THE WICKED + THE DIVINE: “El Acto Fáustico”, de Kieron Gillen y Jamie McKelvie

 


Título original
:
The Wicked + The Divine: The Faust Act TPB

Sello: Image Comics
Guionista: Kieron Gillen
Artista: Jamie McKelvie
ColoristaMatthew Wilson
Contenido: The Wicked + The Divine #1-5 (Jun. 2014 – Oct. 2014)
Publicación USA: Noviembre 2014

Public. España: Marzo 2017 (Norma Editorial)
Valoración: In God we trust /10

 

Cada noventa años, doce dioses regresan. La buena/mala noticia: eres uno de ellos. La vida que tenías antes se acaba. Tu vida se acaba. Dos años como icono del Pop y luego, la nada. Pero has sido un dios. Prepárate para el estrellato en…

THE WICKED + THE DIVINE
de Kieron Gillen y Jamie McKelvie

Vive rápido (¡Muy rápido! ¡Sólo dos años!), muere joven y deja un bonito cadáver. El axioma de los setenta, plena época dorada de los mitos de la música cuando no había Instagram y resplandecían realmente como humanos convertidos en dioses en la tierra, ¿o eran dioses convertidos en humanos?

Por aquella época de drogas alucinógenas, movimientos sociales rupturistas y colocones que duraban semanas, ¿quién podría dudar que aquellas estrellas y su música eran el medio más parecido a acercarse a una experiencia divina de lo que nunca podrías estar? Esta es la premisa del nuevo chute de adrenalina pura que Kieron Gillen nos manda directos al corazón. ¿Qué pasaría si cada noventa años, 12 dioses se reencarnasen en un cuerpo humano, pero sólo pudieran hacerlo durante un corto plazo de tiempo?

Nadie molesta a Lucifer…

El equipo creativo Gillen, McKelvie y Willson (el COLORISTA, con todas las mayúsculas, realiza un trabajo maravilloso) nos traslada al Londres más actual, a una sociedad occidental en la que la aparición de varios cantantes está provocando el despertar de las ansias de libertad de la juventud.  (“Sólo tiene 17 años. Nadie se lo cree. No tiene 17 años. Es inmortal.”). Encarnados en adolescentes que aún dudan de su identidad, se comportan de modo errático y caprichoso (como todo Dios manda. No es nada novedoso, Zeus en su época, ya era un auténtico veleta), mientras se convierten en objeto de fascinación de la sociedad del espectáculo.

A través de los ojos de Laura, una adolescente maravillada por los conciertos de estas desconocidas, intrigantes y extenuantes nuevas estrellas, inspirados en ídolos reales como Bowie o Rihanna, nos embarcamos en una investigación psicodélica, fascinante e incluso en ocasiones confusa  (¿quién no está confuso con 17 años?) cuando Amaterasu, una de estas cantantes es asesinada en el backstage al final de un concierto “orgásmico” (literalmente).

Y esto es una gran entrada en escena.

Laura es requerida por Lucifer reencarnado en una adolescente arrogante, bisexual y descarriada, para que le ayude a encontrar al verdadero culpable. Es en ese momento cuando la protagonista, condenada a vivir una vida mediocre en un suburbio de una gran ciudad, se ve afectada por el soplo divino, evitando su condición mortal y embarcándose en una aventura que cambiará su destino para siempre, haciendo clara referencia en el título al célebre pacto de Fausto con el Diablo.

El cómic funciona como un tiro. El guión y el arte van perfectamente de la mano y consiguen transmitir la sensación de urgencia, peligro y gloria que emana la historia y los dioses psicodélicos que la encarnan. En palabras del propio guionista: “El concepto básico se me ocurrió la semana después de que me dijeran que mi padre tenía un cáncer terminal y que se iba a morir en no mucho tiempo. Estuve muy deprimido durante varios días y en mi cabeza esta historia empezó a formarse, sobre lo efímera que puede ser nuestra vida. La muerte está el centro de The Wicked + The Divine. La serie tiene un filtro de música pop, pero en el fondo, tiene un corazón bastante oscuro

Todo comienza siempre con una última cena.

El guión puede parecer ambicioso, y realmente lo es, pero no sería nada sin el emocionante apartado gráfico, en el que tanto dibujante como colorista hacen una labor sobrenatural, protagonizada por personajes femeninos. Todo el ambiente de los conciertos psicodélicos, las miradas alucinadas de los protagonistas y la estética general merecen un premio… o diez, o quince. Jamie McKelvie se supera y crea el mejor trabajo de su carrera. Trazos limpios con los que consigue transmitir los muy diferentes estados de ánimo por los que pasa cada personaje (y ya os podemos asegurar que son muchos, estar al albur de un dios te lleva en un segundo de la fascinación al terror).

Y ya que estamos hablando de psicodelia, nombrar al tercero pero no por ello menos importante: Matt Wilson el colorista, el cual gracias a su dominio de la paleta de colores, fue nominado a los premios Eisner en 2015.

En definitiva, se trata de una historia que promete ser uno de los éxitos editoriales en España en 2017 (aún no se alcanza a comprender cómo ha podido tardar tanto en llegar a nuestro país, pues en USA ya lleva 25 números). Y es que, pese a las consecuencias, ¿quién osaría rechazar el contacto con un dios?

¡Nos vemos en la Zona!

Escrito por La Era Friki / Genex Comics

Guest Zhéroe

Cuenta para toda persona invitada o que quiera escribir algún artículo para la página. ¡Animaos zhéroes!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.