TEPPUU, de Moare Ohta

 


Título original:
Teppuu (鉄風)
Sello: Kodansha
Mangaka: Moare Ohta
Publicación original: Nov. 2008 – Jul. 2015
Publicación España: –
Valoración: Teppuuarto la cara /10 

 

 


Ya sea por dejadez o porque he leído muy pocos, el caso es que nunca me he detenido a hablar de ningún spokon en concreto aquí en la Zona. Siendo sincero, a excepción del fantástico Eyeshield 21, no he llegado a completar ninguno de los que he catado, no porque el género no me guste sino por lo predecible y repetitivas que acaban resultando las tramas de estas historias. Por esta misma razón para mí ha sido toda una sorpresa descubrir…

TEPPUU
de Moare Ohta

Natsuo Ishidou es una persona horrible. Talentosa en cualquier deporte al que le dedica más de 15 minutos, el placer que le produce vencer de forma insultantemente fácil a compañeras que han dedicado años a entrenar es lo único que le alivia el aburrimiento y desidia que le produce verse rodeada de gente tan vulgar y corriente. La llegada de Yuzuko Mawatari, una fan acérrima de las artes marciales mixtas dispuesta a crear un club de este deporte extremo en la escuela no cambia la forma de ser de nuestra protagonista, que no duda un instante en ir a destruir las ilusiones y esperanzas de su nueva compañera.

Lo primero que quiero dejar claro es que no tengo ningún conocimiento al respecto de las artes marciales mixtas (o MMA) aparte de que va de gente que se pega muy fuerte dentro de jaulas octogonales. Esto no suele ser un impedimento ya que, salvo en casos excepcionales, en los mangas deportivos o spokons te dejan claro como funciona la actividad en cuestión al principio para que no haya ningún problema para disfrutar la acción. En Teppuu sucede esto último pero aun así la práctica de este ejercicio tan bestial se deja durante gran parte del tiempo en un segundo plano para centrarse en la figura de Natsuo. La que de normal se convertiría automáticamente en la principal antagonista de cualquier otra historia es en este caso el centro de toda la trama, ahondando en su retorcida personalidad y dejando en cada capítulo de esta corta serie de 8 tomos una pildorita de intriga que desvela poco a poco los traumas de nuestra protagonista.

Tranquilo, tienes costillas de sobra.

El resto de los personajes tampoco se queda tan atrás en importancia como puedo haber dado a entender. Si bien quedan eclipsados por nuestra protagonista, no dejan de ser interesantes y van un poco más allá de los tópicos del género como la antigua rival de la infancia o la misteriosa extranjera as del deporte. Es posible que la corta duración del manga juegue en contra de este apartado centrando casi todo el peso narrativo en Natsuo y, por tanto, dejando poco tiempo para desarrollar al resto que, a no ser que comparta un pasado con ella que enriquezca la relación entre los dos personajes, se queda inevitablemente apartado hasta que se da de hostias con nuestra villana favorita. La principal antagonista, Yuzuko, sufre de esto ya que, pese a lo muy anticipado que es su enfrentamiento final, a la hora de la verdad resulta mucho más interesante el combate anterior por la relación entre las dos contendientes y sus respectivas motivaciones.

Lo que de verdad resulta refrescante es sin lugar a dudas el dibujo de Moare Ohta. Parece mentira que un mangaka prácticamente desconocido, sin ninguna otra serie de mediano/largo recorrido a sus espaldas sea capaz de transmitir tal fluidez a los movimientos durante los combates y la contundencia de los golpes dados y recibidos. Ohta evita caer en el fanservice barato (donde más de un dibujante no hubiera podido evitar revolcarse) con unas deportistas bien proporcionadas y sin ninguna característica física que de vergüenza ajena. Es posible que aun le quede rodaje para perfeccionar su estilo por pequeños fallos puntuales en algunas perspectivas pero no hay duda de que estamos ante un verdadero diamante en bruto

Uy, tienes algo en el ojo. Ahora te lo quito.

Hacía mucho tiempo que, descubriéndolo por el boca a boca antes que por ser el enésimo bombazo de una gran revista, un manga no me sorprendía tan gratamente. La forma de narrar visualmente los encuentros y la manera de presentar la personalidad de la protagonista y la forma en que ha llegado a ese punto convierte a este breve spokon en una lectura muy recomendable. De hecho, aunque únicamente sea por descubrir a una estrella en ciernes como es Ohta, vale muchísimo echarle un ojo a lo que plantea en Teppuu. A un servidor solo le queda empezar a contar los días hasta su próxima obra.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe