THE AMAZING SPIDER-MAN 2. El poder de Electro.

Título original: 
The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro
Año: 2014

Director: Marc Webb
Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci, James Vanderbilt, Jeff Pinkner
Fotografía: Daniel Mindel

Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Dane DeHaan, Jamie Foxx, Sally Field, Colm Feore, Paul Giamatti, Chris Cooper
Valoración:
Decente, pero no asombrosa / 10

Sinopsis: Peter Parker lleva una vida muy ocupada, compaginando su tiempo entre su papel como Spider-Man, acabando con los malos, y en el instituto con la persona a la que quiere, Gwen. Peter no ve el momento de graduarse. No ha olvidado la promesa que le hizo al padre de Gwen de protegerla, manteniéndose lejos de ella, pero es una promesa que simplemente no puede cumplir. Las cosas cambiarán para Peter cuando aparece un nuevo villano, Electro, y un viejo amigo, Harry Osborn, regresa, al tiempo que descubre nuevas pistas sobre su pasado.

The Amazing Spider-Man causó revuelo en 2012. Fue un éxito comercial, cosechó muchas críticas entusiastas y algunas muy agresivas. Dio de qué hablar, en general. Pero funcionó, reestableció al personaje ante el público tras el desastre de Spider-Man 3 de forma exitosa y aseguró el futuro de la franquicia. Ahora, estamos ante ese futuro. ¿Qué nos traen Marc Webb y compañía para disfrutar de ese futuro? Vayamos paso a paso.

En muchos sentidos, esta es una buena secuela. Desarrolla con bastante éxito los cabos sueltos que deja la primera parte. Hace avanzar muy bien la relación entre la pareja protagonista. Contiene más acción, y ésta es más espectacular. Y el trepamuros que conocemos, el de las viñetas, queda reflejado maravillosamente. El Spiderman graciosete con los malhechores, preocupado por la gente, atribulado por los choques entre su vida superheróica y privada, entregado con su causa, valiente ante la adversidad, inteligente sin ser un mero lorito que repite ecuaciones y algoritmos memorizados… Un gran Spiderman, un gran Peter Parker, y un buen protagonista en general, gracias otra vez a la acertada interpretación que realiza Andrew Garfield, comodísimo en el papel.

Santa Gwen de todas las Rubias.

Gwen Stacy, a la que da vida Emma Stone, es uno de los puntos fuertes de la película. Ella y su relación con Peter son creíbles y cercanas, de verdad sientes que son dos personas jóvenes e inseguras que se quieren pese a las dificultades, aunque en algún momento quizá haya demasiado azúcar en la mezcla. Gwen, como ya hizo en la primera película, consigue un papel más que decente en la cinta, alejándose del estilo de las damiselas en apuros y llegando por momentos a resultar toda una suerte de sidekick, ayudando a Spiderman siempre que puede. Es obligatorio también mencionar a la tía May interpretada por Sally Field. Entrañable y fuerte, la auténtica madre del protagonista. Sus pocos minutos en la película funcionan de maravilla.

¿Y qué hay de un superhéroe sin sus supervillanos? Aquí hay dos tazas y un chupito. Marc Webb ha manejado los elementos a su disposición de forma descompensada, y para mal.

Jamie Foxx, que interpreta a Max Dillon, alias Electro, saca adelante como puede un papel que empieza sorprendentemente bien pero que se hunde a mitad de recorrido. Su caracterización como un pobre desgraciado, solitario, incomprendido, confuso y mentalmente inestable tiene puntos logradísimos, y su pelea contra Spiderman en Times Square es un ejemplo de cómo hacer secuencias de acción superheróica espectacular. Pero ay, a mitad de peli se convierte en una triste caricatura, en un elemento de la trama que queda mal resuelto y que no pasa de dar una escena espectacular de combate, algo digno de los peores momentos de Spiderman 3.

Electro, el ídolo de las raves.

