TOY STORY 4. Menudo despliegue

Título original:
Toy Story 4
Año: 2019
Director: Josh Cooley
Guión: Rashida Jones, Will McCormack (Personajes: John Lasseter)
Fotografía:
Animación

Reparto: Animación.

Valoración: Cuando esperas la nada y te dan casi todo

Sinopsis: Cuarta entrega de la saga en la que Bonnie, la nueva dueña de Woody, añade un nuevo jueguete a su habitación, con el que arranca una nueva aventura que servirá para que los viejos y nuevos amigos le enseñen al vaquero lo grande que puede ser el mundo para un juguete.

Esta claro que nadie o casi nadie esperaba esta película. Es decir, la trilogía que conforman las tres primeras películas se cerró de manera muy satisfactoria con la fantástica Toy Story 3, pero a Pixar últimamente, como a cualquier estudio de Hollywood, le interesa demasiado la nostalgia asi que se rompió esa regla invisible de haber cerrado la historia con la tercera y se puso en marcha una cuarta aventura con estos personajes que se antojaba realmente innecesaria. Pero resulta que Pixar ha vuelto a dar en el clavo y ha conseguido que su película menos esperada sea sorprendentemente buena.

¿Qué miráis? ¿Tengo algo en la cara?

Lo que mas llama la atención de Toy Story 4, tras un marketing realmente flojo y que nos preparaba para lo peor: una entrega episódica, con sensación de deja vu y ningún progreso narrativo, es que se convierta en una pelicula sorprendentemente buena y, sobre todo, en una historia que para ser la cuarta entrega de una franquicia muy conocida introduzca nuevos e interesantes temas que desafían el status quo de este universo. Y es que quién nos iba a decir que el tema principal de Toy Story 4 iba a ser el cambio y cómo este nos afecta emocionalmente, pero si, una vez mas los cabrones de Pixar os van a tocar la patata solo como ellos saben hacerlo con la que quizás supone la entrega, a la vez, más divertida y triste de la saga.

Para ser una cuarta parte que prácticamente nadie quería se las ingenia para ahondar en un montón de temas interesantes sobre las reglas de este mundo y sobre todo sobre qué significa ser un juguete y la impenetrable relación que tienen con los niños. Pero es que aparte de sacarse de la manga dilemas con bastante chicha que os daran que pensar es una película donde la comedia funciona colo un reloj. Todos los nuevos personajes son geniales (Duke Keanu Reeves Kaboom esta increíble), la prácticamente versión de Bo Peep es una gran secundaria con muchas cosas interesantes que contar y Forky es toda una sorpresa, ya que lo que empieza como prácticamente un puñetero chiste a nivel de concepto de personaje, acaba siendo uno de los personajes más interesantes de toda la saga. Tanto él como su existencia desafía y lanza preguntas sobre temas que se creían ya zanjados en este universo.

Lo que ha unido este tenedor que no lo desuna nadie.

Pero si hay algo que me ha sorprendido realmente ha sido el papel de Woody en esta pelicula. Y es que está bien claro que junto a Buzz siempre han sido el corazón de esta saga, pero aquí se le examina en canal regalándonos su arco más complejo, denso y existencial de prácticamente todas las peliculas y eso no lo esperaba para nada. Mientras que las entregas anteriores eran mas corales, en esta cuarta parte nuestro vaquero preferido es el completo protagonista de la cinta. Y ello supone que nos adentremos en su cabeza y vayamos experimentando todos los cambios que sufre a su alrededor en primera persona. Esta es la entrega donde más se demuestra su faceta de salvador eterno e incluso de una especie de mesías para los juguetes y cómo el no pensar en su propio bienestar le puede jugar una mala pasada. Una peli de gran profundidad para una peli que tiene en su cartel un puñetero tenedor parlante, vamos, la magia de la buena Pixar

Si es cierto, que su punto más flojo (que no negativo) es que a veces la cinta transcurre por algunas situaciones argumentales que resultan repetitivas para el espectador, pero lo cierto es que estamos ya en la cuarta entrega y es normal que eso ocurra. Afortunadamente la pelicula tiene un ritmo tan bueno que hace que la trama siempre avance para adelante y por lo tanto los juguetes no paren quietos de un lugar a otro, algo que termina por ser un problema gordo. Y es que, ¡maldita sea si esta pelicula no es preciosa! Al igual que vimos en anteriores trabajos de la compañía como Coco o Los Increíbles 2, la excelencia  en el apartado técnico y sobre todo visual que ha alcanzado esta compañía es una auténtica locura. Es decir, la animación se ve mas fotorealista que nunca y los paisajes y personajes estan tan detallados que verdaderamente asusta.

Pues haber elegido muerte.

Creo que si bien la tercera parte fue un final final más satisfactorio y perfecto en cerrar de manera armónica una trilogía, esta cuarta parte es un muy buen epílogo. Es decir, cierra cabos sueltos que se habian dejado antes, como lo de Bo Peep, y se despide de manera correcta de nuestros personajes esperemos que para siempre (porque vale, esta cuarta les ha salido mejor de lo esperado, pero ya es hora de terminar esta saga de una vez y no seguir robando huevos de una gallina de oro que ya esta algo cansada).

Toy Story 4 es una entrega que nadie queria ni esperaba y ha resultado sorprendentemente buena. Si es cierto que la cinta de vez en cuando transcurre por lugares demasiado comunes pero tiene tan buen ritmo, personajes y humor (tiene verdaderos puntazos de ese humor Pixar para adultos sin que te des cuenta)  y hace que te lo pases tan bien que te acaba por importar entre cero y nada. Y sí, la tercera sigue siendo la mejor y se sentia mas como EL FINAL, pero sin duda esta es un gran epílogo y sobre todo una demostración de que aunque nos pareciese que no, a estos juguetes aun les quedaba un poco de cuerda.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.