ZERO, de Ales Kot y VV. AA.

 


Título original
:

Zero, Vol. 1: “An Emergency” TPB
Sello: Image Comics
Guionista: Ales Kot
Artistas: Michael Walsh, Tradd Moore, Mateus Santolouco, et al.
Colorista: Jordie Bellaire
Contenido: Zero #1-5 (Sep. 2013 – Ene. 2014)
Publicación USA: Febrero 2014
Public. España: Octubre 2014 (ECC)

Valoración: 9/10

 

2018: Un soldado que no pertenece ni al bando palestino ni al israelí se infiltra en la franja de Gaza con una misión clasificada.

2000: Un niño es educado y moldeado para matar bajo la máxima de “La existencia es un perpetuo estado de guerra”.

2019, Enero: Un sosias de James Bond toma una copa en Shanghai en un evento organizado por y para terroristas de alto calibre.

2019, Octubre: En Río de Janeiro un hombre anuncia a un viejo, “Estoy aquí para matarte”.

2038: Un viejo sentado frente a un acantilado en Dover contempla el horizonte mientras un niño apunta con una pistola a su nuca.

Todos ellos son Edward Zero, operativo especial de La Agencia. Bienvenidos a

ZERO
de Ales Kot y VV.AA.

“I am nothing.”

Hace dos años nadie sabía quién era Ales Kot. Hace un año Ales Kot no sabía quién era Ales Kot. Hoy somos unos cuantos los que sabemos quién es Ales Kot. Dentro de un año (quizá menos), todo el fandom comiquero sabrá quién es Ales Kot.

De origen checo, afincado en Estados Unidos, en julio de 2012 publicaba su primer cómic, Wild Children (Image Comics), una fábula psicotrópica sobre la explosión creativa, emocional, sexual y destructiva que supone alcanzar la adolescencia, rompiendo con el mundo infantil pero sin aceptar aún las normas y responsabilidades del mundo de los adultos. La crítica no tardó en presentar a Kot como la segunda venida de Grant Morrison, como cada vez que se mezclan drogas y pretensión de relevancia a la hora de presentar una historia en forma de cómic.

“Every promise is a lie.”

A finales de aquel año, la carrera de Kot terminó de coger impulso con la publicación de su segunda obra para Image, Change, y entonces comenzaron a llegar los encargos. DC escogería a este “talento en bruto” para relevar a Adam Glass en Suicide Squad y escribir un relato breve en su recopilatorio de Halloween, The Witching Hour. Todo un descubrimiento este señor Kot… despedido tras 4 números en el Escuadrón Suicida por diferencias creativas que nunca llegaron a concretarse.

Tras abandonar DC, Kot anunciaría la publicación próxima de su nueva serie en Image, Zero, mientras Marvel lo fichaba para culminar la etapa de Nick Spencer en Vengadores Secretos y posteriormente relanzarla, ya con el chico volando en solitario, al tiempo que le encargaban una nueva serie de Iron Patriot, aún por estrenarse. Todo esto pasó en 2013… ¿qué no ocurrirá en 2014?

“Remember who you are.”

Entrando en materia, Zero es la criatura de Ales Kot, recopilando un buen puñado de las inquietudes e intereses de su creador. A pesar de su juventud, Kot conoce muy bien el cómic y lo que puede ofrecer. Es por esto que para dar vida a Edward Zero decidió realizar un experimento que le permitiera explotar al máximo las características del medio: cada número está dibujado por un artista diferente, siempre un artista adecuado al tono de la historia que se va a contar y siempre apelando al punto fuerte de cada dibujante.

El pegamento que mantiene todo unido a nivel gráfico es, sin lugar a dudas, la maestría de Jordie Bellaire como colorista, pero no es nada desdeñable la labor que realiza cada uno de los artistas: el trazo sucio de Michael Walsh resulta apropiadísimo para narrar un breve relato bélico ambientado en Oriente Medio; la estilizada versatilidad cartoon de Tradd Moore se adapta a la infancia de Edward con el encanto de su primer (y único) ¿amor?, Mina Thorpe, y la crudeza de las consecuencias de su primera misión; Mateus Santolouco explota su expresividad en un trágico tecno-thriller de espionaje; con Morgan Jeske volvemos a una suciedad en el trazo, esta vez adrenalínica, con crudas peleas que nos salpican y persecuciones que nos contagian de fuerza; y finalmente, Will Tempest nos devuelve a la calma que precede a la tempestad con un número “de interiores”, entrecruzando conversaciones con escenas mudas que dicen más que los diálogos.

