THOR, de J.M Straczynski y Olivier Coipel

 

Título original:
Thor by J. Michael Straczynski Onmibus HC

Sello: Marvel Comics
Guionista: Joe Michael Straczynski
Artistas: Olivier Coipel y Marco Djuerdjevic
Coloristas: Laura Martin, Paul Mounts y Christina Strain
Contenido: Thor vol.3 #1-12, #600-603 y Thor Giant-Size Finale (Nov. 2007 – Ene. 2010)
Publicación USA: Noviembre 2010
Publicación España: Noviembre 2017 (Panini)
Valoración: De dioses y hombres /10

 

En 2004, como parte de las historias de fin de ciclo que acompañaban a Vengadores Desunidos, se decidió dar un respiro editorial a Thor y al resto del panteón asgardiano mediante el Ragnarok, el fin de los dioses nórdicos. Pero tres años después y pasada la primera Guerra Civil Superheróica, era necesario que el Dios del Trueno volviera a primera plana. Y a falta de Neil Gaiman, en Marvel recurrieron a Joe Michael Straczynski, quien empezó la etapa con ilusión a pesar de los quebraderos de cabeza editoriales que tuvo al final de su etapa con Spider-Man. Pero aunque su comienzo fue muy prometedor, no contaba con que las injerencias editoriales harían acto de presencia una vez más.

THOR
de J.M Straczynski y Olivier Coipel

No cabe duda de que JMS tenía ideas muy interesantes para revitalizar la franquicia. Nada más empezar recuperó la dualidad de Thor y su identidad mortal Donald Blake (perdida en los tiempos de Walter Simonson en la cabecera) de una forma nunca antes vista, y de postre plantó Asgard en un desierto justo al lado de Broxton, Oklahoma. También hizo que Thor le cantase las cuarenta a Iron Man por las barrabasadas cometidas en la Guerra Civil. Y dedicó un excelente epitafio a la relación entre Thor y Odin después del Ragnarok (esto es, si los status quo icónicos no estuviesen destinados a volver siempre en el cómic de superhéroes).

Pero si hay una estrella de la función es Loki, que reaparece reconvertido en mujer en lo que sería el principio de una serie de transformaciones para el personaje. La labia característica del personaje resulta imprescindible en una compleja cadena de manipulaciones que lleva al Dios de las Mentiras incluso a definir su propia existencia. Aunque también es cierto que tal vez los personajes de la historia se dejen manipular por Loki demasiado fácilmente, resulta desasosegante y adictivo a la vez, ver como sus engaños llegan a buen puerto.

Antes, todo esto era campo.

Por eso el culmen de la etapa es el Mighty Thor 600 USA (a pesar de que esta colección empezó con un nuevo número #1 (¿Véis? La moda de recuperar las numeraciones históricas no es nueva), un épico combate entre Thor y un misterioso adversario en el que las maquinaciones de Loki alcanzan un destino claro, y que cambia el status quo del Dios del Trueno y de la colección. Por desgracia, entonces llegó el mandato editorial, que exigía la participación de la Asgard de Broxton como escenario del evento Asedio de Brian Michael Bendis. JMS tomaría entonces la decisión de abandonar Marvel y marcharse a la Distinguida Competencia, dejando todas las tramas abiertas en la colección. 

Poco se puede reprochar a la forma en la que Kieron Gillen remató las tramas de JMS, pero uno se queda con las ganas de saber qué habría hecho el creador de Babylon 5 con el cosmos asgardiano de haber seguido con la colección (podemos apreciar que lo de interrumpir colecciones en curso con eventos ajenos tampoco es nuevo en Marvel).

¡Zas! ¡En toda la boca!

He hablado mucho del buen hacer del guión, pero si por algo será recordada esta etapa es por el dibujazo que se marca Olivier Coipel. El artista redefinió el aspecto de Thor para el siglo XXI, con escenas de acción espectaculares y una Asgard majestuosa a pesar de su nueva ubicación. Por desgracia, Coipel (que recientemente ha marchado a pastos más verdes con Millar y DC porque, por lo visto, Marvel no paga lo suficiente a los dibujantes) no es la clase de dibujante que pueda mantener una cadencia mensual, pero vino al rescate, menos llamativo que su compañero y con un estilo sucio que acompaña a la perfección a la narración de JMS.

La etapa de Straczynski me parece una de las etapas a recordar del Dios del Trueno, junto a los Relatos de Asgard de Lee y Kirby, la de Simonson o la actual de Jason Aaron. Pero es una autentica lástima que los designios editoriales la dejasen sin ningún tipo de conclusión, y termine cuando más interesantes están las cosas sin rematar ninguna de sus tramas. Siempre quedará como el prometedor comienzo de todo un ciclo de historias del personaje, pero podría haber sido mucho más.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.