THE PREDATOR. La caza ha evolucionado

Título original:
The Predator
Año: 2018
Director: Shane Black
Guión: Fred Dekker, Shane Black
Fotografía: Larry Fong

Reparto: Olivia Munn, Boyd Holbrook, Trevante Rhodes, Sterling K. Brown, Jacob Tremblay, Jake Busey, Edward James Olmos, Yvonne Strahovski, Thomas Jane, Keegan-Michael Key, Kyle Strauts, Alfie Allen, Niall Matter, Paul Lazenby, Crystal Mudry, Devielle Johnson, Augusto Aguilera, Andrew Jenkins, Dean Redman, Rhys Williams, Steve Wilder.

Valoración: Una de aliens, con gamberradas, salsa de serie B y mucho tomate por favor /10

Sinopsis: Los cazadores más letales del universo son más fuertes, más inteligentes y más mortales que nunca, y se han mejorado genéticamente con ADN de otras especies. El mejor momento para que un niño, accidentalmente, desencadene su regreso a la Tierra.

Han pasado 8 años desde la última entrega de esta saga, la correcta aunque algo rutinaria Predators y otros muchos más (30 para ser exactos) desde la primera entrega, Predator, la cual sigue siendo indiscutiblemente la mejor de todas. Ahora en esta época de reboots, secuelas y nuevas entregas de tus clásicos favoritos de los ochenta, llega The Predator de la mano nada más y nada menos que de la primera víctima que se cobraba nuestro amigo alienígena en la entrega original: Shane Black. Tras la brillante e infravalorada buddy movie, The Nice Guys (ya estaís tardando sino la habéis visto) Black vuelve a las cámaras para revitalizar está franquicia con su descaro, humor y mala baba habitual.

Te reviento, pavo.

The Predator es una pelicula 100% Shane Black, es decir, es divertida a rabiar, con personajes carismáticos, diálogos punzantes y mucho descaro. Black ha dicho en varias entrevistas que con esta entrega quería recuperar la esencia exagerada y violenta de los ochenta y vaya si lo ha hecho. Esta nueva entrega de la franquicia tiene un espíritu tan celebradamente exagerado y loco que parece directamente un producto que bien podría haberse estrenado en aquella época. Black opta por la serie B, el gore y un humor totalmente desatado y consciente de sí mismo para crear la entrega más divertida, sangrienta y loca de la saga.

La baza de esta película se encuentra en su tono, es una de esas raras veces en las que una película de acción sabe perfectamente que tipo de película de acción es, en este caso un auténtico disparate (en el buen sentido). Algo importante a tener en cuenta es que la atmósfera de tensión y casi terror que se encontraban en la original aquí se ha diluido por completo, salvo por algún momento muy específico. Y es que, aquí hemos venido a pasarlo bien, ya que, aunque el tono tan cómico a veces ralla casi la parodia, el ambiente y tono del film es tan autoconsciente y ameno que es imposible no disfrutar de la alocada aventura que propone Black. Todo esto funciona sobre todo por un reparto que sabe exactamente en que tipo de producción se encuentra.

A mi me dijeron aventuras, niños, pero no esto…

El grupo de personajes y sus interacciones son la razón por la que funciona tan bien el tono lúdico y cachondo de la película. La mayoría de los integrantes del grupo tiene su propia personalidad y todos junto al personaje de Boyd Holbrook y la carismática Olivia Munn componen un grupo protagonista realmente majo. Aún así, bajo toda la montaña rusa de gore, one liners y locos momentos de acción, esta entrega tiene algunos problemas. El primer acto quizás tarda demasiado en arrancar, la trama no esta muy bien estructurada y el CGI canta bastante en el nuevo Predator y algunas de sus criaturas. Por otro lado, su buen ritmo en general (sobre todo pasado el primer acto) y las infecciosas ganas de Shane Black de querer hacérselo pasar pipa al espectador en todo momento restan importancia a esos puntos negativos durante el visionado.

The Predator es toda una fiesta. Más una violenta comedia serie B de acción ochentera que algo con la tensión de la original. Una entrega que actualiza el lore de la franquicia proponiendo conceptos interesantes, por supuesto para futuras secuelas. Tiene sus problemas, pero se toma tan poco serio a sí misma que es imposible no disfrutar del sangriento y gamberro espectáculo que propone, ya que aunque está lejos de ser un peliculón, hoy en día se echan de menos películas tan abiertamente honestas en el cine de acción actual.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.