SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA. El fin del principio

Título original:
Spider-Man: Far from home
Año: 2019
Director: Jon Watts
Guión: Chris McKenna, Erik Sommers (Personajes: Steve Ditko, Stan Lee)
Fotografía: Matthew J. Lloyd

Reparto: Tom Holland, Jake Gyllenhaal, Zendaya, Jacob Batalon, Marisa Tomei, Samuel L. Jackson, J.B. Smoove, Jon Favreau, Cobie Smulders, Angourie Rice, Davina Sitaram, Martin Starr, Remy Hii, Tony Revolori, Numan Acar, Samantha Mishinski, Hemky Madera, Eric Patrick Cameron, Ruth Horrocks, Joseph Long, Jeroen van Koningsbrugge, Sonia Goswami, Peter Bankole, Emily Ng, Giada Benedetti, Hiten Patel, Bruno Bilotta, Michael de Roos.

Valoración: Sólida, acogedora y fresquita telaraña.

Sinopsis: Peter Parker decide irse junto a MJ, Ned y el resto de sus amigos a pasar unas vacaciones a Europa. Sin embargo, su plan por dejar de lado sus superpoderes durante unas semanas se ven truncados cuando Nick Fury contacta con él para solicitarle ayuda para frenar el ataque de unas criaturas elementales que están causando el caos.

Cuando aún nos estamos secando las lágrimas tras el descomunal y catártico espectáculo que fue Vengadores: Endgame, ahora nos llega una nueva entrega de nuestro superhéroe pangolín favorito. Spider-Man: Lejos de Casa bien podría haber sido la primera película de la Fase 4 del MCU, pero como bien nos dijo el señor Feige en un vídeo que nos proyectaron antes de la película, esta entrega del arácnido actúa sobre todo como secuela de todo lo acontecido en Endgame y aunque al principio me pareció una idea rara, tras ver la película es cierto que recoge mucho más de lo que pensaba las migas de Endgame, así que digamos que tiene sentido que esta sea el verdadero final de la Fase 3. Pero bueno, centrémonos en Peter. Bien sabido es por los que me conocen que adoro Spider-Man Homecoming, como fanboy del personaje me pareció una versión fresca y renovada de un personaje que necesitaba justo eso. El rollito de comedia teen me parece enternecedor, la escala tan pequeña y sobre todo Tom Holland, que por fin era alguien que representaba a la perfección tanto al personaje fuera y dentro del traje. Pues bien, ahora nos llega su respectiva secuela prometiendo una escala mucho mas mayor, un Peter más jodido que nunca y la primera versión live action de uno de los villanos más míticos del universo arácnido: Mysterio.

Me he quedado trihuérfano…

Lo mejor que puedo decir de Spider-Man: Lejos de Casa es que es una secuela perfectamente continuista, en el mejor aspecto de ese adjetivo. Es decir, tras la simpleza, sencillez e inocencia que desprendía Homecoming esta secuela apuesta por llevarlo todo a un nivel superior, pero sin olvidarse de lo mas importante, mantener la esencia que hizo que muchos de nosotros nos enamorásemos de la anterior película. Es decir, ese delicioso tono de comedia adolescente que funcionaba a las mil maravillas porque los guionistas de la peli vienen de esa obra de arte meta pop que es Community y porque la química del reparto y sus relaciones era tan naturales y acogedoras que no hacías más que querer adoptar a todos esos chavales, sigue estando totalmente intacto en esta acertada secuela. Y es que más que todas las espectaculares escenas de acción que he disfrutado como un auténtico gorrino (luego hablaremos de ellas), al final del día lo mas importante de esta peli y la razón por la que esta es la película número 23 de un Universo, es por los personajes. Y afortunadamente eso sigue siendo de lo mejor de la cinta.

En esta secuela vemos a un Peter mucho más maduro y, sobre todo, con la vida aplastándole mas que nunca. Para empezar el drama de la muerte de Tony le ha afectado bastante y en este viaje con su escuela ve la oportunidad de despejarse y tomarse un respiro, pero obviamente sabemos que eso no va a pasar. Tom Holland sigue brillando y llenando la pantalla de carisma y empatía demostrando que estamos ante quizás la versión más fiel del personaje en pantalla. Y sí, quizás las pelis de este personaje nunca vayan a ser tan redondas como las de Raimi porque comparten universo con un porrón de personajes más, son sin duda las adaptaciones más fieles y simpáticas del personaje hasta ahora en cine. Es decir, esta franquicia (confirmadas ya 7 pelis más) hay que tomársela como si fuese Harry Potter: aventuras individuales con el mismo reparto de personajes a través de muchos años y con una trama central que va a desarrollándose poco a poco hasta explotar en algo que seguramente veamos dentro de una década. Te puede gustar más o menos, pero ese es el camino que van a tomar con el personaje y sinceramente me parece que va a ser algo mágico el ver al mismo personaje crecer y crecer durante tantos años.

Máscaras fuera, billetes a la cartera.

Siguiendo con los personajes, tenemos al icónico Mysterio interpretado por alguien aun mas icónico, Jake Fuckin Ghylenhall. Cuando oí que iba a formar parte de esta película al instante supe que habrían hecho algo interesante con el personaje, más que nada porque sabiendo lo meticuloso que es este actor con sus papeles (lleva unos últimos años en los que sólo hace películas dignas de ver) algo le tuvo que llamar la atención y efectivamente, Mysterio es de lo mejor de la película. No entraré en detalles porque la gente de Sony nos pidió que nos cortásemos un poco con esta parte, pero si conocéis al personaje, lo sabéis todo, así que solo diré que Ghylenhall se lo pasa como un crío con el personaje y se aprecia en pantalla. Está totalmente desatado y resulta desternillante porque su personaje en muchas escenas parece una mezcla del prota de Nightcrawler con la actitud de Justin Hammer. Vamos, toda una delicia de ver.

Y ahora hablemos de ella, de nada más y menos que MJ. La elección de Zendaya y su pequeña participación en Homecoming no convenció a casi nadie. Y sí es cierto que no hacía mucho en aquella película, aquí la han dado un protagonismo bastante mayor. Y es que esta nueva versión de MJ es totalmente diferente a las que ya hemos visto y justo por eso me encanta. Estamos ante un personaje femenino radicalmente diferente a la mayoría de estos roles, es decir,sigue siendo «la chica de Peter Parker» pero obviando eso nos encontramos con una MJ con una personalidad muy definida y adorablemente incómoda. Vamos, que quitando su rol de romance ella sola es un personaje interesante, divertido y sobre todo muy fresco. Además, la química que comparte con Tom Holland es realmente preciosa y absurdamente natural, ya que sin deciros mucho, su relación da un paso muy grande en esta película y de verdad que no puedo esperar a verlos crecer de esa manera.

Spider-cari.

Quizás el aspecto más flojo que le encontraba a Homecoming es que sus escenas de acción no eran muy memorables, eran pasables y amenas, pero poco mas allá de eso. Bueno pues el salto técnico y en escala que han dado en esta secuela os va a dejar con la boca abierta. Hay tres grandes set pieces realmente emocionantes y espectaculares que van servidas de épica hasta arriba (la parte de Venecia es una fantasía que va a hacer mojar vuestros pantalones). Además, hay una mejora visual en la fotografía y en lo visual bastante notable, y se nota muchísimo en una escena que involucra las ilusiones visuales de Mysterio que es una maravillosa fumada visual nivel Doctor Extraño que os aseguro que os dejará boquiabiertos.

Por la parte de los secundarios, aunque no les dan unas tramas realmente notorias, siguen funcionando tan bien como en la primera. La relación de Ned y Betty es tan hilarante como adorable, Flash Tompson sigue siendo ese bully que da para muchos gags pero en realidad hasta sientes penas por el pobre y el profesor de Peter (enorme Martin Starr) sigue siendo una inagotable fuente cómica de memes por doquier. 

Me cambio más que una vedette.

Y para finalizar, los puntos negativos. Y es que, a pesar de que me ha encantado y me ha impregnado de la misma felicidad que Homecoming, hay algunos detalles que no funcionan del todo bien, aunque no sean tan importantes como todo lo que sí funciona. Hay un cierto momento en la película que sin entrar en detalle, Peter queda algo herido por una situación y bueno, digamos que la manera en la que pasa y sobre todo cómo le vuelven a reintroducir en la trama se siente bastante abrupto y cuando pasa, te saca un pelín de la película, porque vale soy el primero en saber que estoy viendo una película donde un personaje lleva una pecera como casco, pero incluso dentro de esa suspensión de la realidad hay situaciones que simplemente no te las tragas y esa es una de ellas.

Y no olvidemos el tema de Marisa Tomey como la Tía May y lo descaradamente desaprovechada y mal utilizada que sigue estando. Para que quede claro, no tengo ningún problema con que parezca que tenga menos de 30 años sino con el hecho de que la química con Holland esta ahí, se nota en pantalla y me creo que sea su tía, el problema es que, mientras que en Homecoming quedaba relegada a pobretones gags sobre lo buena que estaba, aquí la cosa no ha mejorado y lo único que hace en la película (en las escasas tres escenas en las que sale) es mantener una especie de relación/rollo de una semana con Happy. Y sí, como gag funciona, pero creo que un personaje tan importante para Peter debería de tener mas relevancia y, sobre todo, tramas más decentes que «que buena está tu tía» o «¿May estas saliendo con el antiguo jefe de Tony Stark?». Bueno, quedan muchas películas todavía con ella, así que espero en alguna de tenga una trama que no sea un completo chiste.

Normal, con tanto traje…

Spiderman: Lejos de Casa es una gran secuela que mantiene el ligero, simpático, fresco y encantador tono de comedia adolescente ochentera, pero la duplica y mejora con una espectacular aventura internacional de superhéroes y amenaza constante mezclado con un Peter más agobiado y estresado que nunca. Vamos, el Spidey de siempre, al que las responsabilidades no le dejan ni andar (a veces literalmente). Esta vez Jon Watts entrega una secuela con una notable mejora en lo visual y en la creación de set pieces de infarto. Otro majísimo capítulo de un personaje al que el futuro no le puede pintar mas prometedor y lleno de posibilidades así que ¡larga vida al Spidey Holland!

AVISO IMPORTANTE: Más que nunca, debéis quedaros a ver las escenas postcréditos porque lo que vuestros ojos van a ver en la primera, literalmente, no os lo vais a creer. Sin duda, de las postcréditos más impactantes y locas de todo el MCU. Vais a perder la cabeza.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Juan miguel dice:

    Este Spider-Man no se que tiene que no me convence..casi no usa máscara, sus villanos son mejores..todo le fue dado por Stark..no es el Spider-Man de toda la vida., pero bueno..si deje los cómics cuanto y más las peliculas..este no es mi Spider-Man jaja, buenas reseñas como siempre.

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.