VIRUS TROPICAL, de Powerpaola

 

 

Título original:
Virus Tropical
Sello: La Editorial Común
Artista: Powerpaola
Publicación Argentina: Mayo 2009
Publicación España:
Noviembre 2013 (Penguin Random House)

Valoración: Nivel óptimo: pandemia

 

 

Es ingente la cantidad de títulos que llegan cada año a las baldas de novedades de las librerías procedentes del mercado norteamericano. A las producciones de las gigantes Marvel y DC hay que sumarle los tebeos publicados por un sinfín de editoriales estadounidenses y canadienses que no tienen nada que envidiar a esos dos buques insignia de las capas y las mallas. Gracias a la compra de derechos por parte de las editoriales patrias, un buen número de esos cómics allá publicados son licenciados en nuestro país y traducidos a nuestra lengua. La oferta que llega a nuestro alcance (que no a nuestras manos, pues no hay sueldo que soporte la compra del 100% de las novedades que llega cada semana) es, como decía, tremebunda aún sólo considerando la producción de la industria norteamericana. Lo que ya no es tan común ver entre las novedades o fondo de librerías especializadas y generalistas con sección de cómic, son tebeos procedentes de Sudamérica. Pese a compartir lengua con los países latinoamericanos, sus ediciones no traspasan fronteras con la misma facilidad que las norteamericanas. Probablemente incidan multitud de cuestiones socioeconómicas, políticas y culturales que se me escapan por no tener conocimientos suficientes sobre la historia contemporánea y la realidad más inmediata de los países de América Central y del Sur.

Quizá es una apreciación personal, pero los trabajos de autores sudamericanos nos llegan en porcentajes ínfimos. Y si lo hacen, es en buena medida porque bien sus autores se han establecido en nuestro país o algún otro en cuyas editoriales dan salida a sus trabajos, quedando insertas en otros mercados que no son los de sus país origen, o bien porque por contrato publican sus trabajos directamente en editoriales de fuera de su país. O quizá es que ni por mi parte como consumidora (entono el mea culpa) ni por parte del mercado se les preste tanta atención. Por eso ha resultado toda una sorpresa toparme y descubrir una obra como…

VIRUS TROPICAL
de Powerpaola

La hegemonía de los gigantes del mercado del noveno arte (asiático, norteamericano y franco-belga) ha hecho sombra históricamente a otras industrias quizá no tan potentes pero que en determinados momentos se han colocado a su altura, contando con propuestas más que destacables y con autores que ineludiblemente han pasado a formar parte de los anales de la historieta universal. El mercado italiano, sin ir más lejos. O si cruzamos allende los mares, el argentino, con una destacada producción nacional de tebeos y nombres que se han escrito con letras de oro en el gran libro de la historia del tebeo mundial como Héctor Germán Oesterheld, los Breccia (aunque Alberto era uruguayo de nacimiento, fue argentino de adopción y allí desarrolló su carrera), Carlos Sampayo, José Muñoz, Carlos Trillo, Horacio Altuna o Eduardo Risso. ¡Cuánto nos ha dado Argentina!

Si bien es cierto que contados países de América del Sur cuentan con tradición de tebeo, principalmente la nombrada Argentina, Chile y México, actualmente se está produciendo en Sudamérica un interesante movimiento autoral en torno al noveno arte aún en aquellos países que no cuentan con ese mercado tradicional del tebeo. La industria sudamericana del cómic se está viendo empujada sin lugar a dudas por la globalización. Y es que gracias a Internet y a las redes comerciales el consumo cultural no queda reducido a la producción geográficamente más inmediata. Los creadores de allá, como puede suceder aquí, están bebiendo de influencias muy diversas, y ello se está materializando en unos trabajos en torno a dos ejes muy interesantes tanto en formato, el fanzine y la novela gráfica, como en cuanto a temas, la autobiografía y el cómic social, político e histórico.

Cómics sudamericanos cruzando el charco.

Tras Powerpaola se encuentra Paola Andrea Gaviria, una historietista, fanzinera, ilustradora y artística plástica del mundo: nacida en Ecuador, ha vivido en Colombia, Francia, Australia o Argentina. Ella ilustra perfectamente ese eclecticismo de influencias que ha desembocado en un estilo muy personal. Este artefacto denominado Virus Tropical (llegó a nuestro país en 2013 de mano de Penguin Random House, aunque también podéis encontrar la edición mexicana que hizo Sexto Piso en 2018) es, de igual forma, el más claro ejemplo del vocablo globalización: de autora ecuatoriana de nacimiento, esta obra se encuadra en la industria colombiana y fue publicada en la Editorial Común de Argentina.

