VAMPI: CUÉNTAME UN CUENTO, de José Fonollosa

 


Título original:
Vampi: Cuéntame un Cuento ESP

Sello: Grafito Editorial
Guionista: José Fonollosa
Artista: José Fonollosa
Colorista: José Fonollosa

Publicación España: Marzo 2019
Valoración: Back to the past

 

 

Ahora puede parecer de lo más normal, pero para la gente de mi generación, criarse rodeado de cómics no era lo más habitual. Algo bastante irónico, pues el concepto de que los tebeos estaban dirigidos para niños estaba todavía más arraigado que actualmente. Desde mi más tierna infancia, los mayores de mi alrededor me colmaban con obras de sus estanterías (casi ninguna para niños, todo sea dicho: Baoh, 2000 AD o Conan) en las que siempre había hueco para aquellos recopilatorios clásicos de TBO, Hanna Barbera o los eternos Mortadelo y Filemón. Si bien es cierto que mi favorito era Superlópez, una cantidad ingente de cómic infantil llegado de la otra parte de los Pirineos se convirtió en mi pila de regocijo y diversión eterna. Hoy en día, tras casi una decena de mudanzas y cambios, he perdido casi todo lo que atesoré hace más de veinte años, pero esas pequeñas historias siguen grabadas en mi cabeza.

Es por eso que tengo cierta debilidad por los trabajos de José Fonollosa. Esa manera especial de narrar, ese olor a aventura clásica en sus historias, ese dibujo tan característico que me transporta a cuando mi vida era mucho más sencilla y podía pasarme las tardes enteras leyendo cómics que me hacían viajar y fantasear, mientras devoraba mi bocadillo de nocilla. Ay, los buenos tiempos. Que máquina del tiempo más maravillosa y genial que es…

VAMPI: CUÉNTAME UN CUENTO
de José Fonollosa

Todos hemos sido o somos Vampi alguna vez en nuestra vida. Vale, nosotros no hemos sido una pequeña vampira hija del gran conde Drácula, ni hemos tenido un mayordomo zombi y tampoco éramos amigos de un gato y un murciélago que habla. Pero dejando todo el toque terroríficamente cuqui que rodea a nuestra protagonista, todos hemos sido un niño travieso al que le han encantado las aventuras, jugar hasta hartarse y escaquearse de los quehaceres diarios que no aportan nada a una imaginación desbordante que no nos deja estar quietos. Bueno, quizá no todo el mundo haya sido así, pero seguro que habéis conocido alguna persona que lo fue o lo es a día de hoy. Porque Vampi no deja de ser una niña hiperactiva que le encanta leer y pasarlo genial con sus amigos, que ve aventuras allí donde los demás no y que siempre intenta salirse con la suya. En serio, creo que mi niño interior no puede sentirse más identificado con un personaje de cómic. Y eso que no es pelirroja, sino ya sería perfecto.

Soy de los que defiende que cuando alguien se hace adulto, los cómics dejan de tener etiquetas o límites. Puedo comprender que una lectura en la que salga sexo explícito o palabras malsonantes pueda estar vetada a los más jóvenes, pero pasado el mero trámite de crecer eso queda subsanado. Qué decir ya de la idea de sexualizar los cómics, identificándolos como “para hombres” o “para mujeres”. No puede haber nada más estúpido. Las historias son para todo aquel que se quiera acercar y disfrutarlas, sin ningún tipo de barrera. Es por eso que puedo decir sin ningún tipo de complejo que Vampi me encanta. Ya me hacía gracia cuando leía alguna que otra tira en Camacuc o el diario Levante en valenciano y tras la primera recopilación de Grafito, a la que tuve que acostumbrarme al cambio de idioma, ya quedé convencido. Además, ésta sí que es una lectura para todos los públicos, que tiene esa maravillosa cualidad de acercar al mundo del cómic a aquellos no acostumbrados a este medio o a la simple lectura. Y no me refiero solamente a los más pequeños.

Y así comenzaron las elecciones de Cataluña…

Pero mentiría si no dijera que José Fonollosa ha sabido hacerme viajar al pasado y olvidarme de absolutamente todos los problemas que me rodean. ¡Y mira que es tarea harto difícil! Sin embargo, tiene esa manera de narrar tan clásica e imperecedera que ya casi ni se encuentra con la que logra crear su mágico ambiente que te transporta, te lleva a otra época de tu vida. Está claro que debería venderos este cómic como el paso perfecto para los más pequeños a la hora de entrar en esto de la lectura, pero no puedo evitar decir que me ha llegado a la patatuela. Si en el anterior tomo me “quejé” de que no hubiese una historia más larga, aquí sí podemos disfrutar de una breve historia llamada En el bosque encantado y en la que nuestra protagonista Vampi se encuentra con varios personajes de los cuentos más famosos y está genial. Quizá me gustaría ver una obra íntegra en la que todo fuera una misma historia, pero este formato de tiras cómicas también tiene su aquel que me hacer recordar a las viñetas de Calvin & Hobbes. ¡Ay, que buenos tiempos aquellos!…

Dejaos los prejuicios a un lado y no dudéis en haceros con este cómic. Es sencillo, entrañable y gusta a todo tipo de público, algo de lo que muy poquitas obras pueden presumir. Me parece increíble que la editorial Grafito esté apostando tanto y con tan buen criterio en la línea Lapicero, centrada en los más pequeños. Que hemos llegado a un punto de querer constatar que los cómics son para adultos que casi nos olvidamos de los más pequeños. Y eso no puede ser. ¡Es que nadie piensa en los niños que tenemos 23 años y pico! ¡Hombre ya!

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.