STAR WARS: Guía cronológica de los cómics (II): De la decadencia de la República a la Batalla de Geonosis

Y continúa la titánica labor de organizar cronológicamente el universo expandido de Star Wars en lo que a cómics se refiere. Si os perdisteis la entrega anterior…

Si queréis saber más…

STAR WARS: Guía cronológica de los cómics
(I) De la Prehistoria Jedi a la Primera República

(II) De la decadencia de la República a la Batalla de Geonosis
(III) De las Guerras Clon a la Orden 66
(IV) De la Gran Purga Jedi a los preámbulos de Yavin

UN DESCENSO AL MAELSTRÖM, Cap. 2
Marcha imperial

El corazón de las tinieblas, o “¿Quién diablos es Minch?”

Entramos ahora en uno de los períodos históricos más explorados (y explotados) del universo Star Wars, forjado en su gran mayoría a partir de 1999. El anuncio de George Lucas de realizar una nueva trilogía centrada en la caída en desgracia del Jedi que se acabaría convirtiendo en Darth Vader y el posterior estreno el 1999 de Star Wars – Episodio I: La Amenaza Fantasma, reactiva el interés por parte del público en la franquicia y propicia un cambio de dirección en la política editorial de Dark Horse, que pasa a centrar sus esfuerzos en la explotación de la nueva trilogía.

Así pues entramos en el período histórico conocido como el Alzamiento del Imperio, que abarca desde 1.000 años antes de la Batalla de Yavin hasta la propia batalla, es decir, la totalidad de los Episodios I a III así como sus hechos anteriores y llega hasta antes de la película que inició la saga de Lucas, ahora conocida como Episodio IV – Una Nueva Esperanza. Por tanto se trata de una época plagada de acontecimientos de vital importancia para los seguidores de la saga cinematográfica.

TAMBORES DE GUERRA
De política, midiclorianos y ejércitos de clones

Debido a la gran cantidad de material publicado va a ser necesario dividir el período. En esta primera parte comenzaremos con los cómics que van de los tiempos más remotos (unos 700 años antes de la Batalla de Yavin) al inicio de las Guerras Clon que tiene lugar en El Ataque de los Clones (22 años antes de la Batalla de Yavin). ¡Embarquemos, pues!

EL ALZAMIENTO DEL IMPERIO, Parte 1
1.000 – 22 años antes de la Batalla de Yavin

Como vais a comprobar por las fechas de publicación casi todas estas historias pertenecen al segundo período editorial de Dark Horse. El sello, fuertemente influenciado por los estrenos de las nuevas películas y, sin duda, “aconsejado” por Lucas Licensing, centra sus esfuerzos en aprovechar y ampliar el marco proporcionado por las nuevas películas, buscando captar lectores entre el público casual. Esto se hace aparente con la gran cantidad de historias cortas de la antología Star Wars Tales (entre descatalogada e inédita en nuestro país) que salpican esta línea temporal.

  • Star Wars Tales #16: “Heart of Darkness” (2003)
  • Star Wars Tales #5: “Yadle’s Tale” (2005)
  • Star Wars Tales #13: “Stones” (2002)
  • Jedi – The Dark Side #1-5 (2011) (Planeta DeAgostini)
  • Star Wars Tales #13: “Secret of Tet-Ami” (2002)
  • Star Wars Tales #13: “Survivors” (2002)
  • Star Wars Tales #13: “Children of the Force” (2002)
  • Star Wars Tales #1: “Life, Death and the Force” (1999)

Star Wars Tales #13 (Sep. 2002)

La cabecera, iniciada en 1999 en plena fiebre de La Amenaza Fantasma, expuso mucho este marco temporal. Como ya hemos dicho, se trata de historias cortas realizadas tanto por autores conocidos como desconocidos, y de calidad desigual. Gran parte de ellas siguen inéditas en España y se incluyen en el listado para proporcionar un orden de lectura lo más completo posible.

Así, podemos encontrar historias protagonizadas por personajes de las películas: como “Life, Death and the Force”, protagonizadas por Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi; “Marked” y “Nameless”, protagonizadas por Darth Maul; o el número #13 de la serie, protagonizado integralmente por Mace Windu, jedi caracterizado en la gran pantalla por Samuel L. Jackson; entre otras. Pero también podemos encontrarnos historias de personajes nuevos, como más adelante el posterior serial de Nomad, guionizado por Rob Williams, autor proveniente de la cabecera británica 2000AD, o “Bad Business” obra de John Ostrander protagonizada por uno de sus personajes habituales en el universo Star Wars.

