THAT GIRL IS NOT JUST CUTE, de Keigo Maki

 

 


Título original
:

Kawaii dake ja Nai Shikimori-san

Sello: Pocket Magazine
Mangaka: Keigo Maki
Publicación Japón: Sept. 2018 – Actualidad
Publicación España:
Valoración: oh… mama!

 

 

Esta vez os traigo una comedia romántica/recuentos de la vida que me ha atraído bastante, cuyo gancho principal es el arte antes que la historia y una vez enganchado te vende muy bien la idea de que las chicas también pueden ser cool. Presentando…

THAT GIRL IS NOT JUST CUTE
de Keigo Maki

La historia sigue la vida cotidiana de un novio herbívoro, Izumi, y su increíble y a veces intimidante novia, Shikimori.

Dado que mencioné que el gancho del manga es su arte vamos a darle la vuelta al guión y empezar por él. Obviamente lo que más atrae a la vista son las escenas contenidas cada capítulo en las que ponen bien en grande la cara de Shikimori mientras está haciendo o diciendo algo cool. Pero, ¿por qué atraen tanto a la vista estas escenas? Creo que la razón se halla en cómo Keigo Maki puede transmitir la emoción de Shikimori con más detalles sin perder el aspecto característico de un personaje de manga.

No hará falta que me lo pidas dos veces.

A lo que me refiero es que generalmente, cuando decimos que un manga o una escena en particular está más «detallada», lo que suele ocurrir es que el artista la dibuja de una forma más «realista», ya sea con caras que más se asemejan a la anatomía humana o cuerpos con las proporciones correctas, incluso ambientes medianamente fotorrealistas. Sin embargo, Maki dibuja más «detalles» sin sacrificar mucho del aspecto típico de un personaje de manga (cosas como que la nariz sea sólo un triangulito, por ejemplo), suele enfatizar la mirada de Shikimori con aun anillo extra en los ojos, añade líneas a sus mejillas para marcar el volumen de su rostro y llena su cara de sombras donde tocan para dar esa apariencia intimidante que trae Shikimori. ¿Resultado? La perfecta transmisión al lector de lo que yo llamo el «momentazo» del capítulo. Fuera de esos momentazos, el resto del manga es bastante más ligero y simple con su dibujo, lo cual no es malo ya que el objetivo del manga artísticamente hablando es producir el mayor impacto posible en los momentos álgidos de cada capitulo.

En cuanto a la historia, pues no va nada más allá de un recuento de vida de capítulos cortitos de una chica y su chico, asegurando que cada capitulo se desarrolle de tal manera que siempre acabe en un predecible, y aun así gratificante, momentazo. 

Spicy…

La temática del manga gira obviamente alrededor de Shikimori tomando un rol típicamente masculino en la pareja, mientras Izumi suele mostrar un comportamiento más sereno y tranquilo, bordeando la  pasividad. El manga nunca te tira en la cara el mensaje de «¡ves!, las chicas también pueden X», sino que te enseñan cómo seria tener una novia tan cool como Shikimori dejando al lector, 10 veces de 10, envidiando a muerte a Izumi. El manga busca, poco a poco y sin predicar, el desmontar las ideas preconcebidas de los roles en una pareja y mostrar que la alternativa funciona igual de bien.

En resumen, That girl is not just cute es un manga fresco y bastante dulce sobre dos tortolitos coqueteando. Shikimori es guapa y «cool» y el manga hace todo lo posible por mandar ese mensaje al lector. El envidiar los huesos de Izumi es un extra que nos llevamos.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

RafaAnto

Filthy weeb, gamer y cinefilo que de paso hace Quimica.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.