YO, MENTIROSO, Antonio Altarriba y Keko

 

 

Título original:
Yo, Mentiroso HC
Sello:
Norma Editorial
Guionista:
Antonio Altarriba
Artista:
Keko
Publicación España: Diciembre 2020
Valoración: El político bueno es el político moñeco

 

 

Los últimos años de la política española han sido, cuanto menos, esperpénticos. Una moción de censura, un presidente que perdió las primarias de su partido y volvió a empezar desde los militantes, los casos de corrupción… Si miramos el espectro político de nuestro país pocas alabanzas y cosas positivas podemos extraer. Pero si hay algo bueno de toda esta casta podrida e infecta es que es tan novelesca que se le puede sacar mucho partido (nunca mejor dicho) para multitud de historias. Y ese material es el que ha utilizado Antonio Altarriba para completar y poner el broche de oro a su trilogía del «Yo» con….

YO, MENTIROSO
de Antonio Altarriba y Keko

Altarriba es para mí uno de los guionistas más completos del panorama nacional, no sólo por su interés en el arte y la historia del País Vasco y de España, que también, sino porque creo que es un perfecto conocedor y analista de la condición humana y de los muchos vicios y pocas virtudes del hombre, cosa que demuestra de manera brillante en esta particular trilogía.

Si con Yo, Asesino (reseñada en esta web por el ser de tinta Javier Marquina) nos hablaba del ego del artista, del arte supremo, de la concepción y devaluación del arte en la actualidad, a través de ese maravilloso personaje del profesor de arte y asesino en serie,  y en Yo, Loco (también reseñada aquí por el jefazo Joe Runner) se metía en el barro de las farmacéuticas y su manipulación de las enfermedades mentales para sacar tajada, en su último trabajo desgrana y disecciona las cloacas del Estado y de la política española sin cortarse en ningún aspecto y no decantándose por ningún partido, aquí hay cera para todos.

Cayetano style.

El motor de la historia es Adrián Cuadrado, jefe de gabinete de comunicación del partido gobernante. Un hombre que ha hecho de la mentira y la apariencia su forma de trabajo, él indica cómo deben hablar y comportarse los miembros del partido para engatusar a los votantes y como desviar la atención de los temas que no interesan. El punto de partida es la aparición de tres cabezas de dirigentes del partido encapsuladas en esferas de vidrio junto a una extraña nota sobre la justicia contra la corrupción. Por lo artístico y especial del asesinato el primer sospechoso es el protagonista de Yo, Asesino (aquí hay que puntualizar que aunque las tres obras están conectadas por ciertos detalles o personajes que aparecerán en las tres se pueden leer perfectamente cada una de forma individual). Pero el profesor asesino no ha tenido nunca políticos entre sus víctimas, lo cuál despista sobre quién puede estar detrás de éstos extravagantes asesinatos.

Con esta premisa, Altarriba nos ofrece un fresco de los sucesos políticos más destacados entre 2016 y 2019 donde a pesar de que los nombres de los personajes y los partidos están ligeramente alterados son perfectamente reconocibles. El guionista nos habla de cómo el ser humano lleva la mentira en su ADN desde su nacimiento. La mentira nos ofrece una ilusión que no podemos evitar crear para sentirnos mejores con nosotros mismos, para hacer sentir mejor a los demás. Nos hace huir de la realidad y podemos negar un dolor que muchas veces no somos capaces de afrontar. La verdad es dolorosa, burda, cruel, mezquina, estúpida. La mentira es esa ambrosía dulce que nos permite alcanzar un Olimpo imaginario, pero demasiado tentador para resistirse a él.

Hola, somos muy listos porque hay una nota.

El escritor maño conjuga éstas reflexiones con el retrato de esa clase política casposa, tramposa, que se sirve de toda jugarreta al filo de lo legal (y pasando a lo ilegal en muchas ocasiones)  para anclarse al asiento del poder, y de esos oportunistas que abandonan el barco hundido para subirse al vencedor. Pero Altarriba no es todo, hay que hablar de lo que hace Keko con su dominio de las sombras y la mancha, estamos ante un auténtico maestro del blanco y negro, que como en las 2 obras anteriores, utiliza sólo un color más; después del rojo en Yo, asesino y el amarillo en Yo, loco, es el turno del verde. Un trabajo gráfico clásico en lo estético pero moderno en lo narrativo. Impecable. Y sin hacer spoilers, la última página de este tebeo me parece una genialidad.

Yo, Mentiroso es el colofón a una trilogía sobre la condición humana que me parece una auténtica maravilla y una de las series más destacadas del panorama nacional reciente.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.