Jedi: The Dark Side #1 (May. 2011)

Volviendo a nuestra cronología, encontramos la primera historia larga con la miniserie de 5 números Jedi – The Dark Side, conocida en España como Jedi: El Lado Oscuro en la edición de Planeta de 2013. Obra de Scott Allie, editor de Dark Horse, y Mahmud Asrar se sitúa 20 años antes de La Amenaza Fantasma, con Qui-Gon y su padawan de entonces, Xanatos, viajando al planeta natal de este último. Siendo el padre de este último el rey, la pareja de jedis se verá envuelta en oscuras intrigas políticas. La obra tiende a repetir el esquema de El Ataque de los Clones, donde la influencia del lado oscuro en el padawan resulta dolorosamente obvia para el lector, pero no para quienes que lo rodean. No obstante, a pesar de que la historia no está exenta de fallos, el desarrollo de Xanatos y Qui-Gon resulta suficientemente satisfactorio como para merecer un vistazo.

Pasamos a los años 38-37 a.BY. para tratar dos miniseries protagonizadas por Qui-Gon y Obi-Wan en sus años como padawan del primero.

  • Qui-Gon & Obi-Wan – The Aurorient Express #1-2 (2002)
  • Qui-Gon & Obi-Wan – Last Stand on Ord Mantell #1-3 (2000-2001)
  • Dark Horse Presents Annual #2000: “Aurra’s Song” (2000)
  • Star Wars Tales #14: “Urchins” (2002)
  • Jedi Council Acts of War #1-4 (2000)
  • Star Wars Tales #5: “A Summer’s Dream” (2000)
  • Star Wars Tales #24: “Marked” (2005)
  • Star Wars Tales #10: “Nameless” (2001)
  • Star Wars Tales #3: “Deal with a Devil” (2000)
  • Star Wars Tales #7: “Single Cell” (2001)
  • Star Wars #1-6: “Prelude to Rebellion” (1998-1999)
  • Darth Maul #1-4 (2000)
  • Star Wars Tales #3: “The Death of Captain Tarpals” (2000)
    (Todo salvo las Tales en Planeta DeAgostini)

QG & OW: The Aurorient Express #1 (Feb. 2002)

En The Aurorient Express, obra de Mike Kennedy, escritor habitual de los cómics de Dark Horse, y Lucas Marangon, nuestra pareja de Jedis debe evitar el plan de sabotaje de una nave de lujo que parece destinada a estrellarse sin remedio. Pese a contar con una caracterización decente de los protagonistas la historia no deja de ser bastante tópica, nuestros protagonistas nunca llegan a enfrentarse a una amenaza real, además de estar aderezada con unos intentos de humor un tanto burdos.

Y Last Stand on Ord Mantell, con Ryder Windham, escritor habitual en la franquicia de Lucas, con más de 50 obras a sus espaldas a los guiones, y Ramón Bachs a los lápices, narra cómo la investigación de nuestros protagonistas en busca de una nave perdida les lleva al inhóspito planeta Ord Mantell. Esta serie supone un avance con respecto al anterior al presentarnos una historia mucho más seria y trabajada. No obstante, los problemas se repiten. Pese a que la interacción de los personajes y su desarrollo, sobre todo en el caso de Obi-Wan, está bien conseguido, tanto los secundarios como los antagonistas tienden a ser completamente olvidables y el giro final no es demasiado satisfactorio.

Dark Horse Presents Annual #2000: Girl Rule!“Aurra’s Song”

“Aurra’s Song” es una historia corta obra de Dean Motter y Isaac B. Owens publicada originalmente en el annual de Dark Horse Presents del año 2000. Aquí se nos cuenta el origen de Aurra Sing, personaje que aparecía fugazmente mirando la carrera de vainas en La Amenaza Fantasma, pero que pronto ganó popularidad y protagonismo dentro del universo expandido. Se trata de una historia efectiva, si bien no especialmente elaborada, estamos hablando, al fin y al cabo, de 12 páginas.

