SHI, de Zidrou y Josep Ramón Homs


Título original: 
Shi #1. Au commencement était la colère…
Shi #2. Le Roi Démon
Shi #3. Revenge!

Sello: Dargaud
Guionista: Benoît Drousie (Zidrou)
Artista: Josep Ramón Homs
Colorista: Josep Ramón Homs
Publicación Francia: Ene. 2017 – Oct. 2018
Publicación España: Mar. 2017 – Nov. 2018 (Norma)
Valoración: Vive le resistance /10

 

Pues ya estamos a vísperas de la Navidad y me toca escribir mi última reseña del año. Y viendo cómo nos estamos hundiendo cada día un poquito más en este lodo de indulgencia y estupidez formado por aquellos barros fascistas que tanto poder tienen, creo que no puedo dejar pasar la oportunidad de hablaros de una obra con uno de los conceptos más interesantes que he leído durante este nefasto 2018. Porque las injusticias no deberían quedar impunes, los que poseen el capital no deberían perder su condición humana frente a sus iguales y no debería existir la supremacía de ningún tipo. Ojalá un día despertar y ver que los pilares de nuestra sociedad se tambalean. Ojalá que una buena mañana todos fuésemos testigos del nacimiento de…

SHI
de Zidrou y Josep Ramón Homs

Nuestro maravilloso y perfecto mundo de confort está seriamente amenazado por un grupo catalogado como terrorista que se dedica a llevar al extremo la ley de talión, o lo que todos conocemos por el «ojo por ojo». Estos seres desalmados viven en las sombras para impartir la justicia que no se soborna, no se compra o no viene dada por la orientación política. Por ejemplo, si uno de los magnates británicos del armamento sale indemne de una acusación de que su armas han matado o dañado a infinidad de inocentes alrededor del globo, pues en medio de su celebración familiar por haber ganado el juicio su hijo pequeño vuela por los aires debido a una mina antipersona de su empresa. Justicia poética. Pero, ¿por qué este grupo llamado Shi se dedica a ajusticiar a aquellos miserables sin escrúpulos que moran en nuestra sociedad? ¿Y por qué narices firman cada uno de sus atentados con el kanji japonés de la muerte? Pues todo tiene un origen, un pequeño germen que lo inicia todo y que va creciendo con el paso de los años hasta convertirse en algo tan grande, tan importante que nadie lo puede parar. Por cierto, se me ha olvidado comentar un pequeño detalle sobre este grupo terroristas y es que sus integrantes tienen algo en común: todas son mujeres.

Solo con el concepto de un grupo formado por mujeres que se dedican a impartir justicia ya me parecía una idea genial. Sin lugar a dudas el colectivo que más ha padecido la crueldad humana han sido ellas, independientemente de su color de piel, religión, nacionalidad o ideal político. Porque no olvidemos que el machismo no entiende de nada de eso. Cualquiera puede ser machista, inclusive una mujer. Así que nos ponemos a imaginar la cantidad de agravios realizados a las mujeres desde que el ser humano está pululando por la faz de la Tierra, te cuadra que tuviesen un par de cosas por las que vengarse, como mínimo. Y no me refiero a venganza desproporcionada, sino a la que juega el papel kármico que todos creemos más justo. Pero en realidad todo esto no es más que la punta del iceberg, ya que Shi se centra en dos protagonistas principales. Dos mujeres de otra época y otro lugar que sufrieron en sus carnes las desgracias de nacer en un mundo de hombres y decidieron revelarse contra todo y contra todos. Jennifer Winterfield, una joven curiosa nacida en el seno de una familia de bien de la Londres victoriana y Kita, una japonesa perdida en otra tierra tendrán que unirse para sobrevivir a esta jungla que es la sociedad.

Y pum, se convirtió en Chocapic.

Hay varios aspectos del guión de Zidrou que me llaman fuertemente la atención. Lo primero, obviamente, es que no tira por el camino sencillo de crear a la figura masculina como eje central del mal, sino que nuestras protagonistas se deberán zafar de un despiadado cazador que hará lo que sea con tal de acabar con ellas, pero que en realidad trabaja para la mayor figura de la Gran Bretaña del siglo XIX: la reina Victoria. Ese pequeño detalle me parece sublime y es un claro ejemplo de que las cosas no son tan sencillas como se pintan. Lo otro que me llama la atención es cómo ha sabido mezclar perfectamente situaciones reales culturales de la época (que tampoco es que hayan cambiado demasiado, la verdad) con toques de fantasía mitológica que le ha sabido añadir a la historia. Y es que al fin y al cabo el problema en este cómic no son los hombres per se, sino la manera en la que está establecida una sociedad que se cimienta sobre una pobre cultura, con una educación precaria para cualquier ser humano, especialmente las mujeres. Es algo tan atemporal y real que recrea nuestra actualidad sin siquiera buscarlo el guionista. Triste.

Lo que no es para nada decepcionante es el apartado artístico, que corre a cargo de un Josep Ramón Homs tan suelto y cómodo que da gusto. Tengo la teoría de que cuando aparece un dibujante en nuestro país que es superlativo, con un trazo cuidado, gran pericia en los detalles y cierta personalidad, pero con claras influencias a la bande dessinée, en Europa se los rifan como si fuesen la lotería ganadora de Navidad. Porque lo de Homs es un auténtico escándalo, tanto como que yo lo haya descubierto con esta (por ahora) trilogía. Creo que no puedo decir absolutamente nada malo del dibujo del autor catalán, que tiene una narración visual muy fluida sin perder ni un ápice de calidad en cada una de sus viñetas. Es una maravilla hasta el coloreado de sus dibujos. Tan importante como un buen guión que cree personajes identificables es un arte capaz de darles esa personalidad que pide la historia y que hace a nuestras protagonistas tan especiales y diferentes al resto. Y esto está publicado en nuestro país, gente. No sé qué hacéis que no estáis yendo ya a la tienda a comprarlo.

Hola, buenas. ¿Interrumpimos algo?

La sinergia creada entre ciertas parejas artísticas suele hacer que sus obras sean simplemente sublimes y el tándem formado por Zidrou y Homs es tan letal como el formado por Jay y Kita. Si buscas un cómic con una idea interesante y una historia llena de significado, obviamente Shi es tu obra. Además, con los tiempos raros que estamos viviendo nunca está de más leer cositas de este estilo. Si es que el noveno arte hace más por nosotros de lo que creemos, sólo hay que prestarles la atención necesaria. Como todo en la vida.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.