#ZhivilWar TENGO ALGO QUE DECIR

Tras una semana de duros enfrentamientos, nuestros redactores han dejado de lado su propia contienda y se han unido para dar su opinión sobre el estreno sobre la guerra más esperada del fin de semana. 

A pesar de que ya os dejamos una crítica completa y SIN SPOILERS el mismo día del estreno, en la que Carlos Playbook nos contaba sus primeras impresiones, todos aquellos que han podido disfrutar de la peli también quieren dejar constancia de lo que les ha parecido a ellos.

Así que, sin más preámbulos, los redactores de La Zona tienen algo que decir.

NI TANTO, NI TAN CALVO
por Javier Marquina
5/10

Podéis coger palabra por palabra lo que escribí para la ocasión cuando tocó despedazar Batman vs. Superman, y aplicar aquí la idea sobre la que gira mi opinión sin cometer error alguno. Todo es cuestión de lo permeable que seas al entusiasmo y de lo dispuesto que estés a aceptar los errores.

Capitán América: Civil War es una película con grandes momentos pero llena de enormes agujeros. Si uno va predispuesto a flipar, hay material de sobra para hacerlo sin pudor. La acción es brutal, con algunas escenas que beben directamente de ese nuevo combate urbano visto en el Bond de Daniel Craig o el Jason Bourne de Matt Damon, y puedo decir sin sonrojarme que ofrece uno de los mejores combates (si no el mejor) entre superhéroes que hayamos visto en pantalla. Es fácil verse deslumbrado por el apabullante despliegue de fuegos artificiales y dejarse llevar por ese Spider-Man tan cercano a lo que muchos esperamos de un Hombre Araña. Ya se encargan los guionistas y directores de llenarlo todo de gestos y guiños con los que babear como buen friki de los cómics de Los Vengadores.

¿Es Civil War una buena película? Para mí es mejor que La Era de Ultrón, eso desde luego. ¿Es mejor que Capitán América: El Soldado de Invierno? Ni de coña. Los enormes agujeros que una posterior y más cerebral reflexión develan en el argumento, la convierte en un entretenimiento eficaz, pero muy lejos de la obra maestra, de la maravillosa y perfecta película de superhéroes ante la que parecemos estar. El tiempo es demasiado elástico, hay demasiado petardo para tan poca traca, algunos personajes no saben pasar de la pura anécdota y hay cierto genio tecnológico multimillonario con tendencia a hacer desaparecer su casco para que podamos apreciar sus arrugas que empieza a estar amortizado físicamente. Una vez la luz deslumbrante desaparece de tus retinas, aparece un entramado de costuras que se ven a kilómetros de distancia, algunas tan absurdas que te hacen preguntarte cuántos cubatas se habían echado antes de escribir la historia. Flipar flipas, eso desde luego. Tanto mientras compruebas lo real que parece ya lo imposible, como cuando te ríes a carcajadas al despedazar cada una de las tontadas que nos meten dobladas entre el espectáculo.

Lo que si puedo asegurar es que Scott Lang es, junto con Iron Man, uno de los personajes mejor trasvasados al cine de la historia de Marvel, y esta película es una confirmación de lo que me gustó y disfruté con la menor (en teoría) El Hombre Hormiga, y lo grande que podría haber sido de haberla dejado por completo en las manos de Edgar Wright.

NO PUEDO PARAR
por Carlos Playbook
10/10

Después de haber reivindicado el Orgullo Pijamero y haber visto por segunda vez la película en poco menos de dos días podría parecer difícil volver a hablar de Civil War. Por suerte para mí (y para todos los fans) estamos ante un film con una gran variedad de virtudes y todas ellas darían para un análisis en profundidad individualizado. Si bien creo que ha quedado bastante claro que la película me ha encantado, me gustaría poner el foco en el punto opuesto. Una de las pocas críticas que he escuchado sobre Civil War se basa en que no parece una película del Capitán América sino un Vengadores 2.5. Si bien es cierto que por la peli desfilan casi todos los miembros de la formación (más las alucinantes incorporaciones de Spider-Man y Pantera Negra) no es menos cierto que todos los elementos que componen la figura del personaje del Capi están ahí. Veamos las más importantes:

El papel de Falcon, un secundario de lujo que siempre va a estar al lado de Steve pese a que los que disparan a Rogers acostumbran a dispararlo también a él. Con un diseño tan moderno como necesario (nadie creería a estas alturas que Redwing fura un halcón amaestrado) Sam tiene sus momentos de lucimiento que le otorgan un protagonismo propio en una peli tan coral. Y su química con Bucky es brutal. El Soldado de Invierno es otro de los factores de peso que proviene de la saga del Capi y que aquí tiene continuidad, tanto en su trama como en el desarrollo del personaje. Ver de nuevo a Bucky en acción es una delicia y sus coreografías son las más contundentes, con un uso siempre espectacular de su brazo biónico. Los nuevos datos acerca de su pasado y su historial le dan más tridimensionalidad a un personaje que aún tiene mucho que decir. Y su química con Sam es brutal. Los valores de Steve Rogers, un personaje a menudo malinterpretado como un facha, lucen aquí en su máximo esplendor. Desde su charla con Wanda sobre cómo vivir con los errores cometidos, pasando por su convicción de estar haciendo lo correcto al defender a un amigo y por sus dudas al respecto de firmar Los Acuerdos de Sokovia por someterse a una voluntad que no es la suya. “¿Y si nos envían a un lugar al que no queremos ir? ¿Y si nos necesitan en un sitio al que no nos dejan ir?”. Son preguntas que nadie puede responder con claridad.  

Con estos trazos se dibuja a la perfección a un personaje con más de 75 años y que, si no fuera porque Chris Evans va a tener que ir envejeciendo, podría interpretarlo por 75 años más. Por suerte siempre nos quedará su escena agarrando el helicóptero…

ESTA PELI NO ES DE LOS VENGADORES
por Ferran
9/10

No engaño a nadie si digo que, posiblemente, esta sea la película de Marvel que más expectación ha levantado de todas las que han hecho hasta la fecha (quizás solo por detrás de la primera de Los Vengadores), un producto de una más que agresiva campaña de marketing que nos aseguraba que esta película desestabilizaría los pilares del cine de superhéroes y sería la mayor experiencia cinematográfica de la década. ¿Ha sido para tanto? Pues claro que no, pero que me aspen si no es buena la condenada.

Hay que dejarlo claro desde un principio, esto NO es un Los Vengadores 2.5 como rápidamente se han apresurado a nombrarlo por internet. No es una película coral, los que conducen la trama son, sin lugar a dudas, Stark y el buenoTM de Steve, sin embargo, las motivaciones del resto de los personajes, tanto de los viejos como de los nuevos, y cómo llegan a esta situación son, aunque demasiado simples en algunos casos, presentadas de forma creíble y que pueden llegar a coincidir con cualquier punto de vista del espectador. Tampoco es Los Vengadores 2.5 porque no se respira en ningún momento la camaradería propia de un equipo, ni tan siquiera entre los que pertenecen al mismo bando, incómodos en todo momento por la situación a la que se ha llegado, algo que se nota incluso en la genial banda sonora que acompaña a las peleas, alejada de la alegría y epicidad que transmitía en las películas de Los Vengadores (sobre todo en la primera).

Sobra decir que el papel tanto del Capi como de Iron Man es perfecto, una evolución en su forma de pensar y actuar que viene de lejos y cuyo resultado no podría imaginármelo mejor. Ambos tienen sus ideales claros, pero ninguno tiene la razón absoluta y, aun sabiendo esto, deciden seguir adelante con ello. En cuanto al resto de personajes, los que más carisma destilan son justamente los que menos tiempo en pantalla tienen: Ant-Man, que pese a su microscópica (jeje) aportación, congenia enseguida con su grupo y su combinación con el resto de miembros es maravillosa, y Spider-Man. ¡Ay, dios! Spider-Man… No exagero cuando digo que es la mejor adaptación cinematográfica del personaje. Es el espíritu de ese primer esbozo de héroe que era el Peter Parker empollón de instituto actualizado. Podría llegar a perdonar que sea un fanboy de Tony. En cuanto a la otra nueva incorporación, Pantera Negra (Black Panther en el doblaje español por algún motivo que no acabo de entender) presenta un tratamiento más que correcto y sus escenas de lucha son dignas de verse en bucle.