Jedi Council: Acts of War #1 (Feb. 2000)

Damos un salto de 3 años con Jedi Council – Acts of War, la obra del escritor, y vice-presidente de Dark Horse, Randy Stradley y del dibujante Davidé Fabbri. Conocida en España como Star Wars: El Consejo Jedi con los tomitos dobles de Planeta (ahora ya incorporados al omnibus citado), en esta historia el mencionado Consejo debe hacer frente a las ambiciones expansionistas de los Yinchorri, una raza que se revela repentinamente como una amenaza para la República y los Jedi, debido a su inmunidad a la Fuerza. La historia se divide en dos partes: por un lado, un grupo de doce jedis investigando en el Sistema Yinchorri, y por el otro, el Consejo Jedi propiamente dicho aportando apoyo logístico hasta su inevitable intervención, con las tribulaciones de Darth Sidious de fondo. La historia y los nada carismáticos antagonistas no dejan de ser una excusa para ofrecernos un festival de piños bastante anodino.

SW: Prelude to Rebellion #1 (Dic. 1998)

La siguiente historia que nos ocupa, Preludio a la Rebelión, requiere de una cierta introducción. El anuncio del estreno de La Amenaza Fantasma propició que se publicara, por primera vez en más de diez años, una serie regular de Star Wars. Titulada simplemente Star Wars, la serie iniciaría su andadura un año antes del Episodio I (33 a.BY.) y sus seis primeros números, que componen la historia que nos ocupa, están realizados por Jan Strnad, que ya había realizado algunos trabajos para la franquicia en los 90, y Anthony Winn. La elección del protagonista para la inauguración de una cabecera así resulta extraña, y quizá, solo comprensible desde el control ejercido por Lucas Licensing: Ki-Adi-Mundi.

Personaje que aparecía como miembro del Consejo Jedi que evalúa a Anakin Skywalker en La Amenaza Fantasma, aquí se convierte en el protagonista de la primera historia de la serie que puede dividirse en dos partes. Primero tenemos a Ki lidiando con los problemas de su planeta natal, Cerea, originados por un choque generacional. El guionista aquí aprovecha para proporcionar al lector información sobre la cultura y la organización social del entorno del protagonista, además de su compleja relación familiar (partamos de que su cultura es polígama). La segunda parte de la historia, más simple, tiene a Ki tratando de rescatar a su hija de un viejo conocido de la franquicia, Ephant Mon. Pese al trabajo realizado alrededor de la figura del protagonista y su cultura, la historia en sí no pasa de mediocre.

Darth Maul #1 (Sep. 2000)

Situada en la misma época tenemos el Darth Maul del veterano escritor de cómics Ron Marz y la dibujante Jan Duursema. El cómic desperdicia la oportunidad de dar cierto empaque al gran antagonista de La Amenaza Fantasma, que apenas contó con tres líneas de diálogo durante la película, y centra su historia en lo siguiente: Darth Sidious envía a Darth Maul a Naboo para que destruya la organización criminal Sol Negro, preparando así la invasión del planeta. Darth Maul extermina sistemáticamente a sus enemigos. Fin. Poco más que contar de la “historia” más allá del efectivo dibujo de Duursema.

Continuamos con un webcómic publicado en StarWars.com con historietas de 8 viñetas de estilo cartoon que giran en torno a las carreras de vainas. Producto derivativo y prescindible que se incluye aquí por motivos meramente completistas. Vayamos al grano…

  • Podracing Tales (1999)
  • Star Wars: Episode I The Phantom Menace #1-4 (1999) (Planeta DeAgostini)
  • Star Wars: Episode I Anakin Skywalker #1 (1999)
  • Star Wars: Episode I Queen Amidala #1 (1999)
  • Star Wars: Episode I Qui-Gon Jinn #1 (1999)
  • Star Wars: Episode I Obi-Wan Kenobi #1 (1999)
    (Planeta DeAgostini)

SW: Ep. I – The Phantom Menace #1 (May. 1999)

Y así llegamos a Star Wars: Episode I – The Phantom Menace, miniserie de 4 números, obra de Henry Gilroy, escritor de la “Casa Lucas”, y Rodolfo Damaggio. Reeditada recientemente en España por Planeta en dos tomos (así como en el omnibus de La Saga Completa), viene a ser una fiel adaptación de la película, con todo lo que esto conlleva.

