SWEET TOOTH, de Jeff Lemire

 

Título original:
Sweet Tooth Vol. 1-2 TPB 
Sello:
Vertigo
Guionista: Jeff Lemire
Artistas: Jeff Lemire, Matt Kindt, Emi Lenox y Nate Powell
Coloristas: Jeff Lemire, José Villarrubia, Matt Kindt, Emi Lenox y Nate Powell
Contenido: Sweet Tooth #1-40 (Sep. 2009 – Ene. 2013)
Publicación USA: Sep. 2017 – Ene 2019
Publicación España: Nov. 2020 – Dic. 2020 (ECC)
Valoración: La Naturaleza se abre camino

 


Hay comics que compramos y, en vez de añadirlos a la pila de lectura que tenemos en el suelo y esquivamos cada vez que barremos, los colocamos en las estanterías condenándolos al más absoluto olvido. De vez en cuando, miramos en nuestra colección de comics, lo vemos y pensamos que debemos leerlo pero, al no tenerlo en esa molesta pila que queda tan desordenada en nuestro hogar, pronto volvemos a olvidarnos de él hasta que algo hace que destaque por encima de cualquier otro, pudiendo llegar a pasar años hasta que eso ocurre. En mi caso, hizo falta una pandemia mundial para leerme ese comic que tanto deseaba leer pero que nunca llegaba a ponerme a ello. Destacó en ese momento debido a su temática similar a la situación mundial actual y es nada más ni nada menos…

SWEET TOOTH
de Jeff Lemire

El tema central de esta obra es un virus que está atacando a la humanidad y para mi sorpresa ese virus es el coronavirus. De forma simultánea a la aparición de esta enfermedad empiezan a nacer niños con características físicas animales, los cuales son inmunes a esta afección. La historia se centra en un muchacho con cuernos de ciervo que es criado apartado del mundo por su padre, centrando su educación en una biblia que su propio progenitor escribe. El niño venado no tarda mucho en descubrir que horrores esconde el resto del mundo y comienza su aventura en busca del origen de los niños mestizos y del virus.

Como toda historia en la que el ser humano se enfrenta a su extinción, muestra el lado más oscuro de todos nosotros. No es nada novedoso leer un comic que expone en que se convierte nuestra especie cuando tiene miedo y no tiene nada más que perder. Creo que ya sabemos todos que lo que hacemos es intentar sobrevivir pero, sobre todo, destruimos todo empleando como excusa las circunstancias que vivimos ya que somos una especie muy autodestructiva que siempre intenta romper y acabar con todo aquello que no comprende. En este caso los niños mestizos son los que reciben la culpa de todo lo que está pasando. Son solo niños, pero son diferentes y ese es el pretexto preferido de la humanidad para odiar, mutilar y matar. Este concepto nos lleva a pensar en momentos históricos como el holocausto, pero no hace falta irse al extremo para ver esta peculiaridad que escondemos dentro. Solo hay que meterse en una red social y ver cómo la gente se masacra con palabras por no compartir la misma opinión sobre una película. Si a esto le sumamos factores como diferentes culturas, religiones, sexualidades, podemos observar a diario cuanto odio hay en el corazón de la gente. A todo el mundo se le llena la boca diciendo que son muy tolerantes pero, a día de hoy, no he visto ni una sola persona que de verdad lo sea, ya que todo el mundo defiende solo la libertad de expresión de aquellos que opinan como ellos.

Son solo niños, pero son diferentes y por ello son culpables.

La motivación que te lleva a navegar por las páginas de la obra es, la intriga por saber de donde salieron los mestizos y el virus, junto al gran carisma de los personajes. La aparición de virus que amenazan a la humanidad es algo que puede que hoy en día este en boca de todos, pero que no ha dejado de pasar durante toda la historia. Cuando llegan estos momentos críticos, unos se refugian en la religión y otros en la ciencia. La necesidad de encontrar un porqué nos carcome, pero nunca miramos en nosotros mismos para encontrar la respuesta. Jeff Lemire muestra en esta obra como la naturaleza, en forma de niños mestizos, toma la tierra para sustituir a aquellos que no son dignos de ella. En Matrix describían a la humanidad como virus que matan a su propio ecosistema y siempre he creído que era la mejor descripción que merecíamos, ya que destruyendo la tierra nos aniquilamos a nosotros mismos. La naturaleza tiene capacidad para soportar un número finito de individuos. Os pondré como ejemplo una colonia de gatos. Si en una colonia empiezas a alimentar a los gatos sin esterilizarlos, empezaran a procrear hasta que llegue un momento en el que no habrá recursos ni espacio para todos y en ese momento, una infección matará a la mitad de los gatos. Este ejemplo se puede ver en cualquier ecosistema, virus que aparecen, animales que atacan a sus congéneres… Todo para equilibrar la situación por que, como se suele decir, la naturaleza es sabia.

Además, de ser un comic lleno de estas y mil más reflexiones, es un comic que experimenta mucho con la narración, convirtiendo la lectura en toda una aventura ya que no sabes que te vas a encontrar. No es una obra que cambia a lo loco de dibujo sino que está muy bien estructurado. La narración visual, las composiciones de página, son diferentes en función de quien sea el protagonista de la historia y de en qué época estén ocurriendo los acontecimientos… Si a todo esto le sumamos la gran expresividad del dibujo de Lemire, lo convierte en una obra llena de emociones.

We found love in a hopless place.

Como en todo lo que reseño, recomiendo pasear por las páginas premonitorias que escribió el señor Lemire y sacar vuestras propias conclusiones. Suelo compartir muchas de las ideas de este autor y su defensa por la naturaleza y los animales me es muy afín. Necesitamos meditar más sobre lo que estamos haciendo a nuestro mundo y a los demás, y tomar las acciones pertinentes. El ser humano no es poseedor del mundo y debe aprender a compartirlo o enfrentarse a su fin.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.