TITANES. La unión hace la fuerza

Título original: Titans
Fecha 1ª emisión: 12 de octubre, 2018
Cadena: DC Universe / Netflix
Creadores: Akiva Goldsman, Greg Berlanti y Geoff Johns.
Reparto: Brenton Thwaites, Teagan Croft, Anna Diop, Ryan Potter, Alan Ritchson, Minka Kelly, Lindsey Gort, Seamus Dever, Bruno Bichir, April Bowlby, Jake Michaels, Dwain Murphy, Curran Walters, Conor Leslie, Neven Pajkic, David J. MacNeil, Jarreth J. Merz, Rodney Alexandre, Lars Classington, Carlos Fortin, Colton Gobbo, Mark Antony Krupa, Ferelith Young, Liza Colón-Zayas
Temporadas: 1
Episodios: 11
Género: Acción/ aventura/ superhéroes
Valoración: Edgy pero con cabeza

Las series de televisión de DC suelen ofrecer una de cal y una de arena. Normalmente emitidas por The CW, suelen tener trasladar el espíritu de los cómics con honestidad, buen corazón y imaginación, pero también tienen tramas culebronescas metidas con calzador por doquier y alargadas hasta la náusea por la fórmula de veintipico episodios por temporada. Por eso la llegada de un nuevo servicio de streaming de DC que produce sus propias series y el anuncio de una serie de los Titanes, el grupo de héroes adolescentes de DC por antonomasia, planteó una alternativa refrescante.  Pero el primer tráiler sorprendió a todo el mundo con un marcado tono oscuro y violento y un “Fuck Batman” por parte de Robin que se volvió meme en las redes en cuestión de minutos. Una vez subida la primera temporada al servicio de streaming de DC en Estados Unidos y a Netflix en el resto del mundo, ¿qué nos ha ofrecido el producto final?

Si Robin llega a ser rubio, son Parchís.

Dick Grayson, más conocido como Robin, trata de dejar atrás la violencia de su tiempo como compañero de Batman trabajando como miembro de la policía de Detroit. Pero en su camino se cruzará Rachel Roth , una adolescente a la fuga tras vivir una experiencia traumática que necesita su ayuda para sobrevivir y para controlar sus misteriosos poderes. En su búsqueda de respuestas se encontrarán con Kory Anders, una mujer amnésica capaz de disparar fuego con las manos y con una enigmática conexión con Rachel, y Gar Logan, un adolescente que tras un experimento que le salvó la vida puede transformarse en un tigre verde. Juntos harán frente a sus demonios personales (de forma literal y metafórica), y buscarán la verdad sobre los orígenes de Rachel.

Con sus obvias licencias, el arco argumental de la temporada es una adaptación de los comienzos de los New Teen Titans de Marv Wolfman y George Perez, que también presentaba a un Robin queriéndose alejar de Batman y al grupo reuniéndose alrededor de Rachel (más conocida en los cómics por su alias, Raven). El viaje de los protagonistas se narra de un modo muy peculiar, con los episodios siguiendo una trama conjunta, pero al mismo tiempo teniendo su propia trama autoconclusiva. Y en esas tramas se suelen dedicar a abrir parcelas de su propio Universo DC.

Este no es el Robin de tus padres.

Desde el episodio dedicado a la Patrulla Condenada (de cara al lanzamiento de su propia serie), al que explora la relación entre Dick y Jason Todd, el nuevo Robin, la serie explora rincones nunca antes mostrados en una adaptación y que harán las delicias de los fans veteranos, a la vez que sorprenderán a todos los que descubran estas historias por primera vez. El resultado es especialmente satisfactorio en el caso de la figura de Robin, que por fin obtiene un tratamiento digno después del ridículo retrato que dejaban de él la serie de Adam West y las películas de Schumacher (del nombrecito de Nolan mejor ni hablamos).

