#ExJueves: TENGO HAMBRE, de Santiago García y Manel Fontdevila

COMUNICADO ZONA ZHERO
A la luz de los tristes y enervantes acontecimientos recientes,
desde Zona Zhero queremos apoyar en todo cuanto esté en nuestra mano a los autores que se han visto en la obligación moral
de abandonar la legendaria revista El Jueves.

Para ello, durante los próximos días irán apareciendo reseñas de obras de dichos autores para dar difusión al trabajo “independiente” que realizan estos magníficos artistas nacionales.

Podréis encontrar todas en el tag #ExJueves.
____________________________________________________________

 

 

Título original:
Tengo Hambre
Sello: ¡Caramba!
Guionistas: Santiago García
Artistas: Manel Fontdevila
Public. España: Diciembre 2010
Valoración: 8/10


 


Hambre, hambre, hambre… Uno de los instintos más primarios. Una necesidad padecida irresolublemente por tantos. Un ansia que puede llegar fácilmente al límite. Escrita en 2005 por Santiago García, dibujada por Manel Fontdevila en 2014, esta historia de personas hambrientas está hoy tan vigente como hace casi 10 años, o incluso más que entonces…

TENGO HAMBRE
de Santiago García y Manel Fontdevila

Los autores de esta obra son de sobra conocidos en el panorama nacional, cada uno en géneros muy diferentes. Siendo su penúltima aportación el Beowulf de David Rubín, Santiago García se ha movido por temas muy dispares en sus creaciones para viñetas: desde la superheroica “comedia urbana costumbrista” de la trilogía El Vecino (con Pepo Pérez), hasta sus variadas colaboraciones con Javier Peinado en La Tempestad o Héroes del Espacio, pasando por la divulgación del terror clásico en El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde (con Javier Olivares).

Por su parte, Manel Fontdevila ya es perro viejo en las lides de la historieta de trasfondo social, si bien está más acostumbrado a la sátira dada su larga trayectoria en la revista El Jueves. Su penúltima obra fue No os indignéis tanto, un retrato de la sociedad actual en clave satírica con el guiño obvio al ¡Indignaos! de Stéphane Hessel. Pero a pesar de ser adalid del humor gráfico más corrosivo y comprometido, también tiene como su creación más famosa a La Parejita, o la sección juevera a dos manos con Albert Monteys, ¡Para ti que eres joven!. Con ¡Caramba! Cómics ya publicó su “cuaderno de notas” en ¡Reunión!, donde daba rienda suelta a su imaginación (y sus fetiches sexuales), una obra atípica con forma de bloc de notas (anillas incluidas). Pero no os engañéis, también ha hecho sus pinitos superheroicos… o algo… con Súper Puta.

No voy a entrar en los detalles de la trama porque, siendo una historia autocontenida en una grapa de 24 páginas, hablar es desvelar. Únicamente diré que no sólo me acerqué a esta obra porque sea fan de su vertiente cómica, sino porque Fontdevila creó una de las portadas más inquietantemente atractivas que he visto en los últimos tiempos (y mirad que yo leo un porrón de cómics americanos). Y es que, aunque no sea muy dado a dibujar historietas que requieran de una narrativa o un relato continuado, le sobra capacidad para llevarlas a cabo.

Los diálogos son escasos en la obra, y aunque tengo costumbre de incluir citados algunos de ellos en los pies de foto de mis reseñas, aquí he tenido que contenerme porque la práctica totalidad de los mismos está pensada y calculada para tener dobles lecturas sobre lo que vamos a leer. Es un cómic que, por su brevedad, invita e incita a su relectura instantánea. Y la calidad gráfica de las viñetas, dentro del trazo caricaturesco de Fontdevila (aquí mitigado por un dominio absoluto del sombreado), es indudable, visceral, brutal…

La lectura social subyacente a esta historia, si bien es fácil de captar y casi obvia, se ve reforzada por la violenta fábula que la envuelve, en un contexto tan actual como el de la inmigración y la explotación laboral. Estamos ante un relato de terror que bien podría haber estado incorporado en una iteración española de las Historias de la Cripta o cualquier otra reimaginación de los cómics de EC.

Con Tengo hambre, sus autores Santiago García y Manel Fontdevila han sentado un precedente que, espero, tenga continuidad en el nuevo panorama nacional de la viñeta. ¡Caramba! Cómics está fomentando precisamente esta renovación, dando salida a una serie de historias breves en grapa que, aunque exceden el precio que estamos acostumbrados a pagar por este formato con el material americano, tampoco podrían tener rentabilidad de otro modo.

Tengo hambre es un paso más en la dirección de crear una industria o, como mínimo, un mercado nacional en el que este tipo de productos sean la norma y no la excepción. Con pequeñas joyas de este calibre, aún hay esperanza.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 18 Junio, 2014

    […] al igual que Fontdevila, que vuelve a homenajear a los cómics americanos de terror (como en Tengo hambre, junto a Santiago García), mientras Triz simula encuestas sobre la utilidad de la Familia Real, […]

  2. 1 Julio, 2014

    […] Ser un hombre: Cómo y por qué  (Albert Monteys, 2012), por Ander Luque. ― #ExJueves: Tengo hambre  (Santiago García y Manel Fontdevila, 2014), por Ander Luque. ― #ExJueves: 23 fotogramas por […]

Deja un comentario, zhéroe