USAGI YOJIMBO, Vol. 1: “Primeras Andanzas”, de Stan Sakai

 

Título original:
Usagi Yojimbo, Book One: “The Ronin” TPB
Sello: Fantagraphics Books
Guionista: Stan Sakai
Artista: Stan Sakai
Colorista: B/N
Contenido: Albedo #2-4, Critters #1-14, Doomsday Squad #3 y Usagi Yojimbo Summer Special (Nov. 1984 – Jul. 1987)

Publicación USA: Abril 1987
Public. España: Noviembre 2000 (Planeta)
Valoración: El mejor conejo que he probado /10

 

Seguramente no lo recordaréis pero el 10 de junio de 2014 el que fuera monarca de este nuestro país decidió abdicar en favor de su hijo. Lo que seguro que todos recordaréis es que ese mismo día debuté en Zona Zhero con la primera parte del repaso a la etapa de Los Nuevos Titanes de Marv Wolfman y George Pérez (etapa que ECC aún no ha reeditado, por cierto).

Más de 1000 días y 80 reseñas después mi vida ha cambiado tanto que daría para una reseña propia, pero hay cosas que nunca cambiarán: mi pasión por los cómics, cosas que espero que duren por mucho tiempo que es mi compromiso para con la Zona (mi gran familia comiquera) y otras que me siguen gustando mucho, como es hacer encuestas en Twitter. De la suma de estos factores llega la reseña para celebrar los 3 años de mi debut, fruto de diferentes encuestas en las que la gente votó libremente (o no. Ferran, Liam Neeson tiene un mensaje para ti) hasta decidir que la obra escogida para tan magna ocasión no fuera otra que…

USAGI YOJIMBO: PRIMERAS ANDANZAS
de Stan Sakai

Usagi Yojimbo es uno de los cómics independientes más longevos y mejor valorados en Estados Unidos, ganador de cuatro premios Eisner, pero todo esto y mucho más lo podéis leer en la estupenda reseña que nos regaló David Gil hace un tiempo en la Zona, por lo que intentaré ceñirme a valoraciones más personales en torno al primer tomo del personaje, titulado con toda la intención, Primeras Andanzas (y que viene al pelo para esta reseña que celebra mi primera vez en la Zona).

Antes de protagonizar su propia cabecera nuestro conejo samurai favorito debutó en el número dos de la revista Albedo Anthropomorphics en noviembre de 1984. Era una historia corta de 10 páginas, El Duende de Adachigahara, donde pese a vislumbrarse unas buenas costuras, nada parecía indicar que aquel samurai solitario fuera a erigirse como uno de los grandes personajes de la historia del cómic. Fue a partir de la segunda historia cuando Stan Sakai empezó a desarrollar a Usagi Miyamoto y su entorno, presentándolo como alguien con un estricto código de honor, pero también un gran corazón y sentido del humor, que lleva una vida solitaria y, pese a ello, va forjando diferentes amistades con aquellos con los que se va cruzando en su interminable peregrinaje. Algunos de estos personajes pasarán a formar parte del colectivo del cómic y serán recurrentes después de sus primeras apariciones que encontraremos en este tomo y protagonizando algunas de las mejores historias. Porque si bien Usagi es un personaje muy interesante y perfectamente construido le pasa lo mismo un poco como a Conan, que por estar enmarcado en una época muy concreta se limita el tipo de aventuras que puede protagonizar, por lo que puede acabar por resultar repetitivo. Consciente de dicha limitación, el autor se esfuerza desde sus inicios de dotarlo de un elenco de secundarios muy rico y variado, tanto en aliados como en enemigos.

La versión con animales de Shamurai Shodow tiene buena pinta… Fight!

De todos los que veremos aquí me quedo con Gennosuke Murakami (más conocido como Gen), un cazarrecompensas picaro y bravucón, pero con buen fondo y forma de rinoceronte que recuerda al mejor Han Solo. También hay que destacar a Zato Ino, un forajido con una maestría mortal en el uso de la espada pese a ser ciego ya que cuenta con un olfato tan desarrollado que le permite “ver” con la nariz. Pese a que Usagi y éste último forjan una amistad en un principio, una serie de revelaciones y actos los llevarán a convertirse en enemigos irreconciliables en la que es una de las mejores historias del tomo, si no la mejor.