Y no es de extrañar que con el estreno de La Amenaza Fantasma, en Dark Horse buscaran explotar de manera directa la película en forma de cuatro especiales centrados en sus protagonistas, enmarcados en lo que se recopiló como Star Wars: Episode I Adventures. Se trata de cuatro historias cuya publicación se debe a intereses puramente crematísticos y que van de lo intrascendente a lo curioso.

SW: Episodio I – Anakin Skywalker #1 (May. 1999)


En el especial Anakin Skywalker de Timothy Truman a los guiones y Steve Crespo a los lápices, el cómic es “un día en la vida de Anakin”, mostrando su día a día como esclavo en Tatooine así como su relación con Watto y sus aspiraciones como piloto de vainas.
En Reina Amidala, de Mark Schultz y Galen Showman se ofrece una historia intrascendente de Jar-Jar Binks y Padme en Tatooine. El especial Qui-Gon Jinn, con Robert Teranishi ilustrando los guiones de Ryder Windham, define un poco mejor al personaje de Qui-Gon, así como su influencia en los otros protagonistas de la película al mismo tiempo que amplía una situación de ésta. Y el episodio centrado en Obi-Wan Kenobi escrito, de nuevo, por Henry Gilroy y dibujado por Martin Egeland es un resumen de la película contado por Obi-Wan a Yoda. Y ya.

A continuación vienen tres historias lamentablemente descatalogadas por Planeta DeAgostini, sin reedición a la vista:

Star Wars #7 (Jun. 1999)

Volvemos con la serie regular de Star Wars de Dark Horse, y con Ki-Adi-Mundi en la historia “Outlander”, publicada por Planeta bajo el título Star Wars: Outlander en 2001. Esta vez el encargado de la historia es Timothy Truman, al que ya conocemos de los especiales de Episodio I, un dibujante y guionista americano con 20 años de carrera a sus espaldas. Los lápices corren a cargo de un variopinto grupo de dibujantes: Tom Raney, Ron Pereira, Rick Leonardi y Al Rio. En “Outlander” tenemos a Ki viajando a Tatooine para resolver el misterio alrededor de la reaparición de un Jedi largamente dado por muerto. Truman aprovecha la historia para hacer un repaso a todo lo que convierte al planeta Tatooine en una de las localizaciones más interesantes del universo Star Wars: Jawas, Moradores de las Arenas e incluso Hutts. En una historia tan interesante como intrascendente también se dejará caer la cazarrecompensas Aurra Sing y se introduce al jedi y morador de las arenas, A’Sharad Hett.

Star Wars #13 (Dic. 1999)

El mismo guionista, esta vez acompañado por Tom Lyle, Jan Duursema y John Nadeau es el encargado del siguiente arco argumental de la serie, “Emissaries to Malastare” (Misión a Malastare, según Planeta en el 2000). Se trata una historia mucho menos cohesionada que las anteriores. Por un lado, tenemos al padawan A’Sharad Hett siendo probado por la Dama Oscura, una jedi “radical” con métodos de entrenamiento poco ortodoxos, mientras Ki-Adi-Mundi hace poca cosa. Más adelante el Consejo Jedi viaja a Malastare tratando de facilitar un alto el fuego entre el gobierno y un grupo de terroristas; por qué A’Sharad viaja con ellos y no otros padawan simplemente no se explica. Allí, de repente, Mace Windu decide marcharse a Nar Shaddaa para acabar con un contrabandista en un capítulo final que parece “de pegote” dentro de la ya de por sí inconexa trama principal. La historia tiene detalles interesantes, como el uso de Adi Gallia, pero no compensan la poca relación entre tramas y los agujeros argumentales.

Jango Fett: Open Seasons #1 (May. 2002)

Por último, la miniserie Jango Fett – Open Seasons, publicada por estos lares en 2002 como Jango Fett: Temporada de Caza, tenía guión de Haden Blackman, trabajador habitual de LucasArts y hasta hace poco de Marvel, y dibujos, de nuevo, de Ramón Bachs. Situada diez años antes del debut cinematográfico del personaje en El Ataque de los Clones, en ella conoceremos los orígenes de Jango Fett, su planeta natal, su familia, su relación con los Mandalorianos y como llega a convertirse en una pieza clave de las futuras Guerras Clon. Al tratarse de una historia de origen que juega con elementos importantes del personaje, es una miniserie satisfactoria para cualquier lector que tenga un mínimo interés en Fett.

