SOLID STATE, de Matt Fraction y Albert Monteys


Titulo original: 
Solid State GN
Sello: Image Comics
Guionista: Matt Fraction
Artista: Albert Monteys
Colorista: Albert Monteys
Publicación USA: Julio 2017
Publicación España: Febrero 2019 (Gigamesh)
Valoración: El arte como advertencia

 

¡El futuro está aquí! Vivimos en la era de la información y la tecnología. Cuando hace algo más de treinta años el famoso programador John Carmack pronosticó que todas las casas tendrían como mínimo un ordenador y estos regirían nuestro mundo, nadie le creyó. Vale, cabía la posibilidad de que todos tuviésemos una pequeña computadora, pero era pura ciencia ficción si creía el bueno de John que esos cacharros llegarían a tener importancia o poder en nuestra sociedad… Ahora que absolutamente todo está digitalizado, que todos nuestros datos se guardan en una nube inaccesible para nosotros mismos o que es casi imposible pasear por una gran ciudad sin ser grabado por una cámara, empieza uno a sospechar que quizá el fundador de id Software tenía algo de razón. Pero podría ser peor, podría ser…

SOLID STATE
de Matt Fraction y Albert Monteys

¡Despierta! El mundo te espera con los brazos abiertos para que te levantes y ejerzas tu rol en la sociedad. Esa sociedad tan perfecta, idealizada, en la que todo parece ir de maravilla gracias a un guión superior que lo dicta todo. No pienses en nada más que en aquello que te toca hacer, pensar suele llevar a cosas malas. Es mejor ser un simple engranaje. Todo aquello que no aporte, que distraiga, será suprimido de tu rutina. Es por tu bien, Bob. Serás mucho más feliz así, siguiendo las normas establecidas por alguien ajeno a ti. Todo va bien, despreocupa. Tú sigue ejerciendo tu papel, marcando la trayectoria de la Luna todos los días y, en tu tiempo libre, construye parte del muro. Ese muro que nos protege de lo de fuera. En serio, ceja en tu empeño de querer pensar qué hay más allá, de intentar recordar tus sueños. No merece la pena. Todo está bien conforme está…

Es gracioso como existen infinidad de obras relacionadas con futuros distópicos que nos parecen tan lejanos y estúpidos como posibles y, pese a todo ello, seguimos una dinámica incansable hacía uno de ellos. Quizá sea el mismo efecto que causa ver mucho algo que no debería ser la norma, pero que lo terminamos normalizando. Como cuando se puso de moda decirnos que el minimalismo en pisos pequeños era el futuro, la manía de idealizar la pobreza como algo que no está mal, la inserción de insectos en nuestra dieta por aquello de la falta de alimentación o el blanqueamiento de ideologías fascistas que buscan acabar con todos los que son diferentes a ellos. Cuando era pequeño todo esto se veía como imposibles sociales, ideas que jamás serían bien aceptadas ni llevadas a a buen puerto por empresa alguna, debido a lo extremas que son. Y míranos ahora. Pues algo parecido nos está sucediendo con la información personal y el camino irremediable hacía un lugar como este Solid State.

Dí ‘hola’ a tu futuro yo.

No es nada sencillo crear una obra temática y que el resultado final sea tan bueno. Pero la cosa no queda ahí, pues cuando Jonathan Coulton terminó su disco, se dio cuenta de que todas las canciones iban de lo mismo (una dura crítica a internet y la sociedad que se está formando alrededor de ello) y decidió darle el orden adecuado para que tuviese cohesión. Tan bien lo hizo que la adaptación comiquera de Matt Fraction sigue el orden de las canciones que podemos encontrar en el disco de Solid State, funcionando como director de viaje en este grandísimo cómic. Porque sí, hay que admitir que el trabajo de Fraction en la adaptación ha sido genial. Uno puede tener los mejores materiales, pero luego hay que saber hacer la casa. Y es que nos encontramos ante una historia algo compleja que sabe saltar en el tiempo, que juega con nosotros desde el principio y nos adentra en un mundo que nos parece lejano, pero no extraño. La idea de que las grandes multinacionales de internet son dueñas de toda nuestra información no es ajena a nadie y sin embargo no hacemos nada. Seguimos anestesiados ante un futuro tan horroroso como plausible. O al menos es la impresión que se te queda al terminar de leer esta obra, la cual sabe tocar las teclas adecuadas para que no nos sintamos seguros con el mundo que nos rodea.

Aunque si hay que encontrar al verdadero culpable de que el lector se meta de lleno en la historia y fluya por ella como si se tratara del protagonista, ese es Albert Monteys. La capacidad que tiene el artista catalán de jugar con las formas, las palabras y las viñetas, allana el camino de Fraction o al mismo Coulton, haciendo mucho más sencillo de comprender toda esta historia enrevesada. Gracias a él ves que todo va más allá, que no se queda en la mera crítica superficial. También habla de la lucha contra el sistema, de las ganas de seguir creciendo y avanzando como ser humano, del inconformismo, de la amistad y la lealtad. Una buena retahíla de mensajes que terminan dejando un sabor optimista hacia una catástrofe venidera que de estúpida, parece real. También hay que admitir que el estilo de ciencia ficción a Monteys se le da ni que pintado y como claro ejemplo tenemos su ¡Universo! que tanto a gustado alrededor del globo. Tengo ganas de que le vayan dando más trabajos al autor barcelonés, pues tiene una manera tan especial de expresarse con su arte que lo hace único. Crucemos los dedos de todo el cuerpo.

Lo de hacer círculos a mano alzada también se lleva regular en el futuro.

Como amante de los crossovers artísticos, Solid State es más que un simple disco de música o un cómic. Es una historia que no te dejará indiferente, entrando en el Olimpo de las obras de futuro distópico del noveno arte. Tan solo espero que al final no sea más que ficción imposible de suceder, porque viendo hacia donde nos dirigimos da bastante miedo. Ojalá este cómic sirva como ejemplo de qué no hay que hacer y sepamos enmendar nuestro errores antes de que sea demasiado tarde. Ojalá…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.