SUPERMAN: KRYPTONITA, de Darwyn Cooke y Tim Sale

 

Título original:
Superman Kryptonite HC

Sello: DC Comics
Guionista: Darwyn Cooke
Artista: Tim Sale
Colorista: Dave Stewart
Contenido:
Superman Confidential #1-5, #11 (Ene. 2007 – Jun. 2007, Mar. 2008)
Publicación USA: Septiembre 2008
Publicación España: Diciembre 2016 (ECC)
Valoración: Si me vuelvo loco, ¿me seguirás llamando Superman?


Desde su primera aparición en los cómics, Superman gozó de mucha popularidad, teniendo una serie de animación y un programa de radio en el que se narraban algunas historias. Sin embargo, su actor de voz, Bob Collyer, necesitaba un descanso. Así que se decidió que el superhéroe fuera debilitado para así justificar un cambio en aquella voz tan reconocible. Fue así como en junio de 1943 nació la kryptonita, un mineral del planeta de Superman que se volvió radiactivo tras la explosión. Finalmente, en el Superman #61 de noviembre de 1949 se canonizó en los cómics. Desde ese momento, en multitud de producciones audiovisuales y tebeos, la kryptonita ha tenido un papel muy relevante en la mitología de Superman. Es por eso que hoy hablaremos de una novela gráfica a cargo de dos míticos autores que exploran la existencia de la kryptonita y el daño que puede hacerle al Último Hijo de Krypton.
Se trata de…

SUPERMAN: KRYPTONITA
de Darwyn Cooke y Tim Sale

Todas las personas tenemos debilidades, algo que nos hace vulnerables y nos expone a sufrir daños. Nuestro sistema biológico puede sufrir múltiples tipos de enfermedades producidas por causas externas (como virus y microbios) como por otras internas en las que nuestro propio organismo se convierte en nuestro mayor enemigo. Además, nuestro organismo no está preparado para levantar mucho peso, andar entre las llamas o hundirnos bajo el agua durante mucho tiempo. No somos resistentes a las balas y si salimos de la atmósfera terrestre sin el equipamiento propio de los astronautas moriremos. Realmente somos una especie muy vulnerable, pudiendo sufrir la muerte por muchísimos factores distintos.

Pero Superman es distinto. A parte de sus poderes como su extremada fuerza, su velocidad, su visión de rayos-x o su vuelo entre otros, es un héroe prácticamente invulnerable, con un factor de curación acelerada y un promedio de vida mayor que el de cualquier humano. Esto lo convirtió en un héroe indestructible, por lo que sus aventuras podían llegar a cansar ya que el Hombre de Acero siempre saldría vencedor.

El vuelo del puto amo.

En esta obra veremos a un Superman que lleva poco tiempo luchando contra el crimen y la corrupción en la ciudad de Metropolis. Pero eso no ha evitado que se expusiera a grandes peligros a lo largo de todo el globo terráqueo, como la erupción de un volcán o el combate contra poderosos villanos. Sin embargo, nada ha sido capaz de detenerlo ni de hacerle daño, haciendo que el propio héroe todavía no conozca los límites de sus capacidades. Sin embargo, todo cambiará con la llegada de la kryptonita. Paralelamente veremos a Jimmy Olsen y Lois Lane investigando a un nuevo empresario, Tony Gallo, que ha abierto un casino en la urbe. Y por supuesto, no faltará el megalómano Lex Luthor haciendo sus apariciones y buscando destruir al Hombre de Acero.

Darwyn Cooke se enfrentaba a un gran problema a la hora de guionizar a Superman: el personaje da poco margen para innovar, sobre todo teniendo en cuenta que ha tenido diferentes cabeceras publicándose de forma paralela durante décadas. Hay miles de tebeos del kryptoniano y es difícil crear algo diferente. Así que Cooke optó por mostrarnos al Superman primerizo que tantas veces hemos visto pero dándole un nuevo enfoque con la aparición del mineral radiactivo. Aquí veremos a un superhéroe pero también a un hombre con dudas, con miedo y que necesita el apoyo familiar. A una criatura extraordinaria con miedo a fallar y un gran compromiso social. Además, la propia kryptonita actuará en ocasiones de narrador y servirá para que Clark conozca sus auténticos orígenes.

Cuando pillas a tus padres en el mejor momento.

Sin embargo, se le da un nuevo giro a la historia que hace que empaticemos y nos llegamos a sentir representados con un ser capaz de levantar toneladas de peso y volar por el espacio. Notaremos que su principal debilidad es la humanidad. Teme no poder proteger a todo el mundo. Siente cómo le tiemblan las piernas para pedirle una cita a Lois Lane, la chica que le gusta. Necesita un abrazo de su madre y unas palabras alentadoras de su padre para poder seguir adelante. Tiene dudas de si alguna vez no podrá hacer lo correcto. Nosotros nunca seremos Superman, pero todos somos Clark Kent. A veces lo que más miedo nos da no es lo que nos puede matar, sino las cosas cotidianas a las que nos tenemos que enfrentar.

En el apartado artístico tenemos a Tim Sale como dibujante y entintador. El autor ya trabajó previamente con Superman en la obra Las Cuatro Estaciones junto a Jeph Loeb. También es conocido por la tetralogía de los colores (Spiderman: Azul, Daredevil: Amarillo, Hulk: Gris y Capitán América: Blanco), siendo estas cinco obras un homenaje a estos superhéroes y los momentos que más han marcado sus vidas. Y por supuesto, pudimos verlo en El Largo Halloween, Victoria Oscura, Caballero Maldito y Catwoman: Si Vas a Roma, unas novelas gráficas imprescindibles, en especial las dos primeras.

Te reviento, pavo con cuernos.

Aquí realiza una excelente labor. Siendo fiel al estilo que tanto le caracterizó y que contrastaba con lo mainstream y más vendido en los noventa, Sale nos ofrece unas viñetas muy cartoon pero sobrio, manteniendo el tono solemne que la obra necesita pero haciéndolo de forma muy atrayente. Habrá gente a la que no le terminará de convencer y prefiera algo más realista, pero no cabe duda de que, objetivamente hablando, es un despliegue visual asombroso lleno de detalle y con una gran preocupación por mantener un buen ritmo en la narrativa gráfica. Y al igual que en el guión, se notan algunas inspiraciones y homenajes al Superman clásico de la Golden y la Silver Age. Por último, al color encontramos a Dave Stewart, un artista que ha participado en innumerables obras y siempre está a un altísimo nivel, siendo capaz de cambiar la tonalidad de su paleta gráfica según el tono que precise la obra.

Superman: Kryptonita es un excelente cómic autoconclusivo del Hombre de Acero, ideal para aquellos que quieran empezar a leer sobre el personaje, deseen disfrutar de un bonito homenaje al héroe o que simplemente busquen un relato con toques intimistas que sirva para empatizar con el ser más poderoso que hay en la Tierra. Un tebeo de sobresaliente que cumple con todo lo que se propone.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.