WHOPE Y LOS SEÑORES DE LA PLAGA, de Javier Marquina, Jaime Arántegui y Guillermo Montañés



Título original
:
Whope y los señores de la plaga HC
Editorial: Inuit Ediciones
Guionista: Javier Marquina

Artista: Jaime Arántegui
Coloristas: Guillermo Montañés y Romina Molist

Publicación España: Noviembre 2021
Valoración: Una nueva esperanza

 


Viendo que mi querido hobby como crítico de cómics (o de lo que me dejen opinar, tampoco nos engañemos) está llegando a su fin, he de admitir que al final todo el mundo que gira alrededor del noveno arte me ha dejado momentos y, especialmente, personas maravillosas. Podría decirse que soy afortunado de ver cómo ha ido creciendo todo frente a mí y, si bien me gustaría ayudar el medio de alguna forma más directa, estoy cómodo con el puesto privilegiado que se me ha otorgado. En cierta manera, las victorias de amigos y conocidos las he ido sintiendo como mías y verlos crecer, especialmente de manera artística, me genera una alegría que no sabría explicar. Quizá el mayor ejemplo de todo esto sea Javier Marquina y su aguerrida brega en el cómic nacional, desde su paso como crítico y periodista a autor de sus propias obras. Es por eso que me llena de orgullo hablaros de una obra y un proyecto que pueden ser un punto y aparte en nuestro país. Hoy toca…

WHOPE Y LOS SEÑORES DE LA PLAGA
de Javier Marquina, Jaime Arántegui y Guillermo Montañés

Hace mucho tiempo que no disfruto cuando leo cómics sobre temática superheroica, ya que soy incapaz de empatizar con los protagonistas y me parece absurdo seguir una trama que es cuestión de tiempo que sea eliminada del canon o se ignore porque DC. Me parecen una auténtica pérdida de tiempo. Es más, he llegado a un punto que hecho de menos obras que tocaban esos palos, pero dándole una vuelta de tuerca como hacían a principios de siglo editoriales como Avatar, Dynamite o Image, por poner unos ejemplos. Daos cuenta de la situación cuando, al abrir el cómic, me encuentro conque la protagonista de nuestra historia, Whope, es una joven que alberga unos poderes increíbles y que se dedica a mantener la paz en nuestro planeta. Viéndome en la tesitura de encontrarme ante otro cómic pijamero, continué leyendo para darme de bruces con un peligro mayor que tres señores de la plaga de pintas terroríficas y maneras macabras: la mente de Javier Marquina. El tipo que siempre ha renegado del pijameo por activa y por pasiva, vuelve a traernos una historia de superhéroes para dejarnos un mensaje final que nos golpea en el pecho como un disparo inesperado, el cual te destroza y te deja tendido en el suelo desangrándote y pensando en todas las cosas que todavía te faltan por hacer y ahora ya es demasiado tarde. Porque él es así de bastardo. 

Tus nuevos adorables vecinos…

Además cuenta con un apartado artístico que te anima a seguir leyendo, a pararte a mirar a esos elementos que esconden más de algún oscuro secreto como son los malditos señores de la plaga y a deleitarte con más de una viñeta por puro placer. Me atrevería a decir que la narración de la historia recala realmente en Jaime Arántegui, que hace un trabajo portentoso en cada una de las páginas y consigue explicarnos de manera totalmente visual en la mayoría de las viñetas qué es lo que está sucediendo, quitándole el papel protagónico al guionista para repartirlo entre él y Guillermo Montañés. Otro que tal baila. ¿Sabéis de esos coloristas que cuando colorean a un gran dibujante, lo hacen todavía mejor? Pues he tenido la suerte de ver algunas páginas antes y después de la coloración y he de decir que Montañés es el mejor colorista que tenemos actualmente en nuestro país (amén de que Romina Molist hecha una mano como asistente al color y la rotulación). No busquéis más, no merece la pena. Este tío es puro oro. Y el tándem que hace con Arántegui es pura dinamita. Marquina tiene la sucia manía de juntarse con artistas de muchos quilates y lo ha vuelto ha hacer, el cabrito. Menudo ojo.

Como guinda de pastel, este Whope y los señores de la plaga sirve como pistoletazo de salida para un proyecto editorial que, de recibir el apoyo que merece, cambiará a bien el paradigma nacional con los autores en el noveno arte. Intentando desnivelar la balanza económica entre editorial y autores, respetando los derechos de estos y buscando publicar con criterio y calidad, la idea de que una editorial como Inuit Ediciones llegue a nuestro país es un incentivo más para creer que, esta vez sí, el cómic patrio está creciendo y evolucionando a algo todavía mejor. Si bien es cierto que el fanzine que realizó el guionista oscense con Rosa Codina (llamada Cómo hacer un cómic sin tener ni puta idea y que podéis leer su reseña aquí) o la rara avis que fue Abraxas en cuarentena también se publicaron bajo este sello, lo cierto es que va a ser este cómic el que decantará el devenir del proyecto. Es por eso que vosotros y vosotras, amantes del noveno arte de calidad, debéis darle todo el amor del mundo (y de paso vuestro dinero) a Omega Center y Milcómics (links pinchando en los nombres), porque fueron las librerías especializadas que pusieron el dinero en algo que originalmente sería un crowdfunding y que, os lo digo de corazón, merecía este impulso porque la calidad es suprema.

Jo tío, es que se han ganado que Whope les patee el culo.

Poco más que deciros, aparte de que el cómic está previsto que salga a finales de mes y que espero que lo pete fuertemente. No se merecerían menos que eso. Si al final resulta ser un fracaso, al menos me sentiré orgulloso de haber visto algo así creado en nuestras tierras, tanto cómic como editorial. Es un placer ver cómo todavía hay gente que se esfuerza por dar algo mejor, en hacer algo diferente en un medio tan bonito y hermético como es el cómic. Ojalá que todo el mundo valorase esas cosas…

¡Nos vemos en la Zona!

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.