SUPERMAN, la definición de un género

Superman-194636078-largeTítulo original:
Superman The Movie
Año: 1978
Director: Richard Donner
Guion: Robert Benton, David Newman, Leslie Newman, Mario Puzo (sobre el cómic de Joe Shuster y Jerry Siegel)
Reparto: Christopher Reeve, Marlon Brando, Gene Hackman, Ned Beatty, Jackie Cooper, Glenn Ford, Trevor Howard, Margot Kidder, Jack O’Halloran, Valerie Perrine, Maria Schell, Terence Stamp

Sinopsis: Desde una galaxia remota, un recién nacido es enviado por sus padres al espacio debido a la inminente destrucción del planeta donde viven. La nave aterriza en la Tierra, y el niño es adoptado por unos granjeros que le inculcan los mejores valores humanos. Con los años el joven se irá a Metrópolis y allí usará sus poderes sobrenaturales para luchar contra el Mal.

 Hoy en día ver superhéroes en la gran pantalla es rutinario. Cada año se estrenan tres o cuatro cintas basadas en personajes de cómic, y debido a esta explotación (con la que un servidor de momento no tiene problema) y a que cada vez son proyectos más ambiciosos, nosotros somos más exigentes. Las analizamos con lupa, queremos que sean fieles al material original y no nos conformamos con que sean “entretenidillas”; deben ser algo más. Pero hace unos cuantos años la cosa era distinta. Los superhéroes estaban solo en las viñetas, y la gente ni se planteaba que pudiesen interesar a alguien aparte de niños y adolescentes. Muchos héroes de Marvel y DC ni siquiera eran realmente famosos aquí, al menos a nivel popular. Solo Spider-Man, Batman, la Masa (Hulk)… y por supuesto, Superman. En un escenario en el que las adaptaciones de cómics no estaban a la orden del día y este género era considerado intrascendente, llegó la primera película sobre el primer gran superhéroe. El resultado esperable era una cinta cutre que se pasase por el forro el cómic. Nada más lejos de la realidad.donnerzonazhero

 Tras una tortuosa preproducción, la responsabilidad de llevar al Hombre de Acero al celuloide recayó en Richard Donner (director unos años después de Los Goonies, Lady Halcón o Arma Letal, casi nada), y es él quién dota al film de una emotividad, solemnidad, épica y, sobre todo, sentido de la maravilla, como pocas veces se han visto en este tipo de cine. Aún hoy, Superman es la verdadera película pura del género, la que lo define. Es verdad, los efectos especiales y el vestuario del protagonista y el resto de Kryptonianos se han quedado bastante anticuados, y también es verdad que el relato está bañado en ciertos momentos de una ingenuidad que puede chocar a esa audiencia actual tan pretendidamente inteligente y cínica, pero es imposible no quedar enganchado a esta historia atemporal ya desde los brutales créditos, donde la magistral música de John Williams empieza a hacer de las suyas.

 Pasado este subidón, la cinta se toma su tiempo. Se elogió mucho y con razón a Batman Begins por desarrollar como es debido al protagonista antes de meterlo dentro del traje, pero ya en este film, muy anterior, vemos interés por hacer las cosas bien, por tomarse al personaje en serio e intentar plasmar toda la grandeza y mitología de un icono popular tan bien definido previamente. Nada se le puede reprochar a la primera parte de la película: Jor-El, Krypton y su destrucción, la adolescencia de Clark en la Tierra y el dilema con respecto a qué debe hacer con sus poderes, la muerte de su padre adoptivo, la despedida con su madre y el inicio del viaje de autodescubrimiento… Todo está perfectamente plasmado, empatizamos con el protagonista, nos creemos lo que vemos, y la grandilocuencia y la emotividad, totalmente justificadas, inundan la pantalla. No es ningún secreto que es tentador ponerse filosófico con Superman, pero a diferencia de otras versiones (ejem, Man of Steel), aquí todo está narrado a través del personaje, que es lo que importa. Aquí el discurso por el discurso no existe. La cinta de Donner no nos habla de la idea, el concepto o el significado de Superman. Nos habla de Superman. Punto. Lo demás llega solo.