A continuación hacemos un alto para señalar el debut de uno de los mejores autores de la franquicia Star Wars durante esta etapa editorial:

  • Star Wars Tales #2: “Incident at Horn Station” (2000)
  • Star Wars Tales #8: “Bad Business” (2001)
  • Star Wars Tales #21-24: “Nomad” (2004-2005)
  • Star Wars #19-22: “Twilight” (2000) (Planeta DeAgostini)
  • Star Wars #23-26: “Infinity’s End” (2000-2001) (Planeta DeAgostini)
  • Star Wars #27: “Starcrash” (2001)

Star Wars #19 (Jun. 2000)

Autor de algunos de los mejores cómics americanos de la década de los 80, como el Escuadrón Suicida, y de los 90, como El Espectro (reseñado extensamente aquí por un servidor), John Ostrander es ya un veterano. A principios de la nueva década nuestro autor está viendo cómo su trabajo para las grandes editoriales está menguando y se refugia en Dark Horse, siendo la franquicia galáctica la principal beneficiada por su llegada.

Twilight, que comprende los números #19 a #22 de la serie regular de Star Wars, no sólo supone el debut de Ostrander y su emparejamiento con Jan Duursema, dibujante con la que realizará alguna de sus historias más recordadas, también es la presentación del jedi Quinlan Vos y su padawan Aayla Secura. Ambos personajes gozarán de la suficiente popularidad como para traspasar el medio que les vio nacer, dando el salto a la animación, los videojuegos o, en el caso de Aayla, incluso debutar en la gran pantalla durante el Episodio II.

La trama gira en torno a un amnésico Quinlan Vos, al cual el lector va conociendo a medida que el protagonista va recuperando sus recuerdos. El viaje de Quinlan, ayudado por el carismático y poco fiable devaroniano Vilmarh Grahrk, más conocido como Villie, estará determinado por la búsqueda de su padawan Aayla. Todo ello llevará a nuestros protagonistas a desvelar una trama de corrupción que alcanza al Senado en una historia a la que sólo se le puede reprochar hacerse demasiado corta.

Aayla Secura, el nuevo personaje cuyo diseño conquistó a George Lucas.

Las aventuras de Quinlan Vos y Secura continúan, esta vez alejados de su creador, en los números #23 a #26 de la serie. La saga titulada Infinity’s End, guionizada por el británico Pat Mills (creador de la genial Marshall Law y amante de la sal gorda) y dibujada por el habitual Ramon F. Bachs, tiene a nuestro Jedi investigando la desaparición de todo un planeta y viajando a Dathomir, planeta natal del Sith Darth Maul. Pat Mills es un buen autor; desgraciadamente, quizá éste no sea el tipo de historia con el que mejor se defiende, entregándonos una obra bastante típica y plagada de clichés. Menos reseñable incluso, y más tópica, es Starcrash, historia del número #27 que tiene por protagonista al Jedi naranja Yoshi Raph-Elan, obra de Doug Petrie, guionista salido de televisión, y dibujada por Randy Green, quien le da a la historia un aire “Top Cow”, sello editorial cuyo estilo gráfico tenía cierto calado en la época.

Antes de la consolidación de John Ostrander, aún nos quedaban otros regresos célebres:

  • Star Wars #28-31: “The Hunt of Aurra Sing” (2001)
  • Dark Horse Extra #35-37: “Heart of Fire” (2001)
  • Star Wars #32-35: “Darkness” (2001)
  • Star Wars #36-39: “The Stark Hyperspace War” (2001-2002)
  • Star Wars #40-41: “The Devaronian Version” (2002)
  • Star Wars #42-45: “Rite of Passage” (2002)

Star Wars #28 (Mar. 2001)

Y es que en este punto se produjo el (breve) retorno de Timothy Truman con Davidé Fabbri a los lápices para The Hunt of Aurra Sing en los números #28-31 de la cabecera Star Wars. Con el regreso de Truman nos volvemos a encontrar con personajes como Ki-Adi-Mundi, A’Sharad Hett, Adi Gallia o la Dama Oscura, esta vez con la misión de dar caza a la caza-recompensas y asesina de jedis Aurra Sing. Aunque el guionista flojea en varios aspectos de la historia, como seguir sin hacer interesantes a Ki y a A’Sharad, es la relación entre la Dama Oscura y su antigua padawan Aurra Sing lo que consigue salvar la obra.