¿Es una película compleja que ha revolucionado el modo de entender a los superhéroes? No. Ni falta que hace. Esta película sabe lo que es, lo que busca y lo ejecuta a la perfección. Quizás detrás de esta historia no se encuentre una filosofía profunda y trascendental, pero las motivaciones de los personajes están claras, bien explicadas y la conclusión, pese a que pueda parecer algo simple, no es por ello mala. Y esta vez no ha sido necesario que un dios nórdico se vaya a Parla a pegarse un chapuzón para que tengamos ganas de ver lo que viene ahora.

Y PARACUELLOS, ¿QUÉ?
por Teresita Sunday
0/10

Todo comienza el 16 de Febrero de 1936, cuando, en medio de una gran inestabilidad social y política, la coalición de izquierdas Frente Popular gana las elecciones y Manuel Azaña es nombrado presidente. El malvado Partido de la Falange da comienzo a un alistamiento masivo de jóvenes de derechas que perpetran un sinfín de actos terroristas dejando centenares de muertos antes de acabar el mes, continuando así hasta que, el 17 de Julio, el Ejército de África comienza un alzamiento contra el gobierno, al que se unieron muchos militares comandados por los altos cargos que habían sido apartados del nuevo orden.

De este modo da comienzo el episodio más vergonzante de nuestra historia reciente. De un lado, el #BandoRepublicano: comunistas, anarquistas, socialistas, sindicalistas e, incluso, nacionalistas vascos y catalanes, que se unieron contra la sublevación del #BandoNacional, compuesto por altos mandos del ejército español, falangistas, carlistas, la Iglesia y cualquiera que no estuviera de acuerdo con La República. A partir de aquí, asistimos al desarrollo de una guerra encarnizada con épicas columnas de milicianos contra la sublevación, como la Durruti, o batallas como la del Alcázar de Toledo, el continuado y siempre repelido asedio a Madrid, las inolvidables Brunete y Belchite o la memorable  Batalla del Ebro. Todas ellas interpretadas por, digamos, reconocidos personajes, héroes de ayer y hoy, como Primo de Rivera, el general San Jurjo y el general Mola, y cómo no, el ilustre y recién ascendido, Generalísmo Franco. Mención especial para nuestra amada Dolores Ibarruri, La Pasionaria y su “¡No Pasarán!”, amén de cameos italianos y alemanes como la Legión Cóndor que protagoniza el espeluznante episodio del bombardeo de Gernika, entre otros. En el bando de los rojos también se cuenta con estrellas invitadas antifascistas, conocidas como las Brigadas Internacionales, que vienen a luchar y defender el Cinturón de Hierro.

La verdadera historia de esta, nuestra Civil War, es que, dejando a un lado los siempre favorecedores uniformes y las canciones de trinchera, durante tres años, ambos bandos cometen y se acusan sin parar de terribles crímenes como desapariciones, pelotones de fusilamiento, fosas comunes, tribunales extrajudiciales… y no cuento más para no incurrir en spoilers. Lo que sí que es cierto es que en las guerras no hay vencedores ni vencidos. Sólo muertos, en este caso medio millón identificados, y estas cosas, mejor si sólo ocurren en el cine.

DESPLIEGUE DEVORA-PALOMITAS
por Jorge Villar
7/10

Vistas la mayoría de las películas de Marvel (lo siento Thor y Thor: El Mundo Oscuro) hay que decir que ya se va notando el aire redundante de sus historias. Capitán América Civil War es una muy buena película palomitera, pero no va más allá de lo que podemos esperar de una buena cinta de este tipo. Si bien con La Era de Ultrón ya se notaba el lastre de contar con tantos personajes en pantalla, en esta última está mejor llevado, pues es el guión el que va requiriendo la aparición de unos u otros. Eso sí, la aparición de algunos héroes es bastante forzada y solo sirven para rellenar huecos en cierta batalla para que sea multitudinaria.

