UNDISCOVERED COUNTRY: Volumen Uno, de Scott Snyder, Charles Soule y Giuseppe Camuncoli

 

Título original:
Undiscovered Country: Destiny TPB
Sello:
Image Comics
Guionistas: Scott Snyder y Charles Soule
Artistas:
Giuseppe Camuncoli
Entintadores: Leonardo Marcello Grassi y Daniele Orlandini
Colorista: Matt Wilson
Contenido: Undiscovered Country #1-6 (Nov. 2019 – Jun. 2020)
Publicación USA:
Julio 2020
Publicación España:
Marzo 2021 (Planeta)
Valoración:
Dios bendiga a esta América

 

Un grupo formado por diferentes miembros expertos en sus respectivas disciplinas está a punto de introducirse en terreno estadounidense por primera vez en 30 años. Su misión consiste en llegar a un acuerdo con el representante de los Estados Unidos para conseguir una cura al mal que está azotando a la población, pero pronto descubrirán que nada es lo que parece en…

UNDISCOVERED COUNTRY
de Scott Snyder, Charles Soule y Giuseppe Camuncoli

Es posible que si algún día hayamos hablado de Batman os haya explicado lo mucho que aborrezco la etapa de Snyder al frente de la cabecera. No es que lo leyera todo ya que después de la Muerte de la Familia decidí dejar de castigarme con tanto maltrato al personaje. Así que os estaréis preguntando qué hago reseñando un cómic de este autor y la verdad es que la propuesta me pareció tan interesante que decidí darle una oportunidad por aquello de que hay autores, como el mismísimo Jeff Lemire, que brillan mucho mas fuera del mainstream que dentro. Así que además de ir con el hype bajo mínimos me dispuse a adentrarme en esta aventura sin pensar en ningún momento que iba a ser mi siguiente reseña. Y es que seguramente este cómic tiene mil defectos pero cumple a la perfección la máxima que se le pide a cualquier producto de entretenimiento: que entretenga. Undiscovered Country es un cómic divertidísimo que se libra de cualquier complejo para ofrecer un chorreo continuo de ideas locas y giros de guion con una ambientación exquisita y un ritmo endiablado.

Toda esta introducción viene dada por la enorme sorpresa que me ha supuesto leer Undiscovered Country, un cómic cuya propuesta exhala libertad creativa por los cuatro costados ofreciendo no solo uno de los arranques más brutales de todos los tiempos sino que esconde mucho, muchísimo más tanto en lo que sucedió antes de que empezara la historia como en el transcurso de la misma. El cómic empieza con un equipo de expertos a punto de pisar territorio americano 30 años después de que el país decidiera encerrarse en una burbuja tanto metafórica como literal. Sin apenas tiempo para asimilar este punto de partida iremos descubriendo cómo el mundo ha llegado hasta este punto (con reminiscencias evidentes a grandes clásicos de la ciencia ficción) así como se irá complicando la misión cuando el equipo descubra que estos EEUU no son para nada como habían pensado.

En la Nueva América siguen habiendo cosas que no cambian.

Si dejamos a un lado todo lo relacionado con el mundo donde se desarrolla la acción, digamos sólo que hay un virus mortal que amenaza con acabar con la vida en todo el planeta, podremos centrarnos en la misión y sus miembros y en como todo se va al carajo una vez entren en territorio estadounidense. Todos los participantes tienen un propósito, diplomáticos, historiadores, médicos y soldados, pero también varios secretos, algunos disponen de habilidades y conocimientos fundamentales para entender lo que está pasando mientras que otros aún no han descubierto sus cartas. Un elenco variado en el que todos tienen su importancia tanto para el cumplimiento de la misión como para el desarrollo de la historia. Lo que todos tienen en común es que ninguno estaba preparado para lo que se iban a encontrar una vez llegaran a suelo americano, o quizás sí, pues entre ellos se haya un traidor que trabaja para el otro bando con lo que las sorpresas no han hecho más que empezar.

Llegó el momento de hablar del mejor elemento del cómic que no es otro que la ambientación del mundo que se esconde tras el escudo impenetrable que protege los Estados Unidos de América del resto del planeta. Seres mutantes que cabalgan tiburones por el desierto, muros infranqueables protegidos por estrellas de mar que escupen lava y en definitiva dos facciones enfrentadas por conseguir una llave que les de acceso a la América Profunda donde se encuentra la verdad sobre lo que está ocurriendo en la Tierra o quizás no. En mitad de este caos nuestros héroes deberán ir avanzando mientras descubren más los unos de los otros, de este Nuevo Mundo y de su propio destino mientras conocen a los dos líderes de las facciones enfrentadas y que representan en cierto modo la vieja y la nueva América.

Un goonie nunca dice muerto.

El guion viene firmado a cuatro manos por dos autores. De Scott Snyder  ya hemos hablado al principio, pero tampoco es que Charles Soule sea santo de mi devoción,  sus comics me producen más indiferencia que otra cosa, al menos hasta hoy. Es indudable que los dos autores se han volcado en este trabajo más personal donde han podido dar rienda suelta a sus inquietudes respecto a cómo afrontar el fin del mundo por un lado y la independencia de América por otro. El resultado final es una mezcla de ciencia ficción, thriller político y aventuras que sabe moverse muy bien entre la historia que nos ocupa y la historia que ocurrió hasta llegar a este punto de partida.

En el apartado gráfico Giuseppe Camuncoli hace un trabajo sobrio como viene siendo habitual, sin grandes alardes más allá de alguna escena espectacular pero sin apenas puntos flojos. El artista italiano tiene un estilo muy académico, con figuras bien proporcionadas y atención al detalle, con una narrativa correcta pero sin ningún rasgo definitorio que te haga identificar su trabajo a primera vista, pero por otro lado sale bastante airoso de un cómic donde hay muchos pasajes de diálogos y poca acción. Destaca especialmente todo el imaginario a la hora de representar un mundo futuro donde caben todo tipo de criaturas, paisajes, vehículos y personajes.

Esta imagen vende mejor el cómic que toda mi reseña.

El color de Matt Wilson es garantía de calidad y aquí puede apreciarse como consigue dotar de una atmosfera propia al pasaje desértico y desolador donde transcurre la acción aunque seguramente donde más destaque es en la separación entre figuras y fondo ya que el trazo entre ambas es muy delgado.

Undiscovered Country es un cómic que empieza como un tiro y ya no para, pues es tanto lo que hay que descubrir y tanto lo que los autores nos quieren explicar que el interés no decae en ningún momento. Un ejemplo de que un producto es mucho más que la suma de sus componentes, ya que por separado ninguno de sus autores me hubiera llamado la atención pero que una vez ponen su talento al servicio de la historia acaban por ofrecer una obra muy entretenida, con un punto de partida original y una sensación de que todo puede pasar que es pura diversión para el lector.

Y es que no hay que cerrarse nunca a conocer cosas nuevas, uno nunca sabe si le van a gustar. Pero eso, amigos, es otra historia.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.