STEINS; GATE

Título Original: Steins; Gate (シュタインズ・ゲート )
Fecha 1ª emisión: 6 de Abril, 2011
Estudio: White Fox
Creador: Takuya Satou, Hiroshi Hamasaki
Temporadas: 1
Episodios: 24
Reparto: Animación
ValoraciónAkihabara y viajes en el tiempo; ¿Qué más buscas? /10

De vuelta por la Zona, hoy os traigo UNO de esos animes. Porque siempre hay animes que marcan, que recuerdas y que no te importaría no dejar de verlos nunca. Cada persona puede estar pensando en un anime diferente, pero eso es lo mágico, el hecho de que la personalidad, las vivencias o los gustos de cada uno nos hagan elegir algo especial. Esa pieza especial en mi memoria es Steins;Gate. Un anime de intriga, con ligeros toques de humor, una ambientación realista y cautivadora y una trama a la altura de las mejores obras de ciencia ficción que haya visto. Todo lo que os voy a contar no va a contener ningún tipo de spoiler ni información no deseada más allá del capítulo 4-5 del anime, así que espero que las siguientes líneas os cautiven para verlo.

Atención a la trama. La chicha.

Steins;Gate es un anime basado en el videojuego homónimo de tipo novela visual. Hay ciertas variantes en las dos versiones, pero la historia sigue el mismo eje central. El anime se nos presenta con Okabe Rintarou, Okarin para los colegas, como su principal protagonista. Este chico, junto a Daru y Mayuri, trabaja en un laboratorio bastante poco común, ya que ellos mismos se lo han montado y es un simple piso alquilado donde realizan todo tipo de artefactos e inventos un tanto inútiles. Pero entre todos ellos, surge uno que será el que les llevará a entrar en la verdadera historia del anime, la creación de un Microondas-Teléfono que parece actuar como máquina del tiempo.

Con esta premisa, nuestro científico loco, conspiracionista, fan de la mitología nórdica y un tanto infantil, Okarin, tendrá en sus manos algo inconcebible para cualquier mortal, y por supuesto no será algo fácil. ¿Utilizará esta máquina temporal? ¿Cómo afectará esto a su propia percepción del tiempo? ¿Y su relación con sus compañeros de laboratorio, se verá afectada? ¿Puede un ser temporal y relativo, como el hombre, viajar y controlar el tiempo sin sufrir consecuencias? Todas estas preguntas pueden haber rondado la cabeza de cualquier persona que haya pensado alguna vez sobre viajes en el tiempo y paradojas temporales, pero todos estos enigmas y quebraderos de cabeza, Okarin podrá sentirlos en sus propias entrañas o pasar de ellos, encauzando así toda una serie de acontecimientos y sucesos que no pararán de desafiarle.

Los personajes… vaya personajes.

El elenco de especímenes que encontramos en el anime es asombroso. No sólo por la complejidad o evolución de algunos de ellos, sino por la mezcla variopinta y heterogénea que presentan.

Empezando por Okabe Rintarou, el gran protagonista de toda la historia. Es un joven de 18 años, estudiante universitario y autodenominado científico loco. En su mente, existe una “organización” que va detrás de él y sus experimentos, porque sabe que sus trabajos e inventos pondrán patas arriba el orden mundial. Todo esto actuando desde un piso alquilado en el barrio de Akihabara, Tokyo. Mayuri Shiina es amiga de la infancia de Okabe, pareciendo todavía una niña con la cabeza llena de inocencia y mundos felices. Se dedica a “cosplayearse” y trabaja en un Maid-Café. Y Daru Hashida es el amigo informático, gordo y friki de Okabe. Es un experto en programación, hacker y estudiante universitario que no se pierde una sola actuación de su cosplayer favorita, Feiris. Estas tres personas forman el núcleo duro del laboratorio, pero se une a ellas alguien capaz de enderezar el rumbo de las investigaciones, Makise Kurisu, una neurocientífica que con tan sólo 18 años ya ha publicado en revistas como Science y tiene un gran reconocimiento internacional. Kurisu se ve envuelta en un suceso muy extraño con Okabe, y por eso decide adentrarse en este manicomio “aka” laboratorio.

Todos estos conforman lo que podríamos llamar los personajes principales del anime, aunque aparecerán muchos más, de vital importancia o simplemente con un gag cómico bajo el brazo. Un andrógino, una chica que tan solo puede hablar por SMS o una famosa cosplayer son algunos de los ejemplos de lo que nos podremos encontrar en la Akihabara retratada en esta serie.

