SEMILLAS, de Ann Nocenti y David Aja

 

 

Título original:
The Seeds TPB
Sello:
Dark Horse Comics
Guionista:
Ann Nocenti
Artista: David Aja
Contenido: The Seeds #1-4 (Sep. 2018 – Dic. 2020)
Publicación USA: Diciembre 2020
Publicación España: Marzo 2021 (Astiberri)
Valoración: The bees, they know things

 


Aunque dentro de muy poco Astiberri editará Semillas en España, no he sido capaz de esperar (en mi defensa he de decir que me la compré antes de que estuviera anunciada) y he tenido que leerla según ha sido recopilada en Estados Unidos. Esta urgencia proviene de dos de las tres personas implicadas en la realización de esta obra. Por un lado, David Aja, probablemente mi artista de referencia, ese que siempre me viene a la cabeza cuando alguien formula la insidiosa pregunta de “¿si sólo pudieses elegir uno, quién sería tu dibujante favorito?”. Y por otro, Karen Berger, cuya importancia para la industria del cómic es tal que podría escribir dos mil palabras al respecto y ni siquiera habría empezado. Así que simplemente diré que gracias a ella hemos podido disfrutar de los que sin lugar a dudas han sido los mejores cómics de la historia reciente del medio. Y que ahora, gracias a Dark Horse, tenemos una nueva oportunidad de disfrutar de grandes obras, que sigan llevando el cómic y su narrativa a nuevos límites, como es el caso de…

SEMILLAS
de Ann Nocenti y David Aja

Aunque, cegado por un optimismo bastante inusual en mí, quizá me haya aventurado demasiado. Pues si bien es cierto que este nuevo sello de Dark Horse, liderado por Karen Berger tras su salida de Vertigo (precipitando la muerte de este subsello de DC Comics), prometía precisamente ser ese nuevo soplo de aire fresco en la industria del cómic norteamericano, da la sensación de que no termina de arrancar. Y algo así es lo que le sucedió a esta obra. Tras mucho tiempo rumoreada, viendo pequeñas muestras del trabajo de Aja por redes sociales, y otro tanto ya confirmada y anunciada bajo el sello Berger Books, esta serie ha sufrido toda una serie de imprevistos que han ido lastrando su ritmo de publicación pero también de creación. Y, como los propios autores confiesan en el epílogo, estos problemas los llevaban arrastrando desde que surgió la idea de esta colaboración. Pero al fin, cuando todo parecía encaminado y los últimos números estaban listos para ser publicados, sucedió aquello que sucedió el pasado año 2020 y que nos dejó a todos en casa durante un tiempo.

Y es algo que resulta casi irónico, pues tiene cierta reminiscencia con lo que sucede en Semillas. Ann Nocenti y Aja nos plantan de lleno en un mundo apocalíptico, un mundo que está muriendo, y al que parece que unos extraños aliens han venido a recolectar los últimos recursos valiosos. Un mundo completamente dividido y sin esperanzas en el que, a pesar de que todo parezca perdido, aun cabe la posibilidad de que surja el amor entre una joven humana y uno de estos alienígenas que están aquí para sacar partido de la desgracia de un mundo sin remedio. Una historia que veremos desde la óptica de una de las pocas periodistas que siguen poniendo la verdad por encima de las visitas y que se verá atosigada por su propia moralidad. Pues, ¿qué es más importante en un mundo que muere? ¿Descubrir la verdad o preservar la esperanza?

Pues habrá que pasarse a la miel de caña.

Creo que Nocenti ha intentado abarcar demasiado para los cuatro números que han acabado conformando esta obra. La autora ha tratado de circunscribir esta trama aparentemente sencilla en un contexto extremadamente complejo y que tampoco tiene espacio suficiente para desarrollar como es debido, con lo que al final consigue que sea bastante confuso de seguir y que, tras una primera lectura, no te quede muy claro qué es lo que te quería contar. Al igual que me ha sucedido con otras obras (Héroes en Crisis, por ejemplo), siento que el hecho de intentar enmascarar una buena idea en forma de thriller para que encaje mejor con las narrativas actuales lo único que consigue es entorpecer esa narración, confundir al lector y restarle fuerza a una obra que, desarrollada de otra manera, podría haber tenido mucho más impacto.

A pesar de esto, hay ciertos mensajes que quizá pasan más desapercibidos pero que son profundamente necesarios y que a fin de cuentas están bien abordados. Desde la manipulación de los medios en busca de visitas en lugar de la verdad, el daño que puede causar la tecnología o la denuncia de la estigmatización y la exclusión social pero, por encima de todo, el hecho de que nos estamos cargando el puto planeta.

Alienógenos Esiten.

Pero sin ninguna duda, lo mejor de esta obra es tener a David Aja haciendo el que probablemente sea el mejor trabajo de su carrera, y sí, soy muy consciente de que esto son palabras mayores. Pero es que por imposible que parezca, Aja es capaz de seguir perfeccionando su estilo minimalista, de línea gruesa y mancha de negro, y de llevarlo a nuevos límites, en definitiva, de seguir experimentando. Algo a lo que hay que añadirle el juego de color, con ese tritono en verde apagado y los entramados que utiliza para sombrear, ambientando la obra de manera espectacular, metiéndonos de lleno en esa atmósfera febril de un mundo que se muere. Sin olvidarnos en ningún momento de que la mayor virtud del vallisoletano, al menos en mi humilde opinión, es la narrativa, lo que es capaz de expresar o de transmitir con apenas tres líneas y su capacidad para dirigir la mirada del lector a través de las viñetas y de las páginas. Una vez más, podríamos decir que el dibujo de David Aja es una historia en sí misma que puede leerse independientemente del texto del cómic pero que en consonancia nos da, aun con sus fallos, una obra de arte digna de admirar.

Como digo, ya solo por el apartado gráfico Semillas es una experiencia que merece la pena. Pero, a pesar de que requiera una segunda lectura pues la primera vez puede resultar confuso o pasar desapercibido, cuando te detienes a reflexionar sobre los temas que plantea Nocenti, te das cuenta de los mensajes tan necesarios que esta obra pone de manifiesto. Solo nos queda esperar que este cómic siente el precedente para todo lo que ha de venir de la mano de Berger Books y que podamos seguir disfrutando de obras que continúen llevando el medio un paso más allá.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.