Lo mejor de la película, sin lugar a dudas, son sus escenas de acción. Los hermanos Russo ya nos mostraron su maestría con este punto en El Soldado de Invierno, pero aquí se ha conseguido desarrollar para que la inclusión de los poderes luzca de igual manera que los mamporros físicos: de lujo. Y por si fuera poco nos encontramos con las mejores coreografías que se han visto en una película de esta clase.

Por otra parte, el guión, pese a acertar en lo dicho anteriormente, falla en algunos momentos y puede darnos una extraña sensación de déjà vupese a ser completamente entretenida y frenética. Dicho de otra manera: el cómo es bueno, el qué es “meh”. El Capi sigue siendo el gran protagonista (por algo está en el título), Bucky continúa funcionando perfectamente y la trama es una continuación directa de la anterior. Asimismo, los nuevos personajes presentados apuntan maneras y habrá que esperar a ver que pueden ofrecer en solitario. Eso sí, esperemos poder disfrutarlos antes de que estas cintas muestren todavía más su fatiga estructural y argumental. El tiempo dirá si el cine de supers permanecerá o desaparecerá de nuestras pantallas. Vosotros decidís lo que queréis ver.

TRIUNFO (CASI) ABSOLUTO
por Sr Escribano
9/10

Jo, macho, qué película. Como dijo Carlos, Capitán América: Civil War es como para sentirse orgulloso. Vale, yo de cómics sé poco, pero crecí con películas de superhéroes durante la década pasada. Que, por lo general… no eran muy buenas. Pero, por varias razones que no enumeraré, se hicieron más grandes, maduras, y complejas. Algunos lo entendieron mal. Por fortuna, Marvel entendió que para que todo lo anterior funcione, también deben ser más conscientes de sí mismas. Marvel ha mantenido un ritmo irregular, pero la mayoría de sus películas han intentado, con mayor o menor éxito, ir hacia un nuevo nivel de complejidad narrativa y desarrollo de personajes, a la vez que potencia la naturaleza más fantástica y, por qué no, comiquera de sus fuentes: son personajes, historias y películas con la intención de divertir, pero que a la vez dan algo más.
Era importante explicar eso porque Civil War es la consumación de todo esto, el siguiente paso evolutivo que ha seguido esta franquicia (que ha marcado también el desarrollo del subgénero, le pese a quien le pese). Es difícil clasificarla, pues es tanto secuela de El Soldado de Invierno como de La Era de Ultrón. Además, introduce un buen puñado de personajes nuevos, algunos cruciales para el futuro de la saga. Este montón de tramas y personajes se mezclan de forma creíble y coherente, lo cual es un gran acierto tanto de los guionistas y directores como de los productores. En una película tan compleja, con tantas capas, era crucial que todo funcionara correctamente, si bien eso significa sacrificar cierta cohesión, pues a veces parece que estemos viendo varias películas a la vez.

Esto se acentúa hacia el final, cuando sale a relucir la trama del villano (que no antagonista), y de repente muchos de los temas protagonistas a principio de la película quedan en segundo plano o desaparecen, en pos de otra cosa, que, dicho sea de paso, no resulta tan original ni provocativa. Pero por más que le doy vueltas, no encuentro fisuras en este inmenso cóctel, todo se enlaza con todo de forma más o menos fuerte, pero siempre creíble. Eso no quita que quizás no hubiera sido mala idea sacrificar algo en pos de un producto más compacto y redondo, ojo. Y sí, Zemo hubiera sido el elegido en caer, un as en la manga que no está a la altura del resto, cuyo arco además presente ciertas incongruencias argumentales, únicas manchas reales de una película que, por lo demás, es impecable.

Todos los personajes se sienten parte íntegra de la trama, incluso los más secundarios tienen algo que decir. Aunque el Capitán América sea el protagonista, la peli no es nada parcial, lo que la hace, junto con El Caballero Oscuro, la película de superhéroes más gris. Pero ay, esta tiene cierta batallita que, más allá de los efectos especiales o las (acojonantes) coreografías, es un fiestón de diversión y emoción que da ganas de llorar de alegría. Nunca olvida que estamos ante una película basada en personajes con poderes absurdos, y prueba que el humor y los chascarrillos, cuando son coherentes con quien lo dice, son una forma maravillosa de definir a los personajes.

