THE CRAZIES. ¿Era necesario un largometraje?

Título original:
The Crazies
Año: 2010
Director: Breck Eisner
Guión: Scott Kosar, Ray Wright
Fotografía: Maxime Alexandre

Reparto: Timothy Olyphant, Radha Mitchell, Joe Anderson, Danielle Panabaker, Christie Lynn Smith, Brett Rickaby, Preston Bailey, John Aylward, Joe Reegan, Glenn Morshower
Valoración: Remake innecesario/10

Sinopsis: Una misteriosa toxina en el agua convierte a cualquiera que esté expuesto a ella en un asesino sin escrúpulos. Los residentes de un pequeño pueblo agrícola empiezan a sucumbir a un desenfreno incontrolable de violencia y la escalofriante masacre acaba en una sanguinaria anarquía. En un intento por controlar la epidemia, el ejército envía una fuerza de élite a bloquear los accesos a la ciudad, aislando a los pocos ciudadanos no infectados que quedan y dejándolos a merced de los despiadados asesinos que acechan en la oscuridad.

Bueno, a ver. ¿Conocéis ese tipo de película que empieza genial, y a la media hora se va desinflando y acaba por no ser en absoluto el rico pastel que se nota que quisieron hornear? Pues ese es el caso de The Crazies, remake de la película de 1973 de George Romero. En su momento fue un fracaso de recaudación en taquilla convertido con los años, en filme de culto.

No sabría decir si este remake llegará a ser de culto siquiera en algún momento de la historia y es una auténtica pena, porque cuenta con ideas curiosas aunque típicas del género y está salpicada de auténticos momentazos espectaculares (creo que en esta película he visto una de las mejores escenas de muerte por cuchillo, de esas que las ves y te levantas del sofá con los dientes apretados), además de algunos momentos realmente tensos, que se ven por desgracia, diluidos en un desarrollo lento y pesado. La película dura escasa hora y media, pero realmente me parecieron al menos dos horas largas.

Arranca enseguida y los primeros treinta minutos valen realmente la pena. Ocurre algo en el pueblo que hace que el sheriff comience a seguir el rastro de una serie de muertes perpetradas por sus tranquilos convecinos. Hasta aquí todo genial, no hay alardes a nivel de interpretación o de dirección, solo una trama que te tiene atrapado. De repente un brusco giro de guión hace que la película se salga de sus raíles, ¿el resultado?, siniestro total.

No es algo que pueda explicar sin incurrir en odiosos spoilers, la trama de repente se convierte en algo más ambicioso y complejo de lo que debería ser para al final, acabar importando más bien poco, y bueno, no estaría mal si estuviésemos hablando de una película ágil y con buen ritmo, pero es precisamente aquí donde falla estrepitosamente. Hay muchas escenas de los protagonistas caminando, o simplemente escondidos, que al final no llevan a ninguna parte y en el caso de estas últimas, ni siquiera consiguen el momento de tensión que buscan. Si en la etapa de edición de la película hubiesen cortado la mitad de estas tomas hubiesen conseguido un corto de lo más apasionante, pero claro, iban a por el largometraje, así que no pudo ser.

Las escenas en las que ocurre algo son básicamente la misma situación pero en diferentes escenarios y acaba por convertir en extremadamente predecible a una cinta que debería sorprendernos y sobresaltarnos, así que incluso la mitad de estas escenas sobran en el metraje. A pesar de todo y como ya he dicho, las escenas salvables son tremendamente satisfactorias.

Los personajes fueron escritos por el mismo Romero para este remake y están tan bien establecidos y tan cómodos en su papel, que prácticamente sabes que van a hacer en cada momento, no hay desarrollo y la interacción entre ellos es nimia e insulsa. Para colmo los intérpretes se mantienen en lo “correcto” y no te ayudan a empatizar con sus personajes, así que acaba por darte bastante igual lo que les pase.

A pesar de todo lo que ya he dicho de la película, solo por esa primera media hora y por ciertas escenas puntuales, vale la pena visionarla aunque sea solo una vez.

Próximamente más, no necesariamente mejor ni peor, pero más al fin y al cabo.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe