SPIDER-MAN: UN NUEVO UNIVERSO. En el Spider-verso

Título original:
Spider-Man: Into the Spider-Verse

Año: 2018
Director: Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman
Guión: Phil Lord, Rodney Rothman
Fotografía: Animación
Reparto Animación

Valoración: Telarañas de asombro /10

SinopsisEn un universo paralelo donde Peter Parker ha muerto, un joven de secundaria llamado Miles Morales es el nuevo Spider-Man. Sin embargo, cuando el líder mafioso Wilson Fisk construye el «Super Colisionador» trae a una versión alternativa de Peter Parker que tratará de enseñarle a Miles como ser un mejor Spider-Man. Pero no será el único Spider Man en entrar a este universo…

Están siendo unos grandes años para Spider-Man. Tras el salvador acuerdo con Sony, el personaje volvió a casa y se integró en el MCU, tras las dos olvidables e irregulares películas de Garfield. Primero con su memorable participación en Civil War, luego con su película en solitario, la majísima y rebonica Spider-Man: Homecoming, y finalmente su agridulce aparición en Infinity War (se seca las lágrimas). Por si fuese poco, este años hemos tenido el gran y satisfactorio juego de PS4 y aunque no tenga nada que ver también hemos tenido Venom, aunque a veces intentemos olvidar su existencia… Y ahora llega, Spider-Man: Un Nuevo Universo, la que ya llamaba la atención desde su primer teaser, que mostraba una animación realmente llamativa, pero aunque tenia buena pinta, ¿saldría bien  una nueva versión del personaje con una historia que contenga algo tan grande como diferentes universos y demás elementos? Pues, dejadme que os responda más contento que nunca con un gran SÍ.

¡Qué cuelgue de peli, tio!

Vayamos al grano, Spider-Man: Un Nuevo Universo es la hostia. Así de claro. Es una vibrante y colorida explosión de creatividad que te agarra y no te suelta. Te deslumbra todo el rato. Y es que pocas veces se sienta uno a ver una película y se encuentra totalmente fascinado y con la boca abierta porque lo que está viendo en pantalla no sólo es de una belleza increíble sino que simplemente, nunca antes ha visto nada igual. Antes de hablar de la historia y de los personajes (tranquilos todo el mundo porque funcionan y hacen que la película no sea un diamante precioso vacío por dentro, hablemos de lo que más llama la atención: la animación.

No es ninguna exageración decir, que lo que han conseguido con la animación en está película es realmente único y extraordinario. Lo primero que llama la atención es que es una animación díficil de describir a simple vista, porque es que juega con todo, no se limita a nada y es una gozada. Por lo general la animación y los personajes son modelos en 3D, pero muchos de sus movimientos son en 2D y además de eso visualmente la película imita la narrativa visual de los cómics con bocadillos que expresen los sentimientos de los protagonistas o divisiones de la pantalla. Y es cierto que no es la primera vez que vemos estilos así, pero lo que hace a Spider-Man: Un Nuevo Universo resaltar sobre ellos, es cómo juega con todo ese estilo y sobre todo cómo está dirigida. Una dirección que no para de ser creativa y fascinante en ningún momento, llena de planos con ángulos imposibles y desafiantes, sobre todo en las escenas de acción. Unos planos bellos y más coloridos que ver un arco iris hasta arriba de LSD. Aparte, llama la atención, que en el grupo de las Spider-personas» cada uno esta animado con una textura o estilo de animación diferente, una locura. Sin exagerar, esta película no hace mas que expulsar planazos que perfectamente podrían ser viñetas de cualquier tebeo, ya que esta película no sólo imita la narrativa de un cómic, sino que es un cómic viviente.

Señor Stark, yo sí que me siento bien.

Pero aunque os parezca difícil, no es sólo la impresionante parte visual de Spider-Man: Un Nuevo Universo lo que la hace ser una de las mejores películas del personaje, sino su historia y mensaje. Básicamente, nos encontramos con otra historia de orígenes, pero con diferentes aportaciones como para hacer lo suficientemente distinta. Esta vez asistimos a la primera representación de Miles Morales en una película y sólo puedo deciros que, tras verlo, saldréis totalmente enamorados de él. Su inocencia, bondad y enorme corazón le hacen ser un protagonista igual de empático que vuestra favorita versión de Peter Parker.

Uno de los puntos a favor, que bien podría haberse convertido en lo contrario, es que Morales es siempre el protagonista de una historia con un porrón de secundarios, él es único corazón de la película y se agradece que se centre en él. Pero es que además, el guión es lo suficientemente flexible e inteligente para añadir otra versión de Peter Parker y más secundarios de los que hablaré a continuación, sin que todo resulte caótico o confuso. El Parker cuarentón y dejado es la versión más bizarra e interesante del personaje. Un Peter, que por razones que no diré aquí lo ha perdido casi todo y está realmente desmotivado y desganado como héroe, pero que gracias a su inesperado emparejamiento con Miles, descubrirá que aún no lo ha perdido todo. Y está dinámica es quizás mi elemento favorito de esta película, la relación de Miles y Parker no sólo nos deja los momentos más divertidos de la película sino que al final del viaje se revela como una relación de tutor-alumno realmente tierna.

¡Que levante la mano quien sea Spider-Man!

En cuanto al humor, está película es un festival. La mayoría de gags que disparan funcionan y algunos momentos son de plena carcajada limpia. gracias a un sanísimo espíritu autoreferencial y a veces brillantemente meta. Un estilo de humor rápido y loco que se nota que viene de la mano de Phil Lord, director de esa joyaza que es La Lego Película, film con la que comparte bastante en común con esta, ya que tiene el mismo ritmo frenético y asombro visual de aquella. Pero aunque la película va al ritmo de un Redbull, aún tiene momentos dramáticos que tocan la patata. En torno a los secundarios, son divertidísimos, son muchos y aún así cada uno tiene su momento de gloria y personalidad distintiva. Y si, quizás te quedas con ganas de haberlos visto durante algo más de tiempo (ya que aparecen algo tarde) pero todos dejan su marca y lo más importante ayudan a Miles a descubrir el héroe que lleva dentro. Pero, sobre todo, plasman perfectamente el precioso mensaje de la película. Y es que da igual que seas un chico afroamericano, una mujer, un cerdo, un dibujo noir o una pequeña chica en un robot, cualquiera puede llevar la máscara, cualquiera puede tener las cualidades de un héroe como Spider-Man.

Resumiendo, Spider-Man: Un Nuevo Universo es un peliculón. Es un fantástico derroche de creatividad constante con un apartado visual realmente único y asombroso y una historia con mucho corazón y personajes que se quedan contigo. Un homenaje desde el cariño más puro a este personaje, su mitología y universo que está lleno de detalles y referencias que harán las delicias de los más fans del personaje. Simplemente una auténtica maravilla a la que querreís volver constantemente y para un servidor, la mejor película del personaje junto a Spider-Man 2. A estas alturas, sólo me falta sacar una pistola y obligaros a verla, así que eso, id al cine y disfrutadla porque pocas veces recibimos películas tan llenas de creatividad y ganas de impresionar como esta.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.