Por otra parte, el Harry Osborn que nos trae Dane DeHaan es sencillamente el mejor aporte de esta entrega de la saga. Un personaje con una motivación real para acabar como acaba, interpretado por una de las grandes promesas del Hollywood actual. Calor, frialdad, rabia, frustración… lo consigue todo. Sin duda esta entrega de la saga habría mejorado muchos enteros de haber sido él el villano principal. Anecdótica la presencia de su padre Norman en la película, interpretado por Chris Cooper.

Y luego, bueno… está Alexei Sytsevich, alias Rhino, interpretado por Paul Giamatti. La película empieza (tras un estupendo prólogo dando más detalles sobre la desaparición de los padres de Peter) y acaba con él. Si bien la secuencia de apertura es sublime, no lo es tanto la de cierre. Quizá emocionará a muchos niños y venderá juguetes a cascoporro, pero carece de la carga dramática necesaria  teniendo en cuenta dónde se ubica la escena y desperdicia un villano espectacular de narices.

Como extra, tenemos a Colm Feore haciendo de Donald Menken, alto cargo de Oscorp que viene a ser el antagonista de Harry Osborn. El villano del villano, vamos. Tan funcional como irrelevante al final.

El bicho y el duende le echan mucha pasión al asunto.

En cuanto a la trama, o más bien tramas de la película, tenemos por una parte la relación romántica entre Peter y Gwen; la investigación de Peter en torno a Oscorp y la desaparición de sus padres; los líos tanto familiares como empresariales de Harry y su interacción con Peter tras varios años sin verle; al pobre Max siendo una mera veleta que tras su primera aparición se vuelve poco más que un matón… Salvo la referente a Electro, todas están bastante bien llevadas. Pero la cantidad de líneas argumentales es un arma de doble filo y se convierte en uno de los principales problemas (y graves) de la película: la saturación, el exceso. Exceso de metraje. Exceso de subtramas y escenas que podrían haberse resumido o aligerado, en un par de casos hasta eliminado. Exceso de momentos dedicadas a plantar semillas para crear películas sobre los villanos arácnidos. Esto desequilibra un conjunto que podría haber dado mucho, muchísimo más de sí. Lo brillante de la película pierde fulgor, mientras minutos de metraje hueco asfixian las virtudes (que no son pocas) de esta cinta, que intenta crear metáforas sobre la vida, la muerte, el legado, los comienzos y los finales sin terminar de conseguirlo.

Otro punto irregular, antes de que se nos olvide, es la banda sonora de Hans Zimmer. Desde un tema principal muy adecuado para el protagonista, a segmentos con toques de música dubstep ideales para los combates con Electro que acaban haciéndose cansinos por pura reiteración.

Símbolos de esperanza.

Eso sí, como he mencionado antes, el lado comiquero del espectador no se sentirá timado. La película es por momentos puro cómic, tanto en lo bueno como en lo malo. Tenemos multitud de guiños, homenajes, y hasta momentos trasladados con mucha fidelidad, belleza y valentía de las viñetas, llegando al corazón del lector más curtido como una cuchilla al rojo vivo. Es una cinta colorida, y claramente no se avergüenza de provenir de donde proviene. Esto puede espantar a muchos y enamorar a otros, cosa que depende total y absolutamente de cada espectador. Porque… ¿Acaso los cómics no muestran la relación entre Peter Parker y Gwen Stacy como un auténtico culebrón? ¿No es normal ver un tipo con traje de rinoceronte suelto por Manhattan en las viñetas?  ¿No sueltan los villanos discursos rimbombantes y frases pretendidamente lapidarias que nos retrotraen a aquellas mañanas con los Power Rangers? Los autores de la película han sido fieles al personaje en muchos elementos, y le toca al público decidir si le gustan o no esos mismos elementos y su traslación a la pantalla. Desgraciadamente, hallamos aquí otra gran traba de The Amazing Spider-Man 2: su lado más comiquero no tiene por qué gustar a la gente ajena a la vida editorial del personaje, y eso la traiciona.