La inusitada violencia ejercida por Robin obedece a un propósito, estudiar los efectos que tendría para un crío traumatizado crecer bajo la tutela de Batman. Hay luz y oscuridad debatiéndose dentro de Dick y ningún capítulo refleja esto mejor que el que cuenta con Donna Troy, la Wonder Girl de origen siempre cambiante, como estrella invitada. El episodio rezuma respeto por el legado de Batman y Wonder Woman y además refleja la relación de Dick y Donna de forma estupenda. El contraste entre las escenas más macarras y las más tiernas crean una mezcla curiosa pero que entra bien durante toda la serie.

Si bien es cierto que a veces considero que se pasan con el intensísimo gratuito, el tono adulto de la serie alcanza su máximo apogeo en el episodio dedicado al origen del dúo de vigilantes Halcón y Paloma. Trata temas de la vida real con mucha madurez, sin restarles importancia, pero tampoco sin caer en el melodrama. La mejor muestra de lo que la serie puede hacer cuando se toma en serio a sí misma.

Reunión épica, pero no vendría mal alguna que otra luz, DC.

A nivel interpretativo los cuatro actores que interpretan a los Titanes principales son un acierto de casting. Todos son muy carismáticos y interpretan con mucha soltura a sus personajes, siendo quizá la Starfire de Anna Diopp la que más se aleja del personaje original de los cómics. Los personajes invitados de DC tampoco están nada mal, destacando la dulzura de la Donna Troy de Conor Leslie y Curran Walters clavando al adolescente edgy que es Jason Todd.

Aunque es Rachel la que lleva el motor de la trama, a nivel de desarrollo de personajes la serie está centrada en Dick, que por ello tiene el mayor número de episodios alejado del resto del grupo. Quizá sea por ello por lo que la temporada termina en un cliffhanger tan abrupto para él, que deja con muchísimas ganas de más pero decepcionará a los que esperen que la trama principal se cierre en esa misma temporada.

Con esos ojitos…

En lo que respecta al lado “súper” de la serie, los poderes de Rachel, Kory y Gar están representados de forma decente para una serie de televisión. Sin duda donde más destaca es en las brutales coreografías de pelea de Dick, que tiene un traje chulísimo como los de Halcón y Paloma, pero por desgracia aparecen vestidos con ellos muy poco rato. Sin embargo, el tono oscuro de la serie se aplica de forma demasiado literal al modo en el que está rodada y en múltiples ocasiones nos encontraremos con coreografías muy chulas en las que no se ve un pimiento.

Titanes ha sido una grata sorpresa, una serie oscura y violenta pero con gran corazón en el fondo, personajes carismáticos, y mucho respecto por la mitología del Universo DC. Puede que la intensidad supere el limite en ciertos puntos y que tenga cosillas mejorables en la factura técnica, pero estoy deseando que llegue la segunda temporada. Titans Together.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Totalmente de acuerdo con tu reseña. Me ha sorprendido gratamente a mi también, y eso que llegué a ella con bastantes reticencias, basicamente por los contras que comentas de CW. Pero lo curioso es que venía yo la mar de satisfecho de ver el crossover de esta temporada de Arrow, Flash y Supergirl, precisamente aconsejado por Carlos Playbook, y no sé por qué no las tenía todas conmigo respecto a estos Titanes.
    Pero es que además del buen nivel en gral. de la serie, con sus irregularidades, eso sí, yo destacaría los capítulos 4 (Patrulla Condenada) 9 (Halcón y Paloma) Que bellezón Minka Kelly! con peluca ridícula incluida; y el último, el 11, que me pareció un Otros Mundos genial, aunque no deje en muy buen lugar a Bats. Pero, la verdad sea dicha, es que en el tiempo real de la serie, tampoco queda muy bien parado.

    Oye, pues que DCíta me ha quedado el comentario, no?
    En fin, a esperar la segunda temporada. Excelente reseña.
    Rockeros Saludos.

Responder a thebaldrocker Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.