No es la película más satisfactoria de superhéroes, y quien la desestime por eso, comete un error muy gordo. Sus temas y personajes dan para bucear en muchos revisionados. Y encima la dirección es impecable. Puede no ser la mejor de Marvel en términos absolutos, pero en su marco, es de los mayores triunfos de este cine hasta ahora.

PD: Este Spider-Man es la leche y luce de miedo. Pero es que la escena de Peter Parker antes de la batalla es quizás mi favorita de la película. Qué forma de introducir un personaje tan icónico con apenas un diálogo de cinco minutos.

QUERIDOS ANTHONY Y JOE RUSSO…
por Alberto Fassbender
8/10

…lo habéis vuelto a hacer. Esta vez había que estar a la altura no solo de la laureada El Soldado de Invierno, sino también del hype comiquero que producen las palabras Civil War en la mente de los fans. Y aunque como película en conjunto me parece algo inferior a la secuela de El Primer Vengador, Capitán América Civil War es mayormente satisfactoria en todos los sentidos, además de ser un cierre más que notable de la que a día de hoy es la mejor, más redonda y equilibrada trilogía de Marvel Studios. Los Russo, aparte de dotar de espacio emocional en esta guerra civil a los personajes principales del film (algunos como Ojo de Halcón o Máquina de Guerra se quedan algo fuera de esa ecuación), también han sido capaces, como ya hizo tan bien el señor Whedon con la maravillosa Los Vengadores, de darle a cada personaje del film su granito de arena en la trama o su momento de gloria, y eso como fan de este género se agradece muchísimo.

Olvidémonos por un momento de los villanos de opereta y de las aún menos creíbles supuestas muertes de personajes, porque si por algo Marvel Studios lleva con nosotros ocho años dándonos más alegrías que decepciones (olvidemos al Dios asgardiano por un momento, gracias) es por el estupendo trato y cariño que imprime a sus personajes y esta buena labor es algo que en Civil War se lleva al límite, ya que te preocupas por cada golpe y cada personaje, no son solo tipos con trajes chillones pegándose (que también, y se goza como nada): sus conflictos e ideales también están presentes, y aunque aquí esto no se explota del todo, si que se toca lo suficiente como para resultar un elemento dramático interesante de cara al espectador.

Los nuevos invitados te ganan desde el minuto uno y son de lo mejor de la película. Pantera Negra es tan badass como uno esperaría, lo mola todo en las escenas de acción y además tiene un arco dramático realmente sólido y efectivo. El Spider-Man de Tom Holland es Spider-Man, realmente carismático, divertido y más charlatán que nunca. Un aperitivo perfecto para la futura Spider-Man Homecoming. En cuanto a la acción, los directores y su equipo de especialistas se superan a si mismos con tres set-pieces de 10 y la ya famosa batalla del aeropuerto, la que posiblemente es el momento de acción comiquera más memorable, espectacular y emocionante desde la unión de los Vengadores.

Aunque el Zemo de Daniel Bruhl gana más como presencia tras las sombras que como personaje o villano definido, y pese a que la cinta tenga algún que otro defecto que se le pueda reprochar, eso no quita que Anthony y Joe Russo con Capitán América: Civil War se hayan marcado una de las mejores películas del universo cinematográfico de Marvel y quizá la más compleja y madura, emocionalmente hablando (al menos cuenta con el climax mas personal y visceral que recuerdo en toda la franquicia). Ahora que hemos visto que han salido airosos de esta, solo nos queda esperar a Infinity War

.

