TIBURÓN 19, una secuela sin mordiente

 

Título original:
Jaws 19
Año2015
Director: Max Spielberg
Guión: Damon Lindelof y Simon Kinberg (basada en una historia de Robert Zemeckis)
Reparto: Mark Wahlberg, Jesse Eisenberg, David Hasselhoff, Tara Reid, con la colaboración especial de Juanan Brundle como voz del tiburón.

Sinopsis: En la ciudad submarina de Nueva Chicago, el nieto de Martin Brody ha sido ascendido a jefe de policía en uno de los distritos hoteleros más importantes de la sumergida Illinois. Preocupado por una serie de cruentos asesinatos, él mismo investigará el caso en el que los cuerpos de varios jóvenes, entre ellos el batería de una banda de atlantopunk, han aparecido descuartizados en las inmediaciones del hotel Hilton. Cuál será su sorpresa cuando descubra que el director del hotel tiene una cuenta pendiente con su familia… y con su próxima comida.

Después de que Peter Jackson se diera el hostiazo padre con el HFR-3D del que nunca más se supo tras la primera parte de la trilogía de El Hobbit, ahora llega a nuestras pantallas una nueva técnica de exhibición cinematográfica desarrollada por Industrial Light & Magic en colaboración con Dreamworks y Amblin Entertainment: el Holofilme, que debutará exclusivamente en el Holomax Theatre de Hill Valley con la cinta que nos ocupa. El resto de los mortales la disfrutaremos en aburrido 2D sin captar los poros de los actores y sin poder contar cuántos pelos tiene en la cabeza el protagonista a cada momento. La película llamada a tal honor pertenece a la saga más exitosa de la historia del cine, con permiso del agente 007. Hablamos de…

TIBURÓN 19
de Max Spielberg

Dejando a un lado la agresiva campaña publicitaria con la que nos ha bombardeado la distribuidora a lo largo de todos estos meses, con esos monstruosos hologramas que si no han provocado un accidente es por puro milagro (¡La magia del cine, lo llaman!), ¿qué tal es el debut directorial de Max Spielberg, vástago del prestigioso cineasta? Pues… la calificación de este crítico se sitúa aproximadamente a la altura del lugar en que transcurre la acción: en el más absoluto de los abismos oceánicos. Pero claro, ¿qué podíamos esperar de un guionista como Damon Lindelof, que lleva ya 5 secuelas escribiendo la franquicia y su éxito comercial es debido únicamente al abuso del cliffhanger?

En efecto, esta Tiburón 19 vuelve a ser una película sin final real, pensada para el gran bombazo que esperan que llegue a ser Tiburón 20: Parte I y Parte II, a estrenarse en verano de 2016 y 2017 respectivamente. Dejando de lado que la saga parecía avanzar hacia el futuro desde que en Tiburón 17.5 se nos presentó al Cyborg-Tiburón venido del futuro para advertir a Tiburón III de lo que Martin Brody haría con su padre antes de ser concebido en la Tiburón original, parece que Lindelof nos vuelve a tomar el pelo. De aquí hasta el final, spoilers.

Tiburón 17.5: Cyborg-Tiburón y el Escualón Suicida

Y es que Tiburón 19 es una precuela steampunk-noir del futuro de Cyborg-Tiburón, donde conoceremos al creador del híbrido una vez que el nieto Brody descubra que el asesino y director del hotel es, en realidad, el tataranieto de Tiburón IV. Una excusa muy vaga para ahorrar en vestuario y CGI, que se limita a mostrarnos al escualo trajeado en escenas continuamente oscuras con superposición de sombras de persiana y mucho humo para disimular que durante el 90% de la película, el villano no es más que el propio Spielberg con una careta de los Street Sharks.

Así las cosas, y por encontrar algún factor de redención, la escena de sexo en la piscina del hotel está hermosamente rodada, con muchísimo gusto y delicadeza. A destacar, el momento del masaje genital con medusas y la tinta de calamar realizando espirales hacia el techo, de manera tan metafórica como impactante. De todos modos, dudoso mérito puede atribuirse a Max Spielberg dado que los rumores apuntan a que en realidad apenas rodó la mitad de la película y del montaje final se acabó ocupando el co-guionista y amaestrador de primates Simon Kinberg, al que se le acusa de haber extraído la escena del penúltimo videoclip de Lady Gaga, escrito por su alumno aventajado, Mandrilete III.

Tiburón 19: En el fondo del mar, matarile-rile-rile…

Desconozco cuáles serán del todo las intenciones de Lindelof y Kinberg de cara a la próxima y supuestamente definitiva secuela en dos partes, aunque el cliffhanger de esta Tiburón 19 (en la imagen de arriba) debería darnos algunas pistas. Se ha hablado de supervivientes en una isla que podría ser el purgatorio o no o sí, de la importancia de los personajes, y de crear un universo compartido con spinoffs y series de televisión como nunca se había visto antes. Y en glorioso 4D holográfico, con auténtico olor a pescado cada vez que aparece el verdadero protagonista de la saga.

