TRIO, de John Byrne

 

Título original: Trio, Vol. 1 TPB
Sello: IDW Publishing
Guionista: John Byrne
Artista: John Byrne
Entintador: Joe Sinnott
Colorista: Ronda Pattison
Contenido: Trio, #1-4 USA
(Mayo – Agosto 2012)
Publicación USA: Octubre 2012
Publicación España: Marzo 2014 (Yermo Ediciones)
Valoración: 4/10

 

Sinopsis: Se llaman Uno, Dos y Tres, pero el público los conoce como Piedra, Papel y Tijera… ¡y juntos forman el equipo de superhéroes Trío! Ahora deben enfrentarse a la amenaza más grande de sus carreras: un hombre submarino, un leviatán surgido de las profundidades del océano, una amenaza del espacio exterior, un villano venido de otra dimensión… ¡y todo esto al mismo tiempo! ¿Serán capaces de sobrevivir a la experiencia?

Byrne presenta la historia de tres superhéroes que forman un grupo llamado Trío. Los nombres en clave de los susodichos son Piedra, Papel y Tijera. Y si pensáis que un grupo de superhéroes basados en el popular pasatiempo infantil es de lo más cutre… estáis en lo cierto.

Piedra, Papel y Tijera

Piedra, lógicamente, es un héroe tipo La Cosa de los 4F, calcando casi hasta su apariencia física. Tijera es un héroe tipo Lobezno, con brazos que se convierten en cuchillas, y Papel es la componente femenina del grupo cuyo poder parece ser es convertirse en papel elástico, siendo un ser de 2 dimensiones. Son un grupo gubernamental, aunque en sus primeros (y únicos) cuatro números ni siquiera nos han presentado su origen. Eso sí, tienen hasta una especie de Quinjet…

En este tomo de Yermo Ediciones, correctamente editado, veremos al grupo enfrentarse con un atlante, tipo Namor, que parece tener una deuda pendiente con los humanos, aunque en ningún momento se nos dice cual es. Invoca a una especie de Godzilla para qué destruya la ciudad y, hala, tan contento. Menos mal que viene un tipo galáctico de grandes proporciones que, al contrario que un tal Galactus que devora mundos, este sólo se los bebe, lo que hará que el atlante se alíe con el trío formando un cuarteto para hacer frente a la amenaza común. Giro argumental, por cierto, nunca antes visto (!).

Paralelamente, en unos laboratorios experimentales, traen de un pasado alternativo a un ser llamado Gólgota, de origen nazi y decidido a conquistar el mundo, a base de rayos y sentencias grandilocuentes, que casi hacen más pupa. Y no recuerda al Dr. Muerte en absoluto.

Uno de los “originales” villanos de la serie

A pesar de su importancia en el comic-book americano, y sus grandes etapas en X-Men y Superman, nunca he sido fan de John Byrne. De hecho, sólo me gustó su Namor y su genial Hulka, básicamente por eso de romper la cuarta pared, aunque terminó abusando de dicho recurso. Y con este cómic no voy a ser más fan, al contrario. Supongo que estará hecho a propósito pero leer este cómic te transporta a esos cómics de finales de los 60 principios de los 70, con diálogos rimbombantes y textos de apoyo en las viñetas que te describen la escena como si fueras idiota y no supieras interpretar un simple dibujo. Nunca he sido nostálgico ni fan de ese tipo de cómic, del estilo “clásico” de hacer tebeos, ni entiendo cómo, en pleno siglo XXI, tiene cabida un cómic así, máxime cuando las formas de expresarse, de narrar, etc., han evolucionado tantísimo. Supongo que será un homenaje, una reivindicación a la forma de hacer tebeos de antes… Pero el experimento es, en mi opinión, fallido y no logra enganchar al lector (salvo que seas acérrimo fan del autor, a tenor de las múltiples reseñas positivas que he leído de la obra).

En cuanto al dibujo, se le nota rápido, cumpliendo el trámite y poco más. El trazo simple, el coloreado y las composiciones de páginas te trasladan, de nuevo, a varias décadas en el pasado… Entiendo que es difícil que un tipo de 65 años, 40 de los cuales ha empleado dibujando, pueda adaptar su estilo a las tendencias del cómic moderno, pero que su mayor evolución en esta obra sea utilizar un .jpg de textura rocosa para colorear a Piedra no hace sino confirmar la condición de viejo dinosaurio de este mito de la industria del comic-book. Y no nos confundamos, Byrne dibuja bien, pero adolece de los mismos defectos que el fandom sólo es capaz de ver en autores noventeros (todas las caras son iguales, mismas poses, etc.). Yo a eso lo llamo tener un estilo propio y este autor lo tiene.

En definitiva, sé que este tipo de cómic tiene su público y sus fans estarán contentísimos cada vez que saca algo nuevo, lo entiendo. Y si te gusta esta forma de hacer tebeos viejuna, casposa e infantiloide, es tu tebeo. El mío, desde luego, no.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Diamond dice:

    ¡Cuidado que no te oigan los fanáticos de Byrne!

    Me gustan los FF de Byrne, pero esto no. No es por el “homenaje” que le hace a la creación de Lee y Kirby, sino más bien por esa estética cutre de los protagonistas (acertadísima observación sobre el color de la cosa rocosa) y que no me gusta cómo le colorean hoy día.

    A propósito de la textura de rocas… ¿eso no sería cosa de la colorista?

  2. Gustavo dice:

    Dani tienes toda la razón del mundo. Firmado un superfan de Byrne con un original en su pared.

Deja un comentario, zhéroe