FINAL DE TEMPORADA
por Diego Sánchez
9/10

Tras trece películas cada vez menos autoconclusivas, con tramas y arcos personales que se prolongan como no he visto antes en el cine, toca llamar a las cosas por su nombre: esto es una serie de televisión en pantalla grande y de ritmo de emisión semestral. La estrategia de Marvel es inteligente: ofrece siempre productos entretenidos, divertidos y competentes para que el público casual pase un rato majo y vuelva a la siguiente. A estas alturas enfocan cada film de la franquicia principal (Capitán América y Vengadores) dando por hecho que lo pillamos y recordamos todo, como si hace dos días nos hubiésemos visto todas de nuevo… porque así es.

Así que empieza a saco y no frena hasta el final. Juraría que dura media hora. Hasta a mí me ha descolocado su desarrollo, porque lo que yo esperaba es bastante más clásico y típico del blockbuster actual. Esperaba más lentitud y explicaciones, tanto para el planteamiento argumental como para las decisiones de los personajes. Me di cuenta con efecto retardado, pero todo eso… ¿para qué? ¿Qué hay que explicar? Capitán América Civil War coge todo el desarrollo de las pelis previas, te lo pone delante de las narices, como diciendo “sí, tus exageradamente profundos análisis eran acertados, de esto hemos estado hablando todo este tiempo“, y le da su inevitable conclusión. Con un ritmo tan veloz como el de La Era de Ultrón, no se siente acelerada como aquella: va al grano y nos da lo que hemos venido a ver. En el momento me abrumó un poco, pero ahora lo agradezco. Aparte de la brillante planificación que permite a Civil War ser en sí misma un clímax, hay más motivos por lo que esta no transmite el agobio narrativo de la secuela de Los Vengadores. Los hermanos Russo en la dirección y los guionistas, Markus & McFeely, narran con una precisión brutal. Si te lo pueden contar en 5 minutos en vez de 10 y con 3 líneas de diálogo en vez de 6, lo hacen. Sin discursitos ni verborrea, ni vueltas o explicaciones innecesarias. Van a lo que van. De forma más honesta y sencilla que en El Soldado de Invierno, creo yo, centrándose en los personajes y sin pretender ser más que el siguiente paso en su evolución… porque eso es todo lo que hace falta.

Es verdad que aunque temáticamente es tan o más rica que La Era de Ultrón, no tiene que manejar tantos elementos como esta. Sí, hay más personajes, pero no todos tienen que ser protagonistas. A la hora de la verdad, esto va de Steve y Tony (Evans y Downey Jr. mejor que nunca). Dos personajes espléndidos que nos revelan nuevas facetas de sí mismos, difíciles de imaginar en sus primeras películas, pero que a estas alturas resultan inevitables. El conflicto ideológico que los separa, ante el que se siguen tratando como personas que se respetan, no es sino el trasfondo, y sirve para plantear el temido e inevitable momento en el que Steve, con las cosas “demasiado” claras, se rebele contra una autoridad que esta vez es comprensible y está encarnada por amigos. Y el esfuerzo para que entendamos e incluso compartamos ambos puntos de vista es soberbio, pero el verdadero conflicto es emocional, y eso… eso no se resuelve hablando. E incluso ahí es difícil conceder más razón a uno que a otro.

Termino diciendo que la acción es incluso mejor que en El Soldado de Invierno y que podéis creer el hype: con un par de escenas el Spider-Man de Tom Holland es el definitivo.