Francamente, desearía que un servidor pudiera evitar tener que verla y reseñarla para la web, más que nada por evitar volver a ver el careto de Mark Wahlberg aplicando la famosa cara de pedo para casi cualquier escena exigente, o a David Hasselhoff y Tara Reid haciéndose pasar por adolescentes punk puestos de cocaína (sin descartar lo segundo). ¿Pero a quién quiero engañar? Después de 19 películas, con secuelas y añadidos, ¿cómo voy a perderme el (doble) capítulo final? Habrá que echarle… ¡agallas!

¡Nos vemos en la Zona!

Y hasta aquí nuestro homenaje a Regreso al Futuro II, que en 2014 cumplía 25 años y HOY, día 21 de Octubre de 2015, verá llegar a Marty McFly para montar en aeropatín, comprarse un peligroso almanaque deportivo e impedir que sus hijos cometan algún error que marque sus vidas para siempre. ¿Os ha gustado nuestro pequeño viaje en el Delorean?

Ahora sí…
¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

22 Respuestas

  1. elrulo dice:

    XDDDDD Joder lo que me he reído, Reve.

  2. Retranqueiro dice:

    XDDD
    Muy bueno, Reve.

  3. jorgevillar0 dice:

    Dios que bueno Ander! Mi enhorabuena

  4. Khonshu dice:

    Bravo!! Genial la ocurrencia!!

  5. Gracias a todos. Tenía miedo de que me hubiera pasado de frenada, fuera una chorrada o directamente no tuviera puta gracia. Me alegro de que os haya gustado :D

  6. JAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAJAJA. Hay que ser muy crack para sacarse esto de la… agalla xD. Como siempre, GrAnder!

  7. Teresita Sunday dice:

    Se rumorea que sorteáis entradas para la premiere, que hay que hacer para participar?

  8. Ragnarok dice:

    Pues yo no estoy para nada de acuerdo, oiga. Creo que el autor de este texto es un HATER de cuidado. En primer lugar, Lindelof es un excelente guionista. Muchos no le perdonan el haber hecho dos temporadas más de Perdidos en 2012-13. Dejó MUY callados a todos los que criticaron la falta de respuestas en las seis temporadas iniciales y demostró que SÍ tenía todo pensado: los números, la isla, el humo negro… En fin, que os cerró la boca a muchos. Ahora llega aquí, firma una precuela/secuela perfecta, y todo el mundo se le echa en lo alto. Todos esos que alaban a Morrison –o, peor, a ese imitador de Kot, que no pudo hacer peor la secuela de Los Invisibles a las órdenes de Shelley Bond– se llevan las manos a la cabeza con una pirueta narrativa posmoderna tan BRILLANTE como la de que el villano sea Spielberg con careta. La escena del masaje genital con medusas y la tinta de calamar demuestra que esta gente SABE, porque no es más que un guiño subtextual al Neonomicon de Alan Moore… En efecto, Luque, no has entendido NADA. Eso no está ahí para que paralíficos como tú le hagan un agujero al paquete de palomitas y constaten los placeres de meterla en un agujero salado, no… Eso está ahí para abrir la puerta a Tiburón 20 Parte I, donde se demostrará que el Tiburón original fue fruto de la unión entre una humana y un Profundo lovecraftiano con forma de escualo. De ahí que fuera tan inteligente. Y de ahí, también, lo de la tinta. No es ninguna metáfora, sino auténtico fluido seminal oscuro y maligno. Lo del cyborg no es más que humo y espejos: una treta para desviar nuestra atención y, también, sí, un irónico toque de atención a una franquicia tan agotada como la de Terminator, a la que no le ha sentado nada bien la vuelta de James Cameron y el crossover con Avatar. Por cierto, mención especial para Max Spielberg. Recuerda mis palabras: 30 años en el futuro, más allá de nuestra época, cuando se pronuncie el apellido Spielberg, la gente pensará en Max. Este hombre ha nacido para hacer grandes cosas, y a su próximo proyecto (La diligencia 3: Ahora en el espacio) me remito. ¡Ea, ya lo he soltado!

  9. Antoine dice:

    El mejor homenaje a Regreso al futuro 2 que leído o visto hoy. xD

    Grande Reve.

  10. La madre que te p….

    Truvor

  11. Juanan Brundle dice:

    Las escenas fuera del agua las ideé a la inversa: hice gárgaras con zumo de manzana mientras hablaba.

  12. Athan Ato dice:

    Se os va mucho… pero no cambieis nunca jajaja

  13. Dynamo dice:

    Muy bueno Reverend. Pero estoy con Ragnarok, dentro de 15 o 20 años, cuando la gente oiga Steven Spielberg, diran ¿ese era familiar de Max o algo?

  14. Veo que la técnica Mario Casas se va imponiendo.

  15. Ferran dice:

    Creo que esta ha sido una buena entrega para este enorme universo cinematográfico que tiene pinta de estar dando sus últimos coletazos de vida, como ya se muestra en la última entrega de Sharknado (la octava ni más ni menos) en la que se atisba un posible Sharkaggedon.

Deja un comentario, zhéroe