ZOMBIELAND 2. Mata y remata

Título original:
Zombiland: Double Tap
Año: 2019
Director: Ruben Fleischer
Guión: Dave Callaham, Rhett Reese, Paul Wernick
Fotografía: Chung Chung-hoon

Reparto: Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone, Abigail Breslin, Zoey Deutch, Bill Murray, Rosario Dawson, Luke Wilson, Dan Aykroyd, Avan Jogia, Thomas Middleditch, Rachel Luttrell, MWW Michael Wilkerson, Julia Vasi, Jessica Medina, Otis Winston, Jess Durham, Timothy Carr, Kandis Hargrave, Isabelle Fretheim, Lewis Wright, Julian B Lin, Victoria Hall, Ian Gregg, Nathan W. Collins, Tim McAdams, Lauren Hendry, Sergio Briones, Jenin Gonzalez, Ari Loeb, Victor Rivera, Devin Mojica, Louie g Maldonado, Diezel Ramos.

Valoración: Doble disparo, doble acierto

Sinopsis: El grupo de protagonistas tendrá que viajar desde la Casa Blanca hasta el corazón de los Estados Unidos, sobreviviendo a nuevas clases de muertos vivientes que han evolucionado desde lo sucedido hace algunos años.

Hablar de secuelas tardías siempre es algo muy interesante ya que tenemos ejemplos de casi todas las calidades, desde las que vuelven tras dos décadas a inyectarle vida al género de acción como hizo Mad Max: Fury Road hace unos años, o a veces pierde mucho de lo que hacia especial a la primera como por ejemplo Kick Ass 2. Pero hoy os vengo a hablar de la secuela de la queridísima Zombieland, que cumple ya diez años y no lo podemos celebrar de mejor manera que con el estreno de su secuela.

10 años andando, oye, yo me quiero sentar ya.

No se vosotros qué opinaréis de la Zombieland original, pero creo que es una comedia fresca, gamberra y con un tono realmente rico y autoconsciente, sabe que no es más que una tonta y absurda parodia de las películas de muertos vivientes, pero no necesita ser mas que eso, y un reparto desternillante que funciona, para ser una de las comedias geek con más fandom de los últimos años. Y bueno, aunque la disfruto un montón y es buena, sí es cierto que no la veía a la altura de convertirse en clásico de culto que muchos quieren que sea, pero es innegable que sigue siendo una comedia no perfecta o brillante, sino un desenfadado pasatiempo muy honesto que entra siempre como un tiro. Pues bien, como pocas veces suele ser así, alegrémonos porque la secuela de Zombieland no ha perdido prácticamente nada de lo que hizo a la primera ser un pasatiempo tan majo.

Zombieland: Mata y Remata es una secuela que utiliza la formula de «más de lo mismo» pero en el mejor de los sentidos. Estamos ante un tipo raro de secuela, ya que muchas o bien intentar ser tan radicalmente diferente a la original que a veces se les olvida qué es lo que hizo tilín con el público la primera ronda. Pero aquí no, ya que esta tronchante secuela es el símil perfecto a pedir que te aumenten las patatas y las bebidas de tu menú cinematográfico. Sabes que has pagado más por la misma cantidad de algo que ya tienes, pero porque sabes que el resultado siempre va a acertar… pues así de bien funciona esta secuela.

¿Por qué corren esos Mossos hacia nosotros?

Es innegable que, como en la mayoría de secuelas, el efecto sorpresa y de novedad de la original se ha disipado un poco, pero desde luego que no ha desaparecido, siendo una segunda parte que sabe que sus tramas tienen los mismos objetivos narrativas que quizás los de una sitcom, pero les da igual, Y a vosotros también os lo dará, porque esas tramas son sólo una excusa baratilla para que los guionistas nos regalen una sucesión de gags de los de reírse de verdad. Momentos de acción locos y divertidos y la enérgica química de un cast que no puede desprender más carisma y buenrollismo. 

Y es que en el reparto es donde encontramos el motor de esta gamberradilla sin mas pretensiones que las de echaros unas buenas risas durante unos rapidísimos noventa minutos. Woody Harrelson sigue siendo el robaescenas de la película dándonos los gags y frases que más humor contienen, es una infinita máquina de humor y realmente no nos lo merecemos. Jesse Eisenberg sigue igual de patoso y pangolín que en la primera y Emma Stone sigue enamorando como nadie con ese constante sarcasmo tan juguetón y divertido.

¿Qué haces los próximos diez años?

Sinceramente, poco mas puedo decir de una secuela de la que no esperaba prácticamente nada y que, al final, me lo ha dado todo y me ha recordado que, para hacer una secuela digna y satisfactoria, no importa cuantos años se tarde, que, si se hace con un mínimo de ganas, siempre sale algo tan majete como esta peli tan divertida e inofensiva.

Zombieland: Mata y Remata es una secuela cumplidora y realmente satisfactoria que juega muy bien con la huella que dejo la primera en la cultura popular (incluso hay coñas sobre eso) regalándonos noventa divertidos minutos que, desde luego no os cambiarán la vida, pero os harán pasar un gran rato con una película que no tiene miedo incluso de reírse de sí misma. Y es que realmente se echan de menos comedias con un tono tan autoconsciente y cachondo, así que a disfrutar.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.