CEREBRO CONTRA CORAZÓN
por Juanan Brundle
9/10

Voy a sonar redundante, lo sé. Mi nota para la película, a estas alturas de la entrada, lo es. Otro 9/10, pchsé. El caso es que se me ha pedido mi opinión, como tantas otras veces en la web, dado que es el compromiso de todo redactor, qué menos.
Y, ay, qué hago con esta película.
Por una parte, sé que no es perfecta (ni películas a las que les pondría un 10 lo son, qué caray), que tiene algunos tropezones menores, ya sea por subtramas que podrían dejar de existir sin afectar a absolutamente nada de la cinta, o por personajes que, en menor o mayor medida, solo están ahí para promocionar sus futuras cintas en solitario y, pese al tremendo buen hacer de los responsables de la cinta, nos es inevitable notar ese tufillo, porque al fin y al cabo no vivimos bajo una piedra y tenemos ya una edad. Además, no ha hecho nada en el cine de superhéroes que no se haya hecho ya, pese a saber combinar y dar nuevas vueltas de tuerca a lo que otros ya hicieron dentro de este mismo género, combinando el toque de thriller de acción de El Caballero Oscuro con el festival palomitero de Los Vengadores
. Y sin embargo… me encanta, pese a sus fallos, que me parecen ciertamente pequeños. Capitán América Civil War cumple como secuela de El Soldado de Invierno, eleva la apuesta con respecto a esta, y encima (¡ENCIMA!) cumple como puente entre películas de los Vengadores de forma genial, colocando la relación de Steve Rogers, el Capitán América (interpretado por un Chris Evans que ha hecho tan suyo al personaje como Reeve a Superman) con sus amigos y su mundo en general en una situación totalmente nueva. También presenta como secundarios a Pantera Negra y al nuevo-y-totalmente-rebooteado Spider-Man de lujo, hasta el punto de que el primero tiene un arco argumental muy bien definido que además viene a cuento de la película en cuestión; y el segundo logra diferenciarse en seguida de las versiones previas a la vez que cumple con todos los requisitos de un Peter Parker bien escrito. En cuanto al conflicto que da título a la cinta… pues a ver, a mi esto me parece mejor que el cómic.

Si partimos de la base de que Civil War es un cómic ultracomercial, destinado a vender como churros, atrapar lectores jóvenes, generar tie-ins y spin-offs, y ofrecer acción descerebrada a costa de un planteamiento interesante que se queda en nada, en esta película encontramos algo paralelamente opuesto. Aquí no hallamos la dispersión argumental del cómic, de hecho, pese a parecer coral, esta película tiene un protagonista concreto, Steve Rogers. Nos paramos a escuchar y saber qué piensan otros personajes, en mayor o menor medida, pero la gran mayoría del tiempo todo lo vemos desde el punto de vista del Capitán. Tampoco tenemos que recurrir a historias futuras o paralelas para captarlo todo como receptores, ya que nos encontramos ante una película que sabe ser un todo y a la vez un eslabón más de una cadena argumental. Y el choque de bandos pasa de lo político a lo personal y lo emocional a lo largo de la trama, perfectamente hilvanado por los guionistas y directores de la película, apoyados en un montaje acelerado pero, esta vez sí, coherente.

A poco que nos impliquemos, entenderemos las motivaciones de los personajes principales, entenderemos sus cambios de postura y actitud, y para mayor gloria de los responsables de Capitán América Civil War, no sabremos de parte de quién ponernos. Y es algo intencionado, logrado, y que convierte el clímax de la película (el de verdad, los fuegos de artificio del aeropuerto son preciosos, pero el conflicto real no está ahí) en algo especial, donde corazón y cerebro cambian de bando. En algo que vemos romperse, y de cuyos trozos sabemos que habrá nuevas historias que contar. Posiblemente no estemos ante una película tan redonda como El Soldado de Invierno, pero dada la papeleta con la que han tenido que lidiar sus responsables, el mayor mérito que podía tener esta Guerra Civil superheróica es, precisamente, funcionar tan bien como lo ha acabado haciendo, con o sin comparaciones de por medio.

Y con esta reseña conjunta damos por finalizado este evento en torno a la Civil War de Marvel que, desde dentro hemos disfrutado preparando, y, esperamos, lo hayáis hecho desde fuera leyéndonos.Ya no podréis votar pero siempre podréis seguir disfrutando la cruda #ZhivilWar que tuvo a La Zona separada en dos bandos por una semana.

Y vosotros, zhéroes ¿habéis disfrutado de la película? ¿Creéis que merece las palabras que le dedica nuestro equipo? Si vosotros también tenéis algo que decir, dejadnos vuestros comentarios aquí debajo.

