre en el primer número, así que podéis haceros una idea de la cantidad de aventuras, guiños, traiciones y momentazos que quedan por descubrir. El trabajo de Kesel creando una ambientación cómica, pero que termina en una historia tan rocambolesca, hace que te enganches desde el principio. Ya he dicho que nada es lo que parece. Además, crea una profundidad increíble en la personalidad de los personajes, y no nos olvidemos del dibujo a cargo de Bachs que se adapta perfectamente a lo que el guión le pide.

Sin embargo, sería injusto olvidarnos de la mini-historia del final del tomo. Esta vez Kesel está en el dibujo, Tom Peyer en el guión y Chris Sotomayor en el color. Nos encontramos ante una historia hilarante contada por el Vigilante simiesco (éste todavía está vivo, no como otros…) Toques absurdos y de humor por doquier hacen de este “epílogo” las delicias de todos. Creedme cuando os digo que os vais a reír.

El humor está asegurado con este Vigilante.

Y poco más que añadir. Es un cómic del que siempre había leído y oído cosas, pero que nunca me había animado a leer. Craso error. Es un cómic necesario para todo marvelita y muy recomendable para cualquier deceíta (obviamente, totalmente recomendado para el resto de lectores más indies). Además, está en un tomo que hace bonito en cualquier biblioteca personal o estantería de tu casa.

*     *     *

Me voy a hacer el mono a otra parte. Si mi ordenador no se vuelve a estropear, me veréis en breve por aquí. Supuestamente. Se supone. En teoría…

¡Nos vemos en la #ZonaSimio!

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Durante unos segundos ponía en la reseña que la he escrito yo. ¡Mil perdones! Ha sido un fallo de edición. El jefazo ha sido quien la ha escrito.

    En otro orden de cosas, ¡enhorabuena, jefazo! Porque me has picado para leer otra (puta) obra más que pensaba descartar. Me has ganado definitivamente cuando has dicho que todo eso ocurría únicamente en el #1. Chúpate esa, decompressive storytelling.

    La única lástima es que está descatalogada, tanto en USA como en España. Confío en que habrá alguna copia de segunda mano por ahí. ¡Gran despedida, hamijo Joe!

Deja un comentario, zhéroe