VEEP. La vicepresidenta que necesitamos

Título original: Veep
Fecha 1ª emisión: 22 de Abril, 2012
Cadena
: HBO

Creador: Armando Iannucci
Reparto: Julia Louis-Dreyfus, Anna Chlumsky, Tony Hale, Matt Walsh, Timothy Simons, Reid Scott, Sufe Bradshaw, Gary Cole, Kevin Dunn, Sam Richardson, Sarah Sutherland, Randall Park, Phil Reeves, Dan Bakkedahl, Isiah Whitlock Jr., William L. Thomas, Nelson Franklin, Peter Grosz, Kathy Najimy, Brian Huskey, David Pasquesi, Tzi Ma, Marc Goodman, Brad Leland
Temporadas
: 7

Episodios: 68
Género: Política/ Comedia
Valoración: Más real que la realidad

Déjate de House of Cards, la verdad de las cloacas de los políticos de Washington se parece mucho más a Veep. Parece mentira que Veep, habiendo cosechado dos Emmys a mejor comedia, teniendo a Julia Louis-Dreyfous como protagonista, con media docena de Emmys a mejor actriz de comedia e incontables otras nominaciones, haya pasado tan desapercibida en un país con una cultura seriéfila tan intensa. Probablemente al espectador español medio no le vaya ni le venga demasiado así a priori una serie protagonizada por la vicepresidenta de los Estados Unidos. Comprensible, es una serie política de los Estados Unidos y, encima, está protagonizada por la vicepresidencia. Ni siquiera goza del aura cool de la presidencia con sus códigos de misiles nucleares, su sala de guerra y sus reuniones secretas con Rusia y China. La razón por la que nos estamos perdiendo esta serie es que no nos creemos que la vicepresidencia pueda ser mucho más guay que la presidencia porque el verdadero juego sucio se da a en las antesalas del poder.

Family photo.

Creada por Armando Iannucci y lanzada en 2012 en HBO Veep cuenta con 6 temporadas a sus espaldas que concluirá con una séptima anunciada para 2019 con Julia Louis-Dreyfous recuperada de su cáncer de mama. La serie trata las aventuras y desventuras de la nueva vicepresidenta de los Estados Unidos, Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfous) y su séquito, una mezcla de incompetentes y entrañables burócratas. Sí, ni a la propia vicepresidenta le agrada demasiado su puesto de segundona al mando del mundo libre. Tras una carrera por la presidencia que perdió ahora está fuera completamente del gobierno. Selina Meyer no es una mujer que se deje amedrentar por las circunstancias y en cada capítulo queda patente.

Tras ponerme algunos capítulos de la serie lo primero que destaca es su tono. En un primer momento es difícil de clasificar pero, poco a poco, comienza a tener consistencia e individualidad. Veep está a medio camino entre comedias como The Office o Parks and Recreation y de un drama político como House Of Cards. Veep es una comedia con chistes de sitcom pero a su vez sigue una trama durante todas sus temporadas, probablemente forme parte de ese género cajón desastre que es la dramedia. El ritmo de su guión es incesante con chascarillos y chistes cayendo de todas partes pero sin hacer esa pausa tan característica para que el espectador ría. Las conversaciones que hacen avanzar la trama están cargadas de comedia y el resultado es altamente desconcertante durante los primeros capítulos. Ya sea por verla en un idioma que no es el mío y mi cerebro no pueda seguir el ritmo sin perderme algún chascarrillo o porque no tuviera una referencia a la que agarrarme durante la primera temporada no acabé de situarme. Pero esto es sólo al principio y probablemente porque no iba bien avisado.

Te miro y te fulmino.

Una vez que el tono se ha asentado dentro de ti, la serie no para de sorprender. Mucha comedia, un reparto fabuloso que me recuerda a como en Parks and Recreation el amor por los personajes se cimentaba temporada a temporada y los acababa sintiendo más cercano y una trama que engancha. Muy destacable el papel de Tony Hale como Gary Walsh, el inestable asistente personal de Selena; Jonah Ryan (Timothy Simons) , un becario de la casa blanca que protagoniza muchos de los momentos más cómicos y Catherine (Sarah Sutherland), la sufrida hija de Selena.  Las temporadas de Veep son cortas oscilando entre la docena de episodios de media hora. Es tan amena y engancha tanto que no me extrañaría nada que alguien que descubriera la serie las viera del tirón.

Uno de los grandes puntos a favor de la Veep es Julia Lous-Dreyfous como Selena Meyer. No sólo la actriz hace un papelón (debidamente galardonado) sino que el personaje es sencillamente genial. Si la Lesly Knope de Amy Poehler en Parks and Recreation era la política perfecta, comprometida con su labor como sirviente público y honesta hasta lo naïve; Selena Meyer es todo lo contrario. La vicepresidenta de los Estados Unidos encarna todas las lacras de los políticos actuales. Es egocéntrica, altamente inestable y no duda en utilizar los medios que tenga a su alcance (por de dudosa moralidad que sean) para lograr sus objetivos. Nos caería fatal si no fuera por su mala suerte patológica y su capacidad para tomar siempre decisiones erróneas (sobre todo si está de por medio su ex-marido). Veep no deja títere sin cabeza en lo se refiere a los políticos pijos, forjados en universidades privadas, hijos de otros poderosos y políticos de carrera. La crítica va de lo abrupto a lo sutil pero siempre bien afilada. Como debe de ser. Sin embargo Selena se deja querer a pesar de todo ello. O si no que se lo digan a Gary.

¿Qué insinúas?

Yo si fuera vosotros no dudaría en acercarme a ella antes de su temporada final, Veep es una serie con grandes momentos y personajes. Tanto si eres fan de Parks and Recreation o The Office como si te gusta más un drama político a la House Of Cards, esta es sin duda la serie que deberías estar viendo.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.