ZHIVIL WAR
Round #1 – LA BOMBA LOCA vs. EL DEMONIO EN UNA BOTELLA
Round #2 – ¡DEATHLOK VIVE! vs. LA SEMILLA DEL DRAGÓN
Round #3 – LA LEYENDA VIVIENTE vs. LA MEJOR DEFENSA
Round
#4 – EL SOLDADO DE INVIERNO vs. LAS CINCO PESADILLAS
Round #5 – OPERACIÓN RENACIMIENTO vs. EXTREMIS
Round #6 – LA SAGA DE LA DIMENSIÓN Z vs. IRON MAN NOIR
Final – DIARIO DE GUERRA: Resultados de vuestras votaciones

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Aplausos, Teresita. Aplausos xD

  2. TBN dice:

    Grandes reseñas. Como estoy de acuerdo con los que habéis puesto sobresalientes (me parece una peli muy entretenida, que va de menos a más y con una historia bien narrada y absorbente), voy a comentar a los disidentes de la zona.

    A Javier tengo que decirle que estoy de acuerdo con casi todo excepto con la comparación que hace con BatmanVSuperman: me parece que son dos pelis muy diferentes. La de Batman era absurda, incoherente e incluso tenía ratos tirando a aburridos. En cambio la del Capi tiene un ritmo que te atrapa (cosa fundamental) y un montón de giros que, si bien estoy de acuerdo en que son puras frikadas, hacen que la peli sea tremendamente disfrutable. Yo me lo pasé muy bien. (También es verdad que si me preguntas dentro de dos meses, puedo haber cambiado completamente de opinión). ;D

    Respecto a la reseña de Teresita, la verdad por delante: no estoy del todo seguro de haberla entendido. Si, como creo, lo que le chirría es que los “héroes” se peleen entre ellos haciendo gala de todos los rasgos de los villanos (desmesura, violencia, terquedad, estupidez…), estoy de acuerdo. Me molestaba cuando leí el comic de Millar y McNiven (mierdoso guión, buen dibujo) y me molestó (menos) con la peli. Pero si somos capaces de obviar todo eso… buah, qué peli más divertida. :P

    • La comparación con la crítica de BvS viene más por lo dispuestos que estamos a admitir los errores de una película en función de lo mucho o poco que nos ha gustado. Como películas en sí, no tienen nada que ver. Coincido contigo en eso de que lo que hoy me ha parecido tibio, mañana me puede dejar helado. O ardiendo…

  3. Joe Runner dice:

    Soy muy fan de Teresita.

  4. Dynamo dice:

    Como ya he dicho por algún lado para mí es un películon.
    ¿Al nivel del Soldado de Invierno?, posiblemente no, pero bastante cerca, y adelanta por la derecha a Era de Ultron para colocarse en el podio junto s Los Vengadores en cuanto a cine se superhéroes. Le pongo fácilmente un 9/10.
    Yo veo la tercera parte del Capitán América, en torno al personaje y sus tramas heredadas báscula la mayor parte de la película. Pero también recoge bastante de Era de Ultron, donde comenzó a fraguarse el enfrentamiento entre Stark y Rogers, escenificado en torno a la leña. (No cojas de mi montón).
    En el cómic no funcionaban las posturas de ambos, y menos sus acciones. Aquí si, cada uno toma una decisión pero sufre con ella. Es decir, actúa coherentemente con su postura pero sufre por las consecuencias que conllevarán.
    Spiderman es Spiderman.
    Ant Man da mucho juego, as en la manga incluido.
    Pantera Negra, o Black Panther (sigh), es presentado perfectamente cómo monarca y Guerrero.
    La Viuda Negra, poco he oído contentar de su actuación , pero ha sufrido una excelente evolución desde su aparición en Iron Man 2. Una evolución que lamento no derive en una película en solitario. En Civil War se convierte en uno de los personajes que mejor conoce e interactúa con las cabezas visibles del conflicto.
    Ole por los guionistas, que enmendar la plana a Mark Millar, arreglando prácticamente todo lo malo que le achacó al guión del cómic. Desde las forzadas posiciones de los dos bandos, pasando por las decisiones más duras y exageradas en la versión de papel. Decisiones que aquí llegan a aparecer, pero sin manchar ni al Capi ni al Latas. Incluso se justifica algún reclutamiento que en el cómic veo muy forzado.
    Se me quedará algo seguro, pero más o menos ahí lo dejo todo.

Deja un comentario, zhéroe