SEX CRIMINALS, Vol. 1: “One Weird Trick”, de Fraction y Zdarsky

 


Título original
:

Sex Criminals, Vol. 1: “One Weird Trick” TPB
Sello: Image Comics
Guionista: Matt Fraction y Chip Zdarsky
Artista: Chip Zdarsky
Colorista: Chip Zdarksy
Contenido: Sex Criminals #1-5 (Sep. 2013 – Mar. 2014)
Publicación USA: Abril 2014
Public. España: –
Valoración: 9/10

 

Chica se da un baño. Chica descubre los placeres del grifo en los bajos. Chica descubre que cuando tiene un orgasmo se detiene el tiempo, literalmente. Chica comienza una extraña relación con el sexo.

Chica conoce chico. Chica se acuesta con chico.
Chica descubre que chico también detiene el tiempo en el orgasmo.

Chica decide robar banco con chico
para salvar biblioteca de las garras del propio banco.

SEX CRIMINALS
de Matt Fraction y Chip Zdarsky

“I swear the sex and the jokes are coming. Hang on.”

Tan sólo 6 números publicados (el sexto la semana pasada) y Sex Criminals ya cuenta con 3 nominaciones a los Eisner: Mejor Serie Nueva, Mejor Serie Regular y Mejor Guionista. Y aunque Matt Fraction esté nominado también por sus aportaciones Marvel a Ojo de Halcón, los 4 Fantásticos y la Fundación Futuro, es por su labor en esta nueva colección por lo que está recibiendo mayores halagos (en un año en el que Hawkeye se retrasó en numerosas ocasiones).

Sin embargo, la estrella de la función es la simbiosis alcanzada con Chip Zdarsky, un artista canadiense relativamente desconocido, debido probablemente a que éste es el sobrenombre del periodista y cómico Steve Murray. Entre sus grandes aportaciones al humor estaría su columna en el National Post, Extremely Bad Advice aquí podéis ver en vídeo sus “consejos” sobre la diferencia entre amor y sexo. Aunque también tiene otro alter ego, Todd Diamond, gurú financiero de mierda. Su incursión en el cómic se reduce a pequeñas colaboraciones como colorista, portadista o guionista de historias breves.

“What about this looks okay to you?”

Ante todo, estamos ante una serie de amor y humor con tintes de ciencia-ficción (dádsela a Nacho Vigalondo y os hace un peliculón) y la distribución de la historia en los diferentes números no podía ser más apropiada: al tiempo que conocemos a la pareja se nos presenta a Suzie, su pasado y su presente, y su relación con “La Tranquilidad”, ese espacio atemporal en el que se sumerge tras el orgasmo. En el siguiente número, a medida que vemos cómo el enamoramiento se hace patente, conocemos la historia de Jon y su descubrimiento del “Mundo Corrida” (‘Cumworld’) que es como él llama a su experiencia orgasmática, en honor al sex-shop que frecuentó en su adolescencia.

Como podéis ver, el tratamiento y la personalidad de los protagonistas se ven plasmados desde pequeños detalles como su percepción del mundo, de su poder y del sexo, y sin embargo resultan tan compatibles como entrañables. Fraction y Zdarsky nos hacen partícipes de su relación y nosotros mismos nos enamoramos de estos personajes. Al menos entre carcajada y carcajada, porque tanto los diálogos como los cientos de “huevos de pascua”, guiños y detalles que el artista introduce por centímetro cuadrado son realmente divertidos.

“–You call it… ‘Cumworld’. Blaargh! –Well, we can’t all be fucking poets now, can we?”

Nunca la historia de una bibliotecaria y un actor frustrado convertido en secretario resultó tan interesante. Desde el relato de sus “primeras veces”, hasta las historias de bañeras y porno escondido en el bosque, pasando por un descacharrante número musical con “Fat-Bottomed Girls” (…pero no), estos Criminales Sexuales (sí, en inglés suena igual de mal -lo que es parte de la broma-) representan el planteamiento más fresco desde Saga de la Image actual, rivalizando con ésta en potencial de crecimiento.

La inclusión como “trama principal” (que es lo menos importante de este cómic) del atraco al banco para salvar la biblioteca no es más que una excusa para presentarnos un concepto tan maravilloso como la Policía del Sexo, encabezada por la implacable agente Kegel (las mujeres habréis cogido el chiste primero), y armada con porras literalmente fálicas y tasers en forma de vaginas enlatadas. Sí, este cómic no es para niños, pero los adultos nos vamos a descojonar reír fuertecito.

“A massive interconnected network of time-freezing sex police out to destroy people like us.”

A la progresiva identificación con los protagonistas se le une un factor clave: distan mucho de ser perfectos. Ambos han vivido experiencias (relativamente) traumáticas en su vida, y especialmente en su relación con el sexo, lo cual les ha proporcionado problemas y algún disgusto. Por no hablar de que Jon guarda un secreto importante que puede tener efecto en el futuro y continúa el misterio en torno a la muerte del padre de Suzie en la sucursal bancaria en la que, precisamente, planean un gran robo.

Así, los guiones de Fraction y Zdarsky hacen equilibrismos entre la madurez y la irresponsabilidad como motores de la trama, dando lugar a momentos de cierta gravedad intercalados con escenas emotivas y gags brillantes que se mantienen frescos número tras número. Es decir, que ante todo, esta obra es un cómic relevante y, de alargarse en el tiempo, está llamado a convertirse, como poco, en un referente de culto.

“This guy… This fucking guy…”

Sex Criminals es el producto de dos autores en su mejor momento vital que transmiten diversión y verdad a partes iguales a través de un peculiar sentido del humor que conecta con cualquiera de sus lectores debido a un tema universal: el sexo. Prueba de ello son las magníficas cartas (y las respuestas de los autores) que los fans de la serie envían mensualmente al correo del lector contando sus experiencias sexuales, entrando en los juegos que Fraction y Zdarsky les proponen y creando una grandiosa sensación de comunidad. El sexo vende, sí, pero también une. Y Sex Criminals vende bien.

Afortunadamente parece que Aleta Ediciones se ha apuntado el tanto de la publicación de Sex Criminals en España. Estaremos atentos. Hasta entonces…

Nota de Editor: Al final Aleta decidió no publicar Sex Criminals ni Trees en nuestro país.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Joe Runner dice:

    Lo del dibujo de dónde está el clítoris es BRUTAL xD.

    • Señores y señores, ¡Chip Zdarsky! Y no veas qué gozada es poder ampliar en la edición digital todos los detallitos que dibujó en el sex-shop.

      Ejemplo: un póster de Regreso al Futuro, en inglés BACK TO THE FUTURE, transformado en porno anal interracial en BLACK TO THE POOPER (literalmente “[Polla] Negra en el Hacedor de Caquita”).

  1. 1 Julio, 2014

    […] 2014), por Ander Luque. ― Sandía para cenar  (Javi de Castro, 2014), por Dani Serrano. ― Sex Criminals, Vol. 1: “One Weird Trick”  (Fraction & Zdarsky, 2014), por Ander Luque. […]

  2. 26 Julio, 2014

    […] Kurtis J. Wiebe y Roc Upchurch. – Sex Criminals, de Matt Fraction y Chip Zdarsky (Image) (Reseña AQUÍ) – Watson & Holmes, de Karl Bollers y […]

  3. 24 Agosto, 2014

    […] Por último, Chip Zdarsky, co-mente maestra junto a Matt Fraction de Sex Criminals (reseñada aquí), llena dos páginas de pequeñas viñetas-entrevista para reír a mandíbula batiente con los […]

  4. 16 Febrero, 2015

    […] Sex Criminals #1: ¡Ahí va, qué chorrazo (el del grifo)! (reseña) […]

Deja un comentario, zhéroe