THOR, de Donny Cates y Nic Klein

 

 

Título original:
Thor vol. 6 #1-6
Sello: Marvel Comics
Guionista: Donny Cates
Artista: Nic Klein
Colorista: Matthew Wilson
Publicación USA: Mar. – Ago. 2020
Publicación España: Ago. – Dic. 2020 (Panini)
Valoración: Thunderbolt and lightning very very frightening

 

Creo que antes de que nos pongamos con la reseña es necesario que hagamos unas breves presentaciones que contextualicen el porqué de esta lectura y de esta reseña. Hola, ¿qué tal? Para quien no me conozca, soy yo, «el pesado de Thor». Y es que como lector de cómics novel que soy, una de las primeras cosas, por no decir la primera, que leí fue la etapa de Jason Aaron al frente de Thor, y desde luego es una de las etapas más largas de las que he leído completas.

Prácticamente entré al cómic de pijameo mainstream por las páginas de Jane Foster como Diosa del Trueno, y es una etapa que me ha marcado tremendamente como lector y como persona. Después, leí todo lo anterior que Jason Aaron había hecho con el personaje, y tras más de siete años de tebeos de por medio, me dije a mí mismo: “jamás volveré a leer Thor, porque nunca nada ni nadie podrá darme lo que el barbudo de Alabama me ha dado”. Después anunció Rey Thor, una miniserie de cuatro números, por lo que acepté mi error y volví a comprar y a leer algo de Thor. Pero seguía estando firmado por Jason Aaron, así que tras esto, de verdad que: “jamás volveré a comprar Thor en mi vida, porque nada ni nadie…”, bueno eso. Hasta que, claro, anunciaron que Donny Cates se haría cargo de la serie principal de Thor.

Bien, creo que es necesario detenernos una vez más en la contextualización de todo esto. Hola buenas, soy yo, el pesado de Thor, ¿os acordáis de mí? Bien, pues resulta que, si hay otra cosa al nivel o incluso por encima de “ser el pesado de Thor” por la que se me pueda conocer, es precisamente por ser «el pesado de Donny Cates”. Así que por mucho que en un principio intenté resistirme, en cuanto salió a la venta el primer número, me lancé de cabeza a por este…

THOR
de Donny Cates y Nic Klein

Donny Cates ya demostró estar hecho para escribir Thor en la que para mí es una de sus mejores obras, God Country. Pues ésta no deja de ser una historia sobre Mjolnir y el poder que puede desatar si se le deja a sus anchas por la tierra. Pero bueno, eso es material para una reseña distinta. El caso es que, tras siete años de Jason Aaron y una Guerra de los Reinos tan devastadora y épica como suena, la tarea de Cates de retomar la colección del dios nórdico del trueno se antoja aún más complicada si cabe.

Pero además de ser un macarra, Donny Cates demuestra una vez más que ante todo es un tío muy listo, y afronta esta nueva colección con un propósito muy claro: alejarse todo lo posible del estilo y temática tratados durante la etapa de Jason Aaron. Así que decide llevarse a Thor al espacio, rediseñarle el traje, devolverle el ojo y el brazo, y aunque mantendrá el estatus de Rey de Asgard que tanto sufrimiento le ha costado, tendrá que poner su reinado en un hiato, para irse de parranda con nada más y nada menos que Galactus.

Juegue con responsabilidad.

He de reconocer que personalmente el Thor que más me gusta es el que más se acerca a lo mitológico, a lo nórdico. Me gusta más cuando navega por los nueve reinos que cuando se parte la cara con Hulk o que cuando tiene que enfrentarse a los Kree o los Shi’ar. Y a pesar del gusto que tiene Cates por las mitologías paganas y cthuluescas, le vamos a tener (al menos de momento) escribiendo a un Thor más espacial, más cósmico. Pero no por ello menos Thor, pues si algo ha demostrado en estas primeras páginas de su andadura es que conoce profundamente bien al personaje, sabe qué le mueve, sabe lo que pasa por su cabeza y ha encontrado perfectamente su voz. Y esto es algo extensible también a secundarios como Volstagg, Sif o Bill Rayos Beta.

Nic Klein es un tío que sigue hacia arriba como dibujante de cómics, después de un breve paso por Masacre, de la mano de Skottie Young, donde hizo una labor excelsa como dibujante, con escenas de acción memorables, mucho gore y monstruos gigantes muy divertidos. Y al que ahora le están dejando jugar con los juguetes buenos, pudiendo dibujar (y rediseñar) a Galactus, Bill Rayos Beta, Estela Plateada o Thor entre otros, y pasárselo genial desarrollando escenas de acción tan impactantes como atrevidas.

Al fondo hay sitio.

Me atrevería a decir que es el mejor trabajo de Klein como dibujante hasta ahora, porque el nivel de estas páginas es altísimo. Y, para rematar, al color tenemos al multipremiado Matthew Wilson, tan capaz de hacer que te enamores de cualquiera de los bellísimos personajes que dibujase Russell Dauterman en la etapa anterior, como de hacer que se te desencaje la mandíbula admirando una página doble en la que Thor se da de leches con Galactus, destruyendo treinta y siete planetas en el proceso.

Si todos los miembros de este equipo creativo son capaces de mantener el nivel que han demostrado en estos primeros seis números, estamos ante el nacimiento de una etapa memorable de Thor cuyo principal handicap seguirá siendo el brillar a la sombra de los 7 años de Jason Aaron al frente del Dios del Trueno.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.