Edificio de la radio Kaikan, en Akihabara, durante un evento especial con el satélite estrellado en su terraza.

Como ya he comentado, el anime está ambientado en Akihabara, barrio de la capital japonesa. Este barrio es conocido por ser la meca del mundo otaku en todo el mundo. Sus calles rebosan luces y sonidos provenientes de edificios completos dedicados a la venta de todo tipo de productos relacionados con mangas o animes, carteles indicándote el Maid-Café más cercano y ríos de gente deambulando en busca de esa figura tan codiciada. Todo esto se muestra de una manera genial en el anime, dejándote ver el verdadero ambiente de ese barrio tokiota, no sólo en sus principales avenidas y tiendas, sino también en sus callejones o en sus pequeñas tabernas.

El trabajo de localización y ambientación pasa al siguiente nivel cuando ves que cada una de las casas, de los bares en los que comen, de las escaleras en las que conversan, o de las máquinas donde compran un buen Dr. Pepper, está perfectamente situado en las calles de la Akihabara real. Incluso algo tan complicado de planificar como son los tiempos, está hecho al milímetro. Si cuentas el tiempo real que tarda Okarin en salir de la taberna donde acaba de comerse el ramen y llegar al templo, tú puedes hacer exactamente ese mismo recorrido en ese mismo tiempo, y, a mi parecer, eso es algo realmente asombroso.

BONUS CIENTÍFICO: PERO, ¿QUÉ HAY DE REAL?

Me he visto obligado a hacer este apartado, no sólo por mi gran inquietud en este tema, sino también por la multitud de referencias que se hacen durante la serie al CERN (SERN en el anime), la teoría de la relatividad general o los viajes en el tiempo. No soy un experto en la materia, pero juntando mis conocimientos y algo de investigación, iremos parte por parte para ver que no es tan descabellado lo que nos cuentan en el anime…

Desde que Einstein enunció la teoría de la relatividad general y especial, pudimos empezar a hablar de los viajes en el tiempo a nivel teórico. La relatividad general nos dice que el tiempo es algo relativo, y que existe en cohesión con el espacio, creando el espacio-tiempo. De manera que hay una relación directa entre estas dos magnitudes. Con la relatividad especial, se determinó que la velocidad máxima de una partícula en el universo es la velocidad de la luz en el vacío. Cualquier cosa que exista o pueda existir no puede superar esta velocidad. Pero, ¿Qué pasa si la iguala? Que el tiempo pasaría tan lento para esa partícula en relación a una parada, que, al viajar cierta distancia con ella, la partícula podría viajar al futuro. Pero nunca, nada, podría viajar al pasado.

Entonces, ¿todo lo que nos cuentan es mentira? No. Hay otra forma para viajar en el tiempo teóricamente. El espacio-tiempo descrito por Einstein es una red interminable sobre la que se asienta el universo. Si de alguna forma pudiéramos plegarla y pasar un túnel por ella, tendríamos una manera de viajar en el tiempo. Teóricamente, esto es lo que podría ocurrir en los agujeros negros de Kerr (cualquier agujero negro conocido es de este tipo). Estos agujeros serían perforaciones del espacio-tiempo que podrían estar conectadas entre sí mediante tubos de gusano, teniendo así un camino para realizar viajes en el tiempo. Volviendo al anime, esta explicación se nos presenta en una breve escena, y es la que maneja Kurisu para explicar el fenómeno del microondas-teléfono-máquina del tiempo. El CERN tendría algo que ver con todo esto en la realidad ya que la energía que utilizan para hacer colisionar partículas a gran velocidad podría ser parecida a la requerida para crear mini-agujeros negros, por los que se podrían realizar estos viajes temporales.

Así que, de acuerdo con las teorías científicas actuales, existiría la posibilidad de que se pudieran realizar viajes en el tiempo, aunque en la realidad siga siendo sólo una teoría sin capacidad de comprobación.

Para despedirme me gustaría agradeceros a todos los que hayáis llegado hasta aquí; espero que os haya enganchado lo suficiente como para ver esta maravillosa serie, que desde luego merece la pena verla. Os dejo con una gran cita de Makise Kurisu en una de las muchas desventuras de la serie: El tiempo está pasando tan rápido, ahora mismo quisiera quejarme ante Einstein. ¿Sabes?, que el tiempo avance lento o rápido depende de la percepción. La teoría de la relatividad es tan romántica, y a la vez tan triste…

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe