TROLLHUNTERS, del Toro style

TítuloTrollhunters
Fecha 1ª emisión: 23 de Diciembrede 2016
Cadena: Netflix
Creadores: Tom Wheeler, Guillermo del Toro
Temporadas1

Episodios26
Actores: Animación
Nota: Van trolls y se cae el del goblin /10

Sinopsis: Jim Lake Jr. es un joven que lleva una vida normal de estudiante en Arcadia, su pueblo natal. Un día, Jim tropieza con un amuleto que le otorgará el poder de un Trollhunter: un guerrero protector del mundo de los trolls. Desde entonces su mundo se pondrá patas arriba al descubrir una civilización secreta que le pide que proteja tanto su mundo, como el de los humanos. Con la ayuda de sus amigos (humanos y trolls), Jim tendrá que lidiar con sus nuevas responsabilidades y prepararse para la gran guerra que está a punto de estallar.

TROLLHUNTERS
de Tom Wheeler y Guillermo del Toro

La plataforma Netflix no deja de sorprender. Cada año que pasa se apuesta más fuerte por las series de producción propia y ya no es nada raro ver un estreno propio cada una o dos semanas. Algunas series comienzan por todo lo alto gracias a su promoción, pero hay otras que, aun siendo de calidad, se quedan en un segundo plano.

Trollhunters es la nueva serie de animación de Netflix y Dreamworks, basada en el libro infantil del mismo nombre de Guillermo del Toro y Daniel Kraus. Pero tranquilos, de la serie también se encarga del Toro.

¿No os pasa, como a un servidor, que ya os molesta y os cansa el uso constante de los mismos estereotipos y el abuso por la repetición de un mismo esquema para contar una historia? Pues tranquilos, Trollhunters peca de tener todo eso y más.

Tópicos típicos.

En un primer momento esto fue algo que me echó para atrás. Trollhunters tiene como protagonista al típico chaval de instituto, al amigo gordo-gracioso, a la chica de la que está enamorado, al matón de clase, a la familia desestructurada… Y sí, nuestro prota resulta ser el “elegido” para cargar con una responsabilidad enorme sobre sus hombros. En este aspecto no inventa la rueda.

Pero, ¿es esto malo? Quizás sea lo que más pueda criticarse de manera negativa, pero a su vez, de esta manera, resulta más rápido quedarse con los roles de los personajes y sus distintas formas de ser. No sólo los conoces por su comportamiento, sino por tener constancia del estereotipo de persona que están queriendo representar. Una vez aceptado este punto es cuando se puede ver con otros ojos. Y es que, si bien no es nada novedosa en cuanto a historia, es sumamente entretenida y divertida.

El Mercado del Corazón de Piedra. Parada obligatoria en el mundo de los trolls.

¿Esa serie que te ves como si fueran palomitas, devorando cada episodio como si durase 5 minutos? Ésa es Trollhunters. Posee un gran ritmo y es totalmente disfrutable, tanto para niños como para los padres de éstos. Cada capítulo se nos muestra diferentes aspectos del mundo mágico y constantemente se presentan nuevos monstruos con diseños innegablemente “GuillermodelTorianos” (je). Es una serie cuya historia avanza mucho más deprisa de lo que puede parecer: cuando te quieres dar cuenta, está ocurriendo algo que pensabas que iba a suceder mucho más adelante y enseguida procede a ampliar la acción o directamente van pasando a otra cosa. No da lugar al descanso.

Además, por mucho que su premisa sea lo mismo de siempre, no es así en su desarrollo. Vale sí, hemos de reconocer que existen algunos momentos muy típicos esparcidos a lo largo de su temporada, pero también existen innumerables situaciones realmente originales, ya sea por la manera de atrapar a una criatura, el uso de un artefacto extraño para cometer algún fin o los giros argumentales que van poniendo las cosas más difíciles para los héroes.

El diseño de personajes tampoco deja de sorprender a lo largo de la serie.

Los personajes, así mismo, resultan atractivos y cumplen con creces su propósito. Llegan a importarnos cuando se ponen en peligro y los villanos que van apareciendo, de igual manera, resultan completamente temibles. Hasta los trolls que ayudan al protagonista, entrenándolo para que cumpla su cometido de protector de su mundo, consiguen darnos buenos momentos y tienen sus propios pasados bien construidos.

Por otra parte, sorprende el nivel en cuanto a la animación se refiere. Se podría pensar que puede llegar a ser regular, tratándose de una serie y lo que ello supone en cuanto a costes de producción, pero se acerca bastante a lo que podemos ver de Dreamworks en pantalla grande (¡y estamos hablando de una temporada de 26 capítulos!). Es increíble pensar en todo lo que supondrá realizar un trabajo tan largo y a la vez mantener ese nivel de calidad visual en cada uno de los episodios que lo componen. Es una de las grandes bazas con las que juega esta serie. El espectáculo está servido y no son pocos los momentos de epicidad bien resueltos.

Y encima Ron Pearlman pone voz a ese Villano.

Es aquí es cuando entra en juego el apartado sonoro. El tema principal corre a cargo del gran Alexandre Desplat (El Gran Hotel Budapest, Argo) y consigue transmitir ese toque aventurero y heroico de lo que podemos encontrarnos en Trollhunters. Por otra parte, el resto de la música de la serie corresponde a Tim Davies, resultando gratamente sobresaliente, sobre todo en los momentos más emotivos o cuando la acción adquiere un tono más épico, la cual logra resaltar esa emoción sobremanera.

La serie, en líneas generales, es conocedora de su situación. Una obra de aventuras, que no descansa a la hora de avanzar su historia y que lo único que busca es ser devorada por los suscriptores de Netflix. ¿Sólo entretenimiento? Quizás sí, pero del bueno. Además, pese a que el protagonista ya no tendrá la misma voz en caso de haber una segunda temporada (el actor Anton Yelchin falleció en un accidente con su coche el año pasado), todavía se dejan cabos sin atar y un gran cliffhanger como antesala a su continuación. Porque esto no es The Strain (otra adaptación a serie de una obra de Del Toro). Esta sí merece la pena.

¡Nos vemos en la Zona!

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Thesystemhasfailed dice:

    Muy buena reseña. Totalmente de acuerdo en que es una serie que, sin innovar nada, es bastante buena. Es una serie que he visto con los peques y realmente se devoran los episodios uno detrás de otro. La serie me ha parecido que tiene un punto retro/ochentero importante. Y ciertos tics que recuerdan mucho a Buffy Cazavampiros (sesiones de investigación en la biblio, la figura del mentor, del elegido, la madre que se entera/no se entera de quién es en realidad su hijo… el recurso a un grupo de amigos para sobrevivir frente a otros elegidos «solitarios»… cuanto más escribo más me lo recuerda, la verdad).
    Yo diría que es una serie para chavales de 8 años en adelante. Conforme avanza la trama la cosa se va poniendo más oscura y tiene partes que pueden llegar a dar miedo a los más peques, pero por lo demás es eso, una serie comodín, con la capacidad de enganchar a niños y padres por igual, y con una animación más que digna.
    Un saludo.

    • jorgevillar0 dice:

      No había pensado en Buffy y tienes toda la razón. Quizás también recuerda porque se nota que se basa en esa serie de historias donde el salvador inexperto debe enfrentarse a poderes que hasta entonces desconocía y claro, utilizan todos esos recursos narrativos.
      Gracias por el comentario :)

      • Thesystemhasfailed dice:

        Por seguir nombrando puntos en común, se podría añadir el que
        SPOILER SPOILER SPOILER
        se descubre que El Cazador de Trolls tiene un origen oscuro (igual que Buffy, cuando descubre que la naturaleza de su “don” tiene origen demoniaco, el Cazador de Trolls descubre que parte de las piedrecitas que se engarzan en el amuleto tienen origen “malvado”).
        FIN DEL SPOILER.
        La verdad es que veo tantos puntos en común que creo que estos es más que un homenaje jeje.
        Por otra parte, a los más viejos quizá haya cosas que le recuerden ala antigua serie de dibujos animados de “Dragones y Mazmorras”. Ver a Claire con el báculo, a Jim con la espada y Tobias con el mazo hace que a algunos se nos venga a la mente la canción de apertura de la serie “Tú el bárbaro, tú el arquero, acróbata, magos, y el caballerooo…” Como poco, ese detalle también recuerda a Las Crónicas de Narnia.
        En fin, que dejo de desvariar. Es que la serie me ha sorprendido positivamente más allá de lo que esperaba. Un saludo.

Deja un comentario, zhéroe