SQUARRIORS, de Ash Maczko y Ashley Witter

 

 

Título original:
Squarriors: Spring TPB

Sello: Devil’s Due Entertainment
Guionista: Ash Maczko
Artista: Ashley Marie Witter
Colorista: Ashley Marie Witter

Contenido: Squarriors #1-4 (Dic. 2014 – Sep. 2015)
Publicación USA: Diciembre 2015
Publicación España: 
Valoración: Esto no es la Chica Ardilla /10

 

El título, mezcla de las palabras inglesas squirrel y warrior (ardilla y guerrero en nuestro castellano), y esas portadas exageradamente brutas y directas eran un potente elixir que no podían defraudarme, aunque sabía que podía estar ante un bluff importante, eso sí. O quizá me encontrase una historia de lucha constante y monótona (tercer arco del Batman de Tom King… ay) y sangre a borbotones con un guión intrascendente que se ahogaría en mi memoria a los pocos segundos de acabar de leerla. Pero no.

Ash Maczko, que se estrena aquí como guionista, comentó en una entrevista concedida al portal Fox Force Five News que todo comenzó por diversión y que su idea inicial no era editarlo en papel. Referentes tan directos (a priori) como The Mice Templar o Mouseguard nunca fueron una influencia necesaria para él (apenas conocía ambas obras) y que, pese a ser el único encargado de los guiones, le daba a la dibujante espacio para sus ideas. Una libertad total y un mimo por cada detalle para dar vida a…

SQUARRIORS
de Ash Maczko y Ashley Witter

“y los mansos heredarán la tierra”

El apóstol Mateo llevaba razón. Diez años después de la extinción de la raza humana, el reino animal superviviente ha evolucionado a límites jerárquicos importantes. Esta sociedad post-humana resultante ha alcanzado una conciencia de sí misma muy evolucionada en la que han llegado a establecer tribus estrictamente ordenadas. Pero la inteligencia es el primer paso para el conflicto. Tras la aceptación moral por parte del clan Tin Kin de un Código de la Voluntad, abandonando así los instintos primarios de supervivencia que siempre mantuvieron, surgirá un enfrentamiento contra los demás clanes que siguen defendiendo la ley del más fuerte. Eso dará lugar a una inevitable lucha con demasiado derramamiento de sangre y que podría cambiar la sociedad existente para siempre.

La creación de Maczko pasa de nimiedades y profundiza y desglosa los entresijos de una sociedad incipiente. De una ilusión de querer contra una realidad de no poder. De mártires que lo intentaron todo y fracasaron y de verdaderos hijos de puta que, como diría Alfred Pennyworth, “solo quieren ver arder el mundo”. Una amplia variedad de personalidades, afines y contrapuestas, que conforman un tablero de ajedrez complejo, pero fácil de seguir, donde la elección animal dispone el perfecto salvajismo al relato. Un cúmulo de detalles que, juntos y bien dispuestos, hacen un todo bastante sólido.

¡Los pelos unidos jamás serán vencidos!

Sería fácil catalogar este producto como una mezcla de Juego de Tronos y The Walking Dead, que, obviamente, han sido una clara influencia pero no por ello estamos ante algo trillado y repetitivo. Supervivencia e instinto, conspiraciones y alianzas, todo en el estado más puro y visceral posible sin perder esa frescura que convierte a Squarriors en una lectura con profundidad emocional sin dejar de lado la espectacularidad y la acción de un cuento fantástico para que, cuando lleguemos al final, nos acabe golpeando en la cara con un mensaje de sabor agridulce: Puedes haber sobrevivido pero la vida es jodida, la sociedad está jodida y nadie está a salvo.

Los flashbacks iniciales en cada número nos muestran vagamente el principio del fin de la raza humana y, aunque la información es mínima y parecen no tener una relación directa o un orden lógico, el lector atisbará sin problemas el trasfondo. Un refuerzo de guión que, sin tener la importancia de lo que realmente nos interesa, sirve como apoyo e introducción a la historia principal. Todo marcado por un sentido de la narración bastante acertado que gana muchos enteros yendo directamente a lo importante. Más de una vez he hablado de los obstáculos y trabas cuando lo que nos quieren contar apenas llega a los cuatro números pero aquí todo discurre sin pausas, a buen ritmo y con sentido.

¡Esta noche cenaremos en el cuquinfierno!

El realismo gráfico de la estadounidense Ashley Marie Witter es impresionante. Un factor que la historia necesita para tomarse en serio y para descubrir, desde la primera viñeta, que no es la Aldea del Arce ni un relato cuqui de animalitos. La crudeza va de la mano del dibujo y elimina toda posibilidad de que sea una bonita historia pase lo que pase. El cómic siente y es en los colores, también obra de Witter, donde vemos sus estados de ánimo. Enfermedad de colores tristes y apagados, flashbacks brillantes y batallas escarlata. Todo respira y nada queda al azar. El trabajo es tan minucioso como puede apreciarse. Hablamos de un arte, no sólo necesario, sino como un pilar donde el guión gana fuerza y se apoya constantemente.

El diseño de los personajes, obra de Maczko, consigue esa realidad, esa naturalidad tan acorde a la estética y a las cualidades artísticas de la dibujante. En ningún momento parece una historia de fantasía o ciencia ficción, que lo es, sino más bien todo lo contrario. Estilo que no peca de estático, cosa que agradezco mucho. La agilidad y el dinamismo en los momentos más tensos están muy bien tratados e incluso la colocación de las viñetas parece que esté hecha a conciencia, dependiendo de la hostilidad de la situación. Si tuviera que ponerle algún pero sería que determinados momentos grupales se vuelven confusos y acabas por no saber quién es quién pero oye, una leve sombra sin importancia.

Pobre Swift, no es el mismo desde que se fue David…

Squarriors es una historia sobre una sociedad arcaica que nos muestra la complejidad del conocimiento. De defender unas ideas y enfrentarte a quienes las odian solo por ser diferentes. Un reflejo de nuestra sociedad, de una evolución desevolucionada donde los instintos primarios son la mayor amenaza. En resumen, una de esas lecturas que no hay que dejar pasar y que tiene una continuación en curso llamada Squarriors: Summer.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Teresita Sunday dice:

    Mira, ojalá lo traigan, sólo por las portadas ya merece la pena. Muy chulo #AnimalicosPower

  2. arkhamkaveli dice:

    Portadas brutas e historia buena ¿qué hace falta para que llegue aquí? ¿quizá unos cuernos y un trauma? y para portada molona la variant de Midtown Comics, squirrel is coming… http://www.midtowncomics.com/images/product/xl/1384960_xl.jpg

Deja un comentario, zhéroe