STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI. La emoción de la fuerza.

Título original:
Star Wars: The Last Jedi
Año: 2017
Director: Rian Johnson
Guión: Rian Johnson
Fotografía Steve Yedlin

Reparto: Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Óscar Isaac, Mark Hamill, Carrie Fisher, Domhnall Gleeson, Benicio del Toro, Laura Dern, Gwendoline Christie, Kelly Marie Tran, Lupita Nyong’o, Anthony Daniels, Andy Serkis, Warwick Davis

Valoración: Episodio V /10

Sinopsis: La malvada Primera Orden se ha vuelto más poderosa y tiene contra las cuerdas a la Resistencia, liderada por la General Leia Organa. El piloto Poe Dameron encabeza una misión para intentar destruir un acorazado de la Primera Orden. Mientras tanto, la joven Rey tendrá que definir su futuro y su vocación, y el viejo jedi Luke Skywalker revaluar el significado de su vida.

Me cuesta mucho encontrar frases racionales horas después de la experiencia cinematográfica más intensa que he vivido nunca. He llegado a desear parar la película para tomar aire e ir asentando la incesante sucesión de momentos climáticos que suceden a lo largo de su extendido metraje, y que empiezan desde los primeros cinco minutos. La cantidad de puñetazos emocionales que acumula la película, de escenas significativas por la épica o por la emoción no se le acerca a ninguna otra entrega de la saga, ni realmente a casi ningún otro blockbuster. De hecho, dudo que sea sano.

Pero chiquilla apártate del borde que te caes

Es posible que un tipo de espectador más “casual” se sienta abrumado ante el temerario ritmo que se gasta Rian Johnson en esta película, y que por ello pierda el interés. No es tan suave de ver como El Despertar de la Fuerza, que aún con su virtuosismo visual y sus personajes tan bien construidos seguía un sendero fácil y muchas veces practicado. Los Últimos Jedi escoge una ruta mucho más escarpada, que en esencia recuerda mucho a la de El Imperio Contraataca, pero con una ejecución lo suficientemente diferente como para enterrar por completo ese argumento.

Johnson toma muchos riesgos, eso nadie lo puede poner en duda. En su estructura, que digamos es “menos convencional”, pero sobre todo por lo lejos que lleva muchas de las concepciones y convenciones más sagradas e inamovibles de la saga. Tanto, que la película ya es una herejía para muchos de sus seguidores. No niego que varios momentos son de arquear la ceja, pero creo que es maduro reconocer que aún hay mucho que no sabemos de esta galaxia y de la Fuerza, y que las cosas que ya creíamos saber pueden no ser como pensábamos. Que, en definitiva, aún hay hueco para sorpresa.

Never forget TR-8R

La cantidad de personajes y subtramas que mantiene abiertas a la vez abruma. Y todas ellas tienen algo que aportar, sea al avance narrativo de la película o a la construcción de sus personajes, pero también a la escritura de la mitología de la galaxia más allá del grupo protagonista, algo que la saga llevaba ignorando demasiado tiempo y que empeoró en el capítulo de Abrams, tan centrado en sus personajes que pasó como si nada por la escena de la destrucción de la República. Los Últimos Jedi se asemeja más a Rogue One en este sentido, al explorar temas que pueden considerarse más o menos transversales, pero que contextualizan la guerra, aportan matices muy necesarios a la eterna y rara vez cuestionada lucha entre el bien y el mal, y en definitiva enriquecen nuestro conocimiento de este mundo. La película se presta más que ninguna a segundas lecturas, hasta el punto de que en algunos momentos se siente que pierde ligeramente el rumbo de lo que quiere contar.

Es por ello que si de algo se resiente la película, es del too much. Hay muchísimas cosas pasando en varios sitios al mismo tiempo. No diría que sobran, porque de verdad no sería capaz de retirar ninguna: el valor que aportan todas ellas es superior a la concisión que ganaría tras recortes (con la paradoja de que se podría cortar cerca de veinte o treinta minutos de metraje sin afectar significativamente al núcleo de la película). Lo más problemático de esto, es que a veces se notan algunas grietas: montajes paralelos que no terminan de funcionar, personajes que no saben muy bien qué hacer… pero nada en absoluto grave: la fuerza que consigue en conjunto es muy superior a estos pequeños roces. Hay muchísimas piezas que mover en un tiempo y espacio relativamente pequeño, y al final todo termina encajando en uno de los clímax finales más emotivos de la saga. La hazaña es descomunal.

Entonces los Pokémon SI tienen un origen extraterrestre

Ni que decir tiene que todos los apartados técnicos y artísticos son impecables: actuaciones, fotografía, efectos especiales… Tiene más humor que ninguna otra de la serie, aunque casi siempre es acertado, y ayuda a liberar tensiones de la que, de otra forma, sería una experiencia demasiado exigente. Hasta se permite reírse de sí misma en varias ocasiones con algunos gags autoparódicos, algo que sería un despropósito si no equilibrara de la otra forma: con la historia más atrevida, personal y finalmente bonita de toda la serie. Lo más parecido a un Imperio Contraataca que probablemente veamos jamás.

Este puede que sea uno de los blockbusters más estimulantes en muchísimo tiempo.
El director lo ha apostado todo, y aunque a veces rebose y pueda hacerse extenuante, es una experiencia que todo fan de la saga debe experimentar sabiendo lo mínimo. La película empuja sus personajes a los límites, y al espectador también. Yo personalmente admito que comulgo con casi todas las ideas expresadas aquí. Soy fan de toda la vida, y disfruto con prácticamente todo lo que lleve el sello Star Wars porque es Star Wars. Pero no como esta. Rian Johnson me ha dado la experiencia cinematográfica de mi vida: he reído, he llorado y he sufrido como nunca. Siendo la película puente de la trilogía, la he sentido como un auténtico final de etapa, tras el cual nada puede ni debe ser igual.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Entonces es una marca hacendado del Imperio contra ataca? Pues vaya fail. La misma historia con lavado de cara

  2. arkhamkaveli dice:

    Muy, muy buena reseña, compañero. Personalmente entiendo estos nuevos derroteros que parten desde aquí y me subo a ello. Arriesga y se agradece. Quizá al ser más densa cueste a más de uno meterse de lleno pero disfrutable a más no poder.

  1. 22 diciembre, 2017

    […] la reseña oficial de la Zona que preparó Javier Escribano sin spoilers os la dejamos por aquí. Lo que hoy nos ocupa es la opinión real de los que también han ido a verla. Aviso, las […]

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.