THE AMAZING SPIDERMAN. Peter y Gwen eclipsan el resto

Título original:
The Amazing Spider-Man (The Amazing Spiderman)
Año: 2012
Director: Marc Webb
Guión: Steve Kloves, James Vanderbilt, Alvin Sargent
Fotografía: John Schwartzman

Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Rhys Ifans, Sally Field, Martin Sheen, Denis Leary, Campbell Scott, Embeth Davidtz, Irrfan Khan, C. Thomas Howell, Stan Lee, Skyler Gisondo
Valoración: Andrew & Emma 4 ever / 10

Sinopsis: Como la mayoría de los adolescentes de su edad, Peter está intentando descubrir quién es y cómo ha llegado a ser lo que es. En su viaje para atar los cabos de su pasado descubre un secreto que guardaba su padre, un secreto que finalmente dará forma a su destino como Spiderman.

Confieso que esta película me parecía poco menos que un sueño hecho realidad, pues en su momento me dio, o eso quise creer, todo lo que llevaba años pidiéndole a una película de Spider-Man. Pasado el furor inicial, veo que está lejos de ser perfecta, pero sus virtudes valen oro. Así que os aviso: Yo digo sí a este reboot, cargado de polémica por cuestiones tan superficiales que ni voy a comentar.

Más concretamente, digo SÍ (gritando y con los ojos llorosos) a Andrew Garfield como Peter Parker. No repetiré mis quejas acerca de Maguire, porque ya no importan: este Peter sí tiene chispa, ingenio, y un carisma que, mezclado con el imprescindible aire de friki asocial (pero de friki asocial actual, afortunadamente), lo hace adorable, conservando además los aciertos del retrato de Maguire. Si acaso, este peca un poco de listillo, rebelde y parecer menos buenazo. Errores perdonables para, por lo demás, un Peter perfecto que Garfield borda con energía y pasión, también al llevar la máscara.

Si él es un gran acierto de casting, más lo es una monísima Emma Stone de la que es imposible no quedarse colgado, pues ella solita hace interesante y tremendamente entrañable a una Gwen Stacy que nunca ha sido gran cosa en los cómics (se la recuerda, y de qué manera, por su trágica muerte), y que tampoco es que quede muy trabajada en el guion.

Entre ambos surge un romance divertido, con química y con las dosis justas de azúcar, que, de nuevo, funciona por el trabajo interpretativo y no de escritura.

Los puntos comentados hasta ahora son tan positivos que tengo la teoría de que el resto de apartados podrían apestar y seguir siendo un film disfrutable. Afortunadamente, no es así, ya que la peli maneja de maravilla los trascendentales cambios en la vida de Peter, dejando que la lección sobre la responsabilidad cale de forma lenta, natural, lógica y siempre creíble, potenciando la idea de que nuestro protagonista es solo un crío aprendiendo a ser un superhéroe. ¿Recordáis mis quejas en este asunto con la primera de Raimi? Pues aquí todo lo contrario. Aquí bien. Spider-Man, con 17 años, debe ser torpe e inexperto, llevarse golpes, fallar más que acertar, encajar traumas, y aún así reunir la fuerza necesaria para atender los recados que le manda su tía con una sonrisa en la cara.

Ahora, lo que no mola. El reboot es, qué duda cabe, muy temprano, y debido a la fatal decisión de narrar el origen de nuevo (si la peli hubiese empezado con Peter siendo Spidey desde hace un mes o así, habría quedado perfecto), se han visto obligados a añadir sub-tramas que marean la perdiz y hacen a la peli difusa e innecesariamente compleja en la primera mitad, quedando este segmento por debajo de lo hecho por Raimi en la parte equivalente del primer film.

Por lo demás, sigue habiendo bobaditas molestas como en la trilogía anterior (los ciudadanos que echan un cable no desaparecen ni a tiros), el villano no está del todo bien definido, y la dirección de Webb es impersonal en los aspectos superheroícos, no así en la faceta de comedia romántica.

Paso por encima por los errores, pero son ciertamente importantes. Sin embargo, lo positivo eclipsa el resto para mí. De este modo, la considero la segunda mejor película de la franquicia, seguida de cerca por la primera cinta de Raimi. Eso sí, este enfoque me ha conquistado, y puede salir una nueva saga realmente estupenda. Todo depende de cómo resulte ser la inminente secuela.

¡Nos vemos en la Zona!

 

You may also like...

7 Responses

  1. Juanan Brundle dice:

    Buena reseña Diego. La película tiene sus fallos y es reiterativa con la de Raimi, pero aún así la mejora en muchos aspectos. Y la caga en otros, por supuesto. Pero cagadas también hubo en la anterior saga, seamos justos.

    A ver si la segunda me convence igual.

    • Sí. En general, no es ni mucho mejor ni mucho peor. Es distinta, pero está a un nivel similar. Estoy deseando conocer tu opinión de la 2ª y debatir a lo loco. ¡Ojalá nos guste a ambos! Empiezo a pensar que así será.

      • Juanan Brundle dice:

        Tampoco es que le pida mucho. Con que me divierta, emocione un poquito y tenga acción bien hecha, me sobra. Y que tampoco se cague en el Peter de los comics, ojo.

  2. David Donaire dice:

    A mi, en general me dejó muy buen sabor de boca quitando una escena que quiere ser épica y queda patética (tiene que ver con grúas ejemplo ejemplo) y que creo que Spiderman se quita la máscara demasiado. Por lo demás “chapeau”, incluso me atrevería a decir que es mejor que la primera de Raimi.

    • En las escena de las grúas yo quería morirme en el cine, y en general comparto tu opinión plenamente

      • De acuerdo con ambos, esa escena, aunque espectacular, queda como el culo, por el propio concepto. Estoy MUY HARTO de los ciudadanos que ayudan a Spidey. No nos hemos librado en ninguna.

        David, yo no puedo decidirme con rotundidad. La de Webb es más constante, digamos que toda ella ronda el 7. Sin embargo la de Raimi, durante su primera mitad es de 9, e incluso de 10, pero luego es de 5, y gracias. ¿Que es mejor, algo con tramos enteros vergonzosos pero otros de pura brillantez que recordaré siempre, o algo que se mantiene en un “está bien”? Para mí, en realidad, están empatadas.

  1. 18 Abril, 2014

    […] The Amazing Spider-Man causó revuelo en 2012. Fue un éxito comercial, cosechó muchas críticas entusiastas y algunas muy agresivas. Dio de qué hablar, en general. Pero funcionó, reestableció al personaje ante el público tras el desastre de Spider-Man 3 de forma exitosa y aseguró el futuro de la franquicia. Ahora, estamos ante ese futuro. ¿Qué nos traen Marc Webb y compañía para disfrutar de ese futuro? Vayamos paso a paso. […]

Deja un comentario, zhéroe