Todas las historias de Primeras Andanzas son autoconclusivas, aunque se empiezan a hilar cabos con varias apariciones de algunos personajes que repiten en más de un relato, pero vale la pena centrarse en las dos historias que tuvieron más de un episodio. En primer lugar fue Conejo solitario con niño (¿no hace falta citar el homenaje, verdad?) y La confesión donde se presenta a Tomoe Ame y su señor Noriyuki en una historia de intrigas políticas donde Usagi es contratado como yojimbo (guardaespaldas) por primera vez. Aquí se irán desvelando detalles del pasado del protagonista, pero será en la siguiente historia de dos partes Regreso al hogar en el que nuestro protagonista se reencuentra con Mariko, alguien muy especial en su juventud. Con todo, en estas dos historias también habrá grandes dosis de acción con la aparición del clan ninja y de los ninja topos (literalmente hablando).

La muerte puede ser divertida.

Es esta mezcla de géneros, pues también hay historias de marcado carácter sobrenatural, otras con una carga emocional salida de las mejores tradiciones japonesas y algunas meramente humorísticas, lo que hace tan grande a esta serie pese a las limitaciones que comentaba antes.

Si en cuanto a concepto de serie y guiones Stan Sakai hace un trabajo encomiable, la parte gráfica no le va a la zaga. Pese a no lucir un estilo tan pulcro como consiguió con el paso del tiempo, especialmente en las figuras, que lucen todas demasiado comprimidas, ya se aprecia desde la primera página el excelente uso de la narrativa que domina como pocas veces se puede ver en un cómic. Todas las historias fluyen por sí solas sin que sobre ni falte nada, dedicando tiempo tanto a los momentos más tranquilos de contemplación y reflexión como a desarrollar las peleas, que las hay y muchas, todas exquisitas. El uso de personajes antropoformicos permita al autor jugar con diferentes contrastes entre su personalidad y su apariencia, pero siempre aprovechando esta condición para resaltar la expresividad de sus rostros, que siempre transmiten a la perfección lo que sucede y en ocasiones, como las muertes de algunos personajes, sirven para dejar caer gotas de humor. La figura de Sakai como autor completo se culmina con su trabajo como rotulista donde aquí si que destaca incluso más que en el dibujo per se.

El desfile de personajes tiene más de una sorpresa para el ávido lector.

Pese a no haber sido en ningún momento una de mis primeras opciones para la reseña de mi tercer aniversario en la Zona, releer Usagi Yojimbo ha despertado en mi el interés por este cómic que no leía desde hace… No sé, muchos años. Tal es la magnitud de la grandeza de esta obra que concibió y ejecutó Stan Sakai hace ya más de 30 años.

Después de todo estamos ante un cómic que habla del honor, el compromiso y los valores propios de los samurais, combinados con grandes dosis de acción, drama y humor. Una mezcla magnifica apta para todos los paladares y que todo el mundo debería disfrutar. Yo ya estoy en ello…

Acaba así mi celebración de los 3 años en Zona Zhero, habrá que ir pensando en como celebramos la reseña 100. Pero eso, amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Joe Runner dice:

    Gran reseña, compi. La verdad es que Usagi Yojimbo es una gozada, pese a que puede llegar a pecar de repetitivo. Pero, pese a ello, es esa misma atmósfera la que le da tanto juego y lo convierte en la serie perfecta para hacer multitud de guiños a otras historias o cómics. Tendré que reengancharme a la lectura, ya que lo dejé hace un año por el décimo tomo. Si vas a cumplir años de esta forma, que sean muchos más. Un abrazo inmenso y es un honor compartir página contigo. Excelsior!

    • A mi me ha pasado igual, dejé los tomos de Planeta en un número indeterminado que ahora mismo soy incapaz de recordar pero al preparar esta reseña me ha vuelto a coger el hype por retomar la serie. Cosa que haré en cuanto vuelva a tener las riendas de mi vida esto es, vaya usted a saber cuando…
      El honor es mío, formar parte de esta familia de locos es una de las mejores cosas que me han pasado… en los últimos tres años xD

Deja un comentario, zhéroe