Por otro lado, Heart of Fire es una historia de 3 páginas serializada en la cabecera Dark Horse Extra. De nuevo con el equipo Ostrander/Duursema y protagonizada por Quinlan-Vos, sirve de puente entre el arco argumental anterior y Darkness, que comprende los números #32 a #35 de Star Wars y es obra del mismo equipo creativo. Con el regreso de su guionista y su dibujante originales, se retoma la trama de la búsqueda de la desaparecida Aayla Secura por parte de Quinlan. Esta vez ayudado por su antiguo maestro Tholme, el “Jedi zen” Zao y su impresentable compañero habitual Villie. Poco que añadir que no hayamos dicho ya al respecto del trabajo de Ostrander y Duursema al frente de la colección, tan recomendable como su arco anterior.

Star Wars #36 (Nov. 2001)

De nuevo Ostrander, esta vez con Davidé Fabbri a los lápices, se encarga de The Stark Hyperspace War (Star Wars #36-39) una historia narrada en forma de flashback que nos cuenta la participación del joven padawan Quinlan-Vos en la guerra desatada por el bloqueo de las rutas hyperespaciales llevado a cabo por Iaco Stark. Junto al joven Quinlan veremos a su compañero y amigo, el también padawan Obi-Wan Kenobi, al maestro de éste, Qui-Gon Jinn, Tholme, Adi Gallia o el wookie jedi Tyvokka. La historia, además de añadir detalles al pasado del protagonista, permite tratar a Ostrander por primera vez a los personajes de las películas.

El mismo equipo creativo es el encargado de los números #40 y #41 de la serie, que incluyen el relato The Devaronian Version. En ella vemos cómo el compañero, por llamarlo de alguna manera, devaroniano de Quinlan, Villie, tiene que hacer frente a las consecuencias derivadas de juntarse con gente tan poco saludable para su modo de vida como los jedis. Para limpiar su “buen nombre” Villie contará su versión de lo sucedido durante sus aventuras con Quinlan-Vos. Decir que el devaroniano tiene imaginación es quedarse corto, todo esto en dos refrescantes números de marcado tono humorístico.

Vilmahr Grahrk, aka. Villie, el devaroniano más mentiroso de la galaxia. O no.

Vuelve Duursema a los dibujos para la historia Rite of Passage, que abarca los números #42 a #45 de la colección, donde Ostrander reparte el protagonismo entre el habitual Quinlan y uno de los principales secundarios de la serie, que se ve forzado a participar en una misión de infiltración dentro de su planeta natal que puede llevarlo al límite. Poco más que añadir sin desvelar demasiado de la trama; tan sólo volver a señalar que continúa el buen hacer de guionista y dibujante.

Dejamos aquí la serie regular de Star Wars y damos un salto temporal de dos años para situarnos 28 años antes de la Batalla de Yavin

  • Star Wars – Jedi Quest #1-4 (2001)
  • The Bounty Hunters #1: “Aurra Sing” (1999) (Planeta DeAgostini)
  • Star Wars – Jango Fett #1 (2002)
  • Star Wars Zam Wesell #1 (2002)
  • Dark Horse Extra #44-47: “Poison Moon” (2002)
  • Star Wars Tales #12: “A Jedi Weapon” (2002)
  • Starfighter: Crossbones #1-3 (2002)

Star Wars: Jedi Quest #1 (Sep. 2001)

En este punto de nuestra cronología transcurre la miniserie Jedi Quest, surgida a partir de una serie de novelas protagonizadas por un joven Anakin Skywalker en sus años de formación. Este cómic, guionizado por el habitual de la franquicia Ryder Windham y dibujado por Pop Mahn, es la adaptación de una de estas novelas: Path to Truth, de la escritora Jude Watson. Quizá por ello la historia resulte más satisfactoria que otros trabajos de Windham, aunque sólo sea a la hora de mostrar una buena caracterización de Anakin, así como de sus conflictos internos.

The Bounty Hunters: Aurra Sing, publicada en España como Star Wars: Cazarrecompensas en 1999, y escrita y dibujada por Timothy Truman, muestra a nuestra cazarrecompensas y asesina de jedis Aurra Sing en una misión para exterminar a un Jedi renegado que le llevará por diversas localizaciones clásicas de la franquicia, como puede ser Endor, en una historia efectiva y muy bien dibujada.

