25 años de… SOLO EN CASA, la pesadilla de Joe Pesci

Justo en el comienzo de los noventa, Chris Colombus, a quien un par de generaciones le debemos gran parte de nuestra infancia tras escribir clásicos del cine ochentero juvenil como Los Goonies o Gremlins, sacó adelante esta película que todos conocemos y que el paso de los años ha hecho entrar en esa exclusiva lista de pelis que no importa cuantas veces repongan en televisión: siempre nos quedaremos a verla. Porque sí, por la nostalgia y sobre todo porque aunque pasen 25 años, Macaulay Culkin siempre será Kevin McAllister.

Solo en Casa
de Chris Columbus

ZONA ZHERO SOLO EN CASA CARTEL
Título original: Home Alone
Año: 1990
Director: Chris Columbus
Guión: John Hughes
Reparto: Macaulay Culkin, Joe Pesci, Daniel Stern, John Heard, Roberts Blossom, Catherine O’Hara, John Candy, Angela Goethals, Devin Ratray, Kristin Minter, Gerry Bamman, Hillary Wolf, Larry Hankin, Michael C. Maronna, Diana Rein, Senta Moses

Sinopsis: Kevin McAllister es un niño de ocho años, miembro de una familia numerosa, que accidentalmente se queda abandonado en su casa cuando toda la familia se marcha a pasar las vacaciones a Francia. Kevin aprende a valerse por sí mismo e incluso a protegerse de Harry y Marv, dos bribones que se proponen asaltar todas las casas cerradas de su vecindario.

Curiosamente, la idea de la película se surgió durante la filmación de Solos con nuestro tío, también dirigida por John Hughes, posterior guionista y productor de Solo en Casa, en una escena en la que Macaulay Culkin interrogaba a una supuesta niñera a través de la ranura de correo de la puerta. De ahí nació la idea de este taquillazo que dio lugar a una simpática secuela, Home Alone in New York,  y otras tres cutres e innecesarias entregas más sin el reparto de la original, probando dos cosas, que Hollywood en los 90 sufria el mismo mal de secuelitis que ahora y que los McAllister no son la peor familia de la historia del cine.Pero si por algo esta pelicula ha sido y será recordada siempre con carińo y nostalgia es por su sencilla pero original premisa y lo bien ejecutada que está: un preadolescente se hace cargo de una gran casa vacía y planta cara a dos ladrones tremendamente caricaturescos que podrían pertenecer al mundo de los Looney Toones. Tal cual.  Colombus no necesita más para desplegar todo ese espíritu jovial tan simpático y divertido que impregna sus mejores películas y guiones. El director sabe lo que hace y lo hace muy bien, situándonos en primera persona en el personaje de Kevin, interpretado por un Macaulay Culkin que pasó de niño adorable a terrorífico colegui de las pastis. Le acompañamos durante su estancia sin reglas en su propia casa, haciendo que empaticemos instantáneamente con él desde la primera chorrada que perpetra, y es que dejar prácticamente todo el protagonismo de la cinta a un niño y sus desventuras en este caso resulta un gran acierto. Porque, ¿quién no ha deseado ponerse alguna vez en el lugar de Kevin?Una vez introducida la premisa pasamos a la verdadera razón de ser de la película, la chicha de esta: todas las situaciones diarias que Kevin vive en solitario, y sobre todo ver cómo le planta cara tanto a sus miedos como a dos ladrones de poca monta. Son todos estos momentos tan memorables y míticos los que dan vida a Solo en Casa: Kevin reproduciendo una escena violenta de una peli clásica de gangsters (la cual de hecho se creó expresamente para la película, hasta la titularon Ángeles con almas corruptas) para echar al repartidor de pizzas, cuando confunde a los ladrones usando marionetas y troquelados (con cameo de Michael Jordan) creando una falsa fiesta navideña que deja a estos totalmente descolocados, todos sus fallidos intentos de echarse loción para el afeitado, la suecesión de gags basados en puro slapstick una vez los ladrones comienzan a caer en sus trampas mientras Joe Pesci suda tinta para no soltar ninguna blasfemia en medio de una producción para toda la familia… todo es pura iconicidad y nostalgia. Son estos momentos son los que han convertido Solo en Casa en una de las comedias familiares navideñas más recordadas.A este conjunto se le debe sumar un clímax final divertidísimo, la simpática trama paralela con la madre más irresponsable del mundo tratando de emendar su error, y el misterioso asesino de la pala, auténtico McGuffin de la cinta. Todos estos elementos componen una cinta que vale la pena volver a disfrutar. Mención aparte para la inolvidable fanfarria del maestro John Williams a cargo de la banda sonora, creando un memorable tema principal que aún sin ser tan mítico como el de Star Wars o Indiana Jones, resulta de lo más adecuado para la película.BeYShIT

Solo en Casa cumple 25 años, y vale, no será ninguna obra maestra, pero se trata de buen cine de evasión de espíritu ochentero elevado a brillante, efectivo y memorable por el buen hacer de sus responsables con un género y tipo de cine que hoy en día se echa de menos. #ZZYearTwo a todos los que hacen el posible el funcionamiento de esta página, y ya sabéis: este año toca desempolvar el VHS para volver a disfrutar de los inolvidables caretos de Kevin -aunque los de Joe Pesci también tienen su miga…-.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. arkhamkaveli dice:

    Buena reseña, y acertadísima la afirmación de “que no importa cuantas veces repongan en televisión: siempre nos quedaremos a verla”. Tiene tantos momentos memorables que no puede llegar a aburrir en ningún momento y que tiene, para mí, uno de los “villanos” (entre comillas, claro está xD) más desternillantes del cine: el gran Joe Pesci.

  2. Alberto Fassbender dice:

    Gracias :) Si jaja de hecho otra curiosidad de la peli que encontré por Internet es que antes que a Joe Pesci se le ofreció el papel a De Niro, pero este lo rechazó xD

Deja un comentario, zhéroe