“Never forget.”

Cambios de tono, saltos en el tiempo, linealidad temporal cuestionable… Cada número de esta serie es una pieza del puzzle roto que conforma la historia y personalidad de Edward Zero, una suerte de James Bond que fue criado para ser la perfecta máquina de matar al servicio de una organización que opera por encima de leyes, políticos y fronteras. A medida que conocemos más acerca de los orígenes de Edward, los métodos e intereses de La Agencia son simultáneamente revelados en pequeñas píldoras. A esto contribuyen también los interesantes y enigmáticos extras incluidos al final de cada grapa y recopilados también en este tomo.

Influenciado por los complementos que Alan Moore creó para alimentar la historia de Watchmen (desde guías de ornitología hasta extractos de cierta autobiografía), Ales Kot incorpora a sus cómics dossiers de misión, documentos clasificados y extractos de interrogatorios referentes a la historia recién contada, pero con una gran relevancia para la revelación de ciertos detalles de la trama. Una delicia más que pone el broche de oro a una historia que el encargado del diseño, Tom Muller, presenta en colaboración con los portadistas y el propio Kot para que el efecto visual de la propia obra no sea inherente a su interior, sino a toda su forma.

“All of this… It’s so much bigger than I ever imagined.”

En definitiva, Zero representa el pasado, con el marco de una clásica historia de espionaje, poderes en la sombra y planes ocultos más grandes que la vida; el presente, con temas y preocupaciones que, aunque ambientados en un futuro cercano, pueden sentirse muy cercanos a nuestra realidad; y el futuro, la primera gran obra maestra de Ales Kot cuando esté terminada, os lo prometo… (léase pie de foto de la segunda imagen)

Y hasta aquí mi primera reseña comiquera ever.

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

9 Responses

  1. Joe Runner dice:

    Gran reseña señor Reverend. Me han entrado ganas de releermelo. Y pese a que ahora podría devolverte todas, me parece que no lo hare xD. Lo dicho, sigue haciéndolo así de bien. Y gracias por colaborar con nosotros.

  2. samanosuke dice:

    ¡VENDIDO! Desde que te has vuelto mainstream no me gustan tus temas, tus primeros álbumes molaban más…

  3. samanosuke dice:

    Bueno y tras el troleo, ya me he leído la reseña, que la tenía aquí en pestaña a la espera: muy, muy buena, se nota que la estás disfrutando tanto, e incluso aún más, que yo. Una de las mejores series de la actualidad, a la que tengo que darle un revisado ahora con el tomo en mano para no perderme detalles que seguro seguirán marcando parte del futuro de esta obra.

    • Yo me he encontrado un par de detalles en la relectura de esos de “blow-my-mind”, especialmente en los complementos… Anyway, un abrazo, Samano-san, y gracias por pasarte por esta Zona =P

  1. 27 Marzo, 2014

    […] No oculto mi admiración por Ales Kot, un guionista que trata temas que me interesan y siempre los presenta en un envoltorio que me resulta enormemente atractivo por sus características experimentales y de explotación de las capacidades del cómic como medio. Para analizar esta opera prima, me remito a lo que dije en la crítica del primer volumen de Zero : […]

  2. 2 Junio, 2014

    […] muy fan de Ales Kot, como ya he mostrado en mis reseñas de Zero o Wild Children. Es una debilidad personal mía, sobre todo cuando se pone “meta” y […]

  3. 26 Julio, 2014

    […] into Mystery (Marvel); Numbercruncher (Titan); Quantum and Woody (Valiant). (Reseñas AQUÍ y AQUÍ) – Steve Hamaker, por Mylo Xyloto, Strangers in Paradise: 20th Anniversary, RASL. – Matt […]

  4. 24 Septiembre, 2014

    […] por las que está nominada: por Image Comics, The Manhattan Projects, Nowhere Men, Pretty Deadly, Zero; por Dark Horse, The Massive; por DC, Tom Strong; por IDW, X-Files: Season 10; por Marvel, Captain […]

Deja un comentario, zhéroe