En resumen, nos encontramos ante un buen intento de película definitiva de Spiderman, ahogado por las pretensiones de los jefazos de la productora y las prisas por establecer una franquicia, y por algún pegote en la historia que impide disfrutar del conjunto al 100%. Como bien ha indicado cierto compañero, una película con complejo de monstruo de Frankenstein. Hay piezas buenas, pero el conjunto no termina de ser lo que debería por culpa de otras piezas nada buenas. Decente, pero no asombrosa. Otra vez será, Spidey.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. xavisase dice:

    Vaya,pues si q

  2. xavisase dice:

    Vaya,pues si que ha sido una reseña bipolar xD. Yo la verdad es que supongo que me habré dejado llevar por el entusiasmo,y posteriores revisionados lo enfrien,pero lo bueno de la peli ha superado con fuerza lo malo. Incluso seré un puto moñas,pero el final de la peli me ha encantado xD. Al final solo podía pensar”Que me pongan ya TAS3,los 6 Siniestros y la madre que les parió”. Realmente no puedo agregar nada más a la crítica, estoy de acuerdo al 100% con ella aunque la película me haya dejado una mejor impresión.

    PD”segmentos con toques de música dubstep ideales para los combates con Electro que acaban haciéndose cansinos por pura reiteración.” AMÉN, tío ,AMÉN(incluso Spidey acaba comentando lo cansino de la música xD)

  3. Vaya, te ha decepcionado un poco, ¿no? Mañana dejaré un comentario con mis impresiones, o directamente un link con mi crítica. XD Espero que lo bueno me haga hacer la vista gorda con lo malo.

    • Juanan Brundle dice:

      Tiene todos los elementos para ser la peli definitiva de Spiderman, pero se pasa de ambiciosa en algún momento, y de simplista en otros.

  4. Tiene cosas muy buenas, pero tambien cosas muy tontas, eso sí, lo bueno supera a lo malo, y estamos ante el mejor Spider-Man visto en pantalla hasta el momento, que no es lo mismo que ser la mejor peli de Spider-Man, para mi, la 2 de Raimi, aun con sus mas y sus menos, sigue siendo la mejor. Ahora, cuando el trepamuros esta en pantalla y parloteando sin cesar, eso es orgasmo comiquero.

  5. Visto el susodicho film ayer, esta claro que tiene sus defectos, pero es que se me hizo tan entretenida, Spidy esta tan bien representado, que para mi es la mejor de las 5

  6. David Donaire dice:

    Estoy con Llorenç, para mí la mejor película de Spiderman hasta la fecha.

    • David Donaire dice:

      Y Andrew Garfield se come a Tobey Maguire con patatas, que diablos, hasta la tia May es mejor que la de las películas de Raimi.

  7. Juanan Brundle dice:

    Nunca pensé que llegaría a estrenarse una peli de Spiderman y que luego hubiera gente a la que le entusiasmara más que a mi. Nunca. En la vida.

  8. Venga va, aquí dejo mi crítica, ya que lo dije: http://menudafrikada.blogspot.com.es/2014/04/the-amazing-spider-man-2-de-marc-webb.html
    Sí, también me ha gustado más que a Juanan.

  9. Alex R. dice:

    A mí me ha gustado mucho, y estoy en general bastante de acuerdo con tu crítica, excepto en lo de Electro. ¿Soy al único al que le ha encantado al personaje? Sí, no es el Joker, pero es que Electro es un segundón, y está ahí para ello. Su desarrollo me parece normal. Os dejo mi crítica por aquí, por si queréis leerla:
    http://www.zonaboom.com/2014/04/critica-de-cine-amazing-spider-man-2-el.html

    • Juanan Brundle dice:

      Yo en realidad me hice el duro para que la peña no pensara que soy un mero fanfoy. La peli me gusta bastante, otra cosa es que tenga fallos GORDOS como película por si misma. Igualmente, Emma es muy guapa, Garfield muy adecuado, y DeHaan es un futuro monstruo del cine.

Deja un comentario, zhéroe