THE SAGA OF TANYA THE EVIL, de Carlo Zen y Chika Toujou

 


Título original
:

Youjou Senki (幼女戦記)
Editorial: Comp Ace
Guionista: Carlo Zen
Artista: Chika Toujou
Publicación Japón: Abr. 2016 – actualidad
Publicación España: Jun.2018 – actualidad (ECC)
Valoración: Las grandes sorpresas vienen en pequeños paquetes

 

 

Mi intención era traeros esta vez una historia que no fuese un isekai por variar pero, de alguna manera, me enteré de que había un manga de Tanya (yo pensé que era adaptación de novela a anime directamente) y estos últimos días que necesitaba usar para repasar lo que iba a reseñar me los pasé leyendo esto. Aun así como este manga difícilmente se puede encasillar en lo que comúnmente se entiende por un isekai dejémoslo en que es lo suficientemente variado, os presento…        

THE SAGA OF TANYA THE EVIL
de Carlo Zen y Chika Toujou

Tanya Degurechaff es la reencarnación de un atípico salaryman japonés, un hombre hiperracional hasta el punto de la psicopatía y que, tras su muerte, se encuentra con Dios, el cual le recrimina su falta de fe y le obliga a vivir la vida de una niña en un mundo en guerra para forzarle a recuperar su devoción religiosa. Tanya nace en un mundo no muy distinto al nuestro a punto de entrar en su primera gran guerra mundial con la diferencia de que la magia existe en este mundo (aunque es un tanto tecnocrática).

The Saga of Tanya the Evil es en esencia una recreación de la primera guerra mundial en un mundo paralelo donde existe la magia, específicamente en el teatro de operaciones europeo. El manga cambia los nombres de los países involucrados pero no hace falta ser un genio para darse cuenta de que vemos el manga desde el punto de vista del imperio alemán. La historia empieza justo cuando se empiezan a desencadenar los primeros conflictos que evolucionaran a lo largo del manga en la primera gran guerra de ese mundo. Un punto fuerte de este manga son las explicaciones detalladas de cómo van ocurriendo los distintos conflictos, qué razones geopolíticas propiciaron su ocurrencia y qué estrategias militares se usaron para resolverlos.

La “cordialidad” del imperio suele ser muy contextual.

Dios, o Ser X como le llama la no-religiosa Tanya, se asegura de concederle las aptitudes y circunstancias necesarias para que se vea envuelta en el núcleo de este conflicto bélico. Tanya por su parte hace todo lo que puede para desbaratar los planes del Ser X y busca vivir una vida pacifica siguiendo los mismos preceptos de su vida anterior, por lo que al mismo tiempo que estamos viendo una guerra en la tierra en que se encuentra también estamos observando en otro plano distinto el conflicto de Tanya con Ser X.

Tanya, buscando alcanzar la vida pacifica que ansía, se asegura de usar sus conocimientos de los eventos previos en su mundo para asegurarse puestos de autoridad en los que no corra peligro. Sin embargo, debido a su forma fría y calculadora de ser, es irónicamente malentendida como una jingoísta con fervor patriótico y ganas de guerrear, lo que la propele alto en su carrera militar y la pone al frente de la guerra. La gracia está en darse cuenta que la frivolidad calculadora que es discordante en un mundo en paz y que hizo que en última instancia la matasen, en este mundo en guerra en un país imperial es alabada como una virtud que hace que resaltes hasta el punto de ser idealizada como un héroe de guerra.

Para que quede claro las opciones eran “Victoria o Valhalla”…Damn.

Aparte del drama geopolítico/militar que ocurre en el manga, el otro elemento que atrae es el humor que sucede en torno a Tanya. La mayor parte de las risas que echarás son aquellas que, como mencioné antes, ocurren alrededor de malentendidos entre lo que expresa Tanya, lo que quería expresar realmente y lo que al final entienden aquellos que la oyen. Si te van más los gags visuales el ver a una pequeña niña en un uniforme militar dando órdenes a soldados y siendo retratada como una belicista, da juego. Por otra parte toda la historia alrededor del Ser X ocurrre más de trasfondo y no tiene tanta presencia en el manga como la tuvo en el anime.

El dibujo de Chika Toujou aguanta el tipo teniendo en cuenta que en este tipo de manga no te puedes ahorrar muchos trazos ya que es primordial que el lector entienda fácilmente que está ocurriendo en un campo de batalla de forma intuitiva. Irónicamente, es fuera del campo de batalla hacia donde más atrae el manga la mirada del lector, especialmente en lo que se refiere a mostrar cómo es Tanya percibida por los demás cuando expresa una opinión que será malentendida como jingoísmo. Tambien ayuda el que Chika ayude al lector a digerir los grandes párrafos de texto expositivo que se dan para explicar las grandes estrategias usando caricaturas o metáforas visuales para facilitar su entendimiento. Sin embargo, sigue siendo aun así un gran punto negativo del manga que la cuenta media de palabras por página sea excesivamente alta.

¡Muchas gracias por leernos, señora!

Una vez te adecuas al problema que son las murallas de texto que aparecen de tanto en tanto, el manga se convierte en una lectura entretenida que hace que te preguntes cómo será la próxima vez que Tanya se pegue un tiro en el pie, buscando que la dejen tranquila, pero hará que acabe en el frente de batalla.
Por supuesto, recomiendo el manga para cualquiera que le atraigan las películas de conflictos bélicos o documentales militares.

¡Nos vemos en la Zona!

RafaAnto

Filthy weeb, gamer y cinefilo que de paso hace Quimica.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.