Powerpaola es una clara descendiente de las figuras femeninas más relevantes del underground de las últimas décadas del siglo XX, tanto por la concepción del planteamiento de sus historias (las situaciones que refleja y el protagonismo de la mujer), como en el apartado gráfico. Hace suya esa ruptura con las reglas académicas de autoras como Aline Kominsky, Phoebe Gloeckner o Julie Doucet y plantea viñetas en blanco y negro con un dibujo de línea suelta, bastante descuidado y alejado de los cánones de belleza con el que, al igual que ellas, pone voz a situaciones reales por las que la propia Paola tuvo que pasar, colocando el acento en el hecho de ser mujer y hablando sin tapujos de temas que siempre han sido tabú como el sexo o la menstruación. En un formato A5 y un estilo gráfico muy próximo al fanzine, Virus Tropical muestra una realidad que se nos puede antojar de primer vistazo diferente a la nuestra por el país en que se desarrolla la trama y por las circunstancias sociales y familiares que la envuelven, pero que en realidad es muy cercana. Y es que si nos fijamos bien, los convencionalismos con las que las mujeres de la familia de Paola han de lidiar no son tan diferentes de los que rigen nuestras vidas. Si las referencias socioculturales del tebeo ponen las distancias, las vivencias personales que se recogen en sus viñetas nos aproximan sin importar los kilómetros que nos separan.

Mis primas lejanas tampoco me caían bien.

Se puede decir que Virus Tropical es una suerte de autobiografía por capítulos en forma de novela gráfica que comienza con la propia concepción de la autora, a la que seguirá el consiguiente período de gestación (con explicación de la anécdota que da título al tebeo) y alumbramiento. Ya con todos los personajes presentes en sus páginas, da inicio la narración que se articula en diferentes episodios en los que se destaca un aspecto concreto y a partir de los que la autora rememora situaciones personales vividas en su hogar junto sus padres y sus hermanas que han conformado su manera de ver el mundo. En esa cotidianidad y en el reflejo de esas cuestiones de índole personal cobra especial fuerza todo el elenco de personajes femeninos, absolutamente maravillosos y auténticos, desde la propia Paola, pasando por sus hermanas Patty y Claudia, tan dispersa la una como centrada la otra, hasta su madre Hilda y sus peripecias para criar a sus niñas, su abuela con sus ínfulas de alta superioridad moral o Chavela, la criada con nunca renuncia a sus aspiraciones. Todas ellas mujeres y con unos condicionantes tanto de género como derivados del entorno familiar, social y cultural del enclave en el que viven.

No nos olvidemos del factor religión, tan presente en ese hogar, pues el padre de Paola iba para cura y estuvo en el seminario desde los 11 años. Así, se va configurando poco a poco un entorno muy peculiar confeccionado a partir de instantes tragicómicos e íntimos del que se desprende un hondo sentimiento de desarraigo, de búsqueda interior y de construcción personal. Aunque recrea un momento y un lugar muy particular (gracias a una serie de referencias que no son más que detalles en la propia construcción de los escenarios, somos testigos de la situación del narcotráfico en los años 90, por ejemplo), Powerpaola consigue llegar a cualquier lector por la universalidad de su planteamiento y de las situaciones reflejadas.

Lo hizo un mago, respuesta universal.

Fue tremendo el éxito que Virus Tropical cosechó en toda Latinoamérica cuando se publicó, deviniendo en una especie de punta de lanza del resurgimiento de la producción propia de cómic sudamericana. En 2017 fue llevado a la gran pantalla en forma de película de animación en una producción colombiana dirigida por Santiago Caicedo que llegó a optar a varios premios en diversos festivales.

No temáis. Dejad que la lectura os inocule este Virus Tropical. Saboread los efectos de este tebeo, costumbrismo del desarraigo de un despertar a la vida configurado a base de presencias y ausencias, con la cuestión de género de fondo y en forma de viñetas y de primerísima calidad.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.