Star Wars: Jango Fett #1 (Sep. 2002)

Aprovechando el tirón de los personajes aparecidos en la película El Ataque de los Clones, en 2002 se publican dos tomos en formato prestigio guionizados por Ron Marz: Jango Fett, dibujado por Tom Fowler, y Zam Wesell con Ted Naifeh a los lápices.  Ambos prestigios forman una misma historia que sirve para, por una parte, profundizar en el personaje de Jango Fett y su relación con su hijo Boba, y por otra, para explicar y ampliar su conexión con otra cazarrecompensas, Zam Wesell, personaje del cual también se irán revelando datos al lector. Se trata de una historia decente que aporta datos interesantes al lector que tenga curiosidad por los personajes. Ni más ni menos.

Poison Moon, con guión de Michael Carriglitto y dibujo de Adrian Sibar, es otra historia corta serializada en 4 números de la cabecera Dark Horse Extra. Protagonizada por Obi Wan Kenobi y Anakin Skywalker y cronológicamente situada, como las anteriores, 27 años antes de la Batalla de Yavin, en apenas 7 páginas no muestra gran cosa, aunque consigue ofrecer un giro interesante.

Historias de piratas en el universo Star Wars.

Y dando otro pequeño salto de dos años nos encontramos con la miniserie de tres números Starfighter: Crossbones. Surgida del intento de capitalizar el éxito del videojuego de LucasArts, Starfighter (2001), la obra gira en torno a la banda de Nym, uno de los protagonistas del videojuego, a la caza del pirata espacial Sol Sixxa, que está actuando en Maramere.  Realizado por el mismo equipo creativo que Jango Fett – Open Seasons, con Haden Blackman a los guiones y Ramón Bachs a los lápices, la historia trata de crear un relato de piratas en el universo Star Wars y lo consigue sólo a medias, con un desarrollo de personajes y tramas bastante justo, aunque logra sorprender al lector en algún punto.

Volvemos con John Ostrander y con la serie regular de Star Wars, retítulada a partir del número #46 como Star Wars: Republic, para distinguirla de otras series regulares que estaban surgiendo en aquel momento:

  • Star Wars: Republic #46-48: “Honor and Duty” (2002)
  • Star Wars Tales #13: “Puzzle Peace” (2002)
  • Star Wars Tales #13: “The Sith in the Shadow” (2002)
  • Star Wars Full of Surprises (2002)
  • Star Wars Practice makes Perfect (2002)
  • Star Wars: Episode II – Attack of the Clones #1-4 (2002) (Planeta DeAgostini)

Star Wars: Republic #46 (Oct. 2002)

El arco argumental, titulado Honor and Duty (números #46 a #48) cuenta con lápices de C.P. Smith y con Obi-Wan y Anakin Skywalker envueltos en las intrigas políticas y de sucesión del Senado. Y aunque el guionista aprovecha para retratar la relación y tensión entre el caballero Jedi y su padawan, el verdadero peso de la historia cae en los conflictos sucesorios y de poder en los que se ve envueltos una poderosa familia de Coruscant.

Las historias Full of Surprises y Practice makes Perfect, ambas obra de Jason Hall a los guiones y Manuel García a los lápices son historias cortas e intrascendentes que se publicaron como parte de un acuerdo con la empresa juguetera Toys ‘R Us.

Y finalmente llegamos a Star Wars: Episode II – Attack of the Clones, miniserie de 4 números recientemente reeditada por Planeta DeAgostini y que adaptaba la película homónima, situada 22 años antes de la Batalla de Yavin. Obra de Henry Gilroy, autor de la adaptación del Episodio I, y nuestra habitual Jan Duursema.

Nos quedamos así a las puertas de las Guerras Clon, que trataremos dentro de los años restantes de la Era del Alzamiento del Imperio en un próximo artículo…

CONTINUARÁ…

¡Nos vemos en la Zona!

Iron

Lector compulsivo, le gusta referirse a sí mismo en tercera persona en las bios, escribe artículos a ratos, y también acumula papel y trastos. ¡Ah! Y una vez vio un dirigible... Bueno, la verdad es que no.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 3 Enero, 2016

    […] STAR WARS: Guía cronológica de los cómics (II): De la decadencia de la República a la Batalla de… […]

Deja un comentario, zhéroe