Supermanjovenzz Volviendo al avance de la peli, el punto de inflexión llega cuando Clark crea la Fortaleza de la Soledad y habla con su padre biológico gracias a la avanzada y misteriosa tecnología Kryptoniana. La primera y fugaz aparición de Superman no puede ser más perfecta. Tras una preciosa elipsis en la que Clark perfecciona sus poderes y comprende su papel de guía para la humanidad (los paralelismos con Jesucristo son inevitables) y un cambio de escena de lo más simbólico, le vemos ahí, de pie, a lo lejos, con la capa y todo. El tema de Williams empieza a sonar, y Superman vuela hacía la cámara.
 Según parece, a los responsable de la cinta no les convencía la forma de recrear el vuelo, no quedaba creíble. Hasta que lo probaron con Christopher Reeve. Es él el que, suspendido por cables, hace que el famoso eslogan “creerás que un hombre puede volar” se haga realidad. Da igual los años que pasen: este hombre siempre será Superman.Supermanvuelozz

 Llegamos a Metropolis y se introduce un componente cómico de bastante peso, algo tontorrón a veces, pero absolutamente necesario, por aquello del contraste con lo dramático. Además deja buenos momentos, sobre todo en lo que respecta al villano, un Lex Luthor caricaturesco a más no poder que funciona gracias al gran Gene Hackman. Por otra lado, conocemos a la versión pública de Clark Kent, muy diferente a Superman. No, nadie le reconoce, pero está muy claro que el “disfraz” consiste en algo más que unas gafas. Tremendo lo que hace Reeve. Es otra persona, al 100%, y es capaz de mostrarlo en apenas unos segundos y con un par de gestos. Hablamos concretamente de una escena en el apartamento de Lois Lane en la que Reeve domina sus personajes en toda su extensión y con total naturalidad.Supermanyloiszz Pero pasemos ya al momentazo de la película: tras un accidente de helicóptero, Lois ( de quien hablaremos en breves) está en peligro. Es ahora cuando Clark termina de definirse, pues, aunque no sea su cometido previsto, no puede evitar lanzarse al rescate de quién haga falta. Y es que Superman, poderes aparte, es sencillamente un buen tipo, de los que siempre están dispuestos a echar un cable. Sobre la escena en sí, qué voy a decir. La esencia del cine de superhéroes pura y concentrada. El montaje, la música, los ciudadanos aplaudiendo como locos cuando Superman coge el helicóptero como si nada… El sentido de la maravilla al que me refería antes. Pero ahí no acaba la cosa, pues el bueno de Clark no se contiene y se pasa la noche impidiendo atracos y ayudando a la gente, por pequeños que sean sus problemas. ¡Si hasta baja a un gato de un árbol! Cosa por la que, en la versión extendida (la del DVD, que se emite en televisión desde hace años), se disculpa ante Jor-El, demostrando una vulnerabilidad que niegan aquellos que ni se molestan en observar al personaje.

Supermanloislane La siguiente gran aparición del héroe es en el vuelo romántico con Lois. Lois. Qué difícil es hacer que caiga bien. Qué difícil es hacer que nos creamos que Superman pueda amarla. Sobra decir que la peli lo consigue como si nada, con sencillez y naturalidad. Y de aquí pasamos poco a poco a un largo clímax que, salvo a Superman derribando edificios a puñetazos (algo increíblemente necesario hoy en día al parecer), tiene de todo. Luthor explicando detalladamente su plan malvado. Kryptonita. La atractiva esbirra de corazón más o menos noble ayudando a Superman en un momento de necesidad (la forma en que Reeve dice “por favor, ayúdame a salvarlos” le rompe el corazón a cualquiera). Vuelo triunfal rompiendo el techo como diciendo “I’m back, motherf***ers!“. Y por supuesto, un encadenado de escenas con Superman evitando un desastre cada minuto.SupermanDRAMAzz

 Salvo uno. Todos sabéis de lo que hablo, y si no, deberíais parar de leer y sencillamente ver la película. Superman no llega a tiempo de salvar a Lois y la encuentra muerta. Es desolador. Y es aquí cuando queda demostrado que Superman es tan humano como cualquiera, que aunque sea el ser más poderoso de la Tierra, también puede fallar, y esos fallos lo destrozan por completo. Desgarrador su grito de rabia mientras alza el vuelo.

 Y toma una decisión. Una decisión que supone el punto de no retorno para el personaje en lo que a su papel en nuestro planeta se refiere. Desobedeciendo a su padre biológico y recordando al padre adoptivo (muy signicativo), Superman viaja a velocidad luz alrededor del planeta y con ello retrocede en el tiempo. Bien. Si uno es más o menos aficionado al tema de los viajes en el tiempo se dará cuenta de que este es desastroso y no tiene ningún sentido. Pero en el contexto de la historia… es justo lo que hacía falta. El final perfecto, el colofón que nos hace querer aplaudir a Superman. Lástima que después la cinta finalice de forma tan apresurada, aunque la imagen de nuestro héroe sobrevolando la Tierra, satisfecho, lo compensa con creces.

BeYShIT

No es que sea una película perfecta. Pero la explosión de emociones que puede llegar a provocar la convierten, por lo que a un servidor respecta, en una obra maestra y una de las mejores películas de su género.

¡Nos vemos en la Zona Fantasma!

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Juanan Brundle dice:

    Superman viaja en el tiempo dando vueltas alrededor de la Tierra. Hasta ahí ok. Pero lo de que “retrocede en el tiempo haciendo que la Tierra gire del revés”… ¿De dónde se saca eso? De malintepretar el efecto visual de la Tierra girando en ese sentido para transmitir retroceso.

    La Tierra en esa escena se ve girando del revés porque Superman está viajando en el tiempo, y no al contrario.

    • Si lo he leído en varios sitios, pero no me acaba de entrar en la cabeza. Has hecho bien en apuntarlo. El caso es que viaja en el tiempo. Y ESO es lo que despierta mil preguntas. Sin respuesta.

  2. Fernando (@ArkhamKaveli) dice:

    Siempre he pensado que las buenas o malas películas tienen mucho que ver con la situación personal al verlas. Que si, que cuando algo es malo, es malo pero puede serlo menos si te pilla de cachondeo con los colegas y te da por ponerla. O incluso una dramón televisivo lleno de clichés puede parecerte maravilloso si te pilla emotivo, o lo que sea.

    Yo cuando descubrí esta película estaba descubriendo aún a estos tipos disfrazados con superpoderes (o habilidades humanas sobresalientes -si, Batman-) y solo conocía la versión de Tim Burton del murciélago y todo me fascinaba y me parecía una pasada así puedo decir que sin ser pefecta para mí lo fue y sigue siendo. La película definitiva de Superman.

    ¿Que algún día harán una de sobresaliente y la cataloguen de “la mejor película de Superman de la historia del cine”? ¡Ojalá! pero eso no evitará que para mí siempre sea ésta. Y de Christopher Reeve creo que sobran las palabras. Eterno.

    PD: gran artículo ¡que se me olvida decirlo! :P

    • doctorindy dice:

      En mi caso no hay nostalgia alguna. La vi con 14 años, después de ‘Superman Returns’, y no me gustó tanto. Han sido los años y la madurez los que me han hecho adorarla.

  3. MrCervero dice:

    Excelente artículo al que creo que poco o mejor dicho, nada, se le puede añadir. Has expresado perfectamente lo que al menos el 80 % de los amantes al género que han visto esta película piensan y sienten =)

    Un saludo